Desentrañando el misterio de las enfermedades en la antigua Mesopotamia

Desentrañando el misterio de las enfermedades en la antigua Mesopotamia

A pesar de la investigación intensiva durante muchas décadas en uno de los reinos más famosos del mundo antiguo, los científicos aún saben poco sobre las enfermedades que asolaron a la gente de Mesopotamia. Un análisis de miles de textos cuneiformes solo ha revelado 44 publicaciones que mencionan rastros de enfermedades. Esto sugiere que la población era increíblemente sana o que el estudio de las enfermedades estaba muy poco desarrollado en comparación con Egipto y Europa.

Arkadiusz Sołtysiak del Instituto de Arqueología de la Universidad de Varsovia decidió llenar este vacío y recopiló todos los informes publicados anteriormente de antropólogos que examinaron restos humanos en el área de Mesopotamia. Su investigación se ha centrado en excavaciones en pueblos y asentamientos, así como en el análisis de textos antiguos.

Sołtysiak descubrió que la información sobre enfermedades en el reino antiguo era escasa por varias razones. En primer lugar, los restos humanos de la zona están mal conservados debido a los inviernos húmedos y los veranos calurosos, lo que hace que los huesos sean frágiles e inadecuados para un análisis detallado. Además, la inestable situación política en la región ha desanimado a los científicos de viajar a la zona. Pero la ausencia de referencias a enfermedades en el texto antiguo es sorprendente, considerando que tanto se registró sobre las civilizaciones de los sumerios, acadios, asirios y babilonios, solo algunas de las civilizaciones en el área de Mesopotamia.

El análisis realizado por la Universidad de Varsovia, que se refería a los restos óseos de todas las épocas, permitió a los investigadores capturar una visión general del estado de salud de los residentes de Mesopotamia en diferentes momentos. Encontraron alguna evidencia de osteoartritis en el período Neolítico, probablemente causada por levantar objetos pesados ​​con frecuencia, pero esto se había reducido con la Edad del Bronce, el "apogeo de las comunidades agrícolas". Después de la Edad del Bronce, hubo un colapso económico y agrícola visto en la Edad del Hierro. Durante este período, hubo evidencia de un aumento gradual de la enfermedad dental, que persistió hasta la Edad Media, probablemente asociada con la expansión del crecimiento de las palmeras datileras y el cambio de hábitos alimenticios. Sin embargo, Sołtysiak concluyó que hay poca evidencia de problemas de salud importantes en la región y que “las comunidades de Mesopotamia eran bastante saludables”.

En la antigüedad, las enfermedades mesopotámicas solían atribuirse a espíritus preexistentes: dioses, fantasmas, etc., y cada espíritu era responsable de una sola enfermedad en cualquier parte del cuerpo. Las mitologías antiguas cuentan historias de enfermedades que fueron introducidas en el mundo por fuerzas sobrenaturales. Una de esas figuras era Lamashtu, la hija del dios supremo Anu, una terrible demonio de la enfermedad y la muerte.

La mayor parte de las tablillas que mencionan prácticas médicas se han conservado de textos cuneiformes de la biblioteca de Asurbanipal en Nínive (668 a. C.) Asiria. La gran mayoría de estas tabletas son recetas, pero hay algunas series de tabletas que han sido etiquetadas como "tratados". Una de las colecciones más antiguas y más grandes se conoce como "Tratado de diagnóstico y pronóstico médico". Aunque la copia más antigua que se conserva de este tratado data de alrededor del 1600 a. C., la información contenida en el texto es una fusión de varios siglos de conocimiento médico mesopotámico. El tratado de diagnóstico está organizado de la cabeza a los pies con subsecciones separadas que cubren trastornos convulsivos, ginecología y pediatría. Para el no especialista, suenan a magia y hechicería. Sin embargo, las descripciones de enfermedades demuestran habilidades de observación precisas.

Imagen de portada: El esqueleto de un hombre con una pierna amputada que vivía en Mesopotamia. Crédito de la foto: A. Sołtysiak


    Varias culturas antiguas creían en un ciclo de las edades del mundo en el que gradualmente descendemos de un estado de perfección espiritual y abundancia material a uno de ignorancia y escasez. En la antigua India, esto se llamaba el ciclo Yuga. La doctrina del ciclo Yuga nos dice que ahora estamos viviendo en Kali Yuga, la era de la oscuridad, cuando la virtud moral y las capacidades mentales alcanzan su punto más bajo en el ciclo.

    El Mahabharata describe el Kali Yuga como el período en el que el & ldquoWorld Soul & rdquo es de color negro y solo queda una cuarta parte de la virtud, que lentamente se reduce a cero al final del Kali Yuga. Los hombres recurren a la maldad, dominan la enfermedad, el letargo, la ira, las calamidades naturales, la angustia y el miedo a la escasez. La penitencia, los sacrificios y las observancias religiosas caen en desuso. Todas las criaturas degeneran. El cambio pasa por encima de todas las cosas, sin excepción.

    El Kali Yuga (Edad de Hierro) fue precedido por otros tres Yugas: Satya o Krita Yuga (Edad de Oro), Treta Yuga (Edad de Plata) y el Dwapara Yuga (Edad de Bronce). En el Mahabharata, Hanuman da la siguiente descripción del ciclo Yuga al príncipe Pandava Bhima:

    El Krita Yuga se llamaba así porque solo había una religión, y todos los hombres eran santos: por lo tanto, no estaban obligados a realizar ceremonias religiosas y los hombres del infierno no compraban ni vendían, no había pobres ni ricos, no había necesidad de trabajar, porque todo eso los hombres requeridos se obtuvieron por el poder de la voluntad y el infierno. El Krita Yuga no tenía enfermedades, no había disminución con los años, no había odio, ni vanidad, ni pensamientos malvados en absoluto, ni tristeza, ni miedo. Toda la humanidad podría alcanzar la suprema bienaventuranza. El alma universal era White & hellip; la identificación del yo con el alma universal era toda la religión de la Era Perfecta. En el Treta Yuga comenzaron los sacrificios, y el Alma del Mundo se convirtió en virtud roja disminuida en un cuarto. La humanidad buscó la verdad y realizó ceremonias religiosas, obtuvieron lo que deseaban dando y haciendo. En el Dwapara Yuga, el aspecto del Alma del Mundo era Amarillo: la religión disminuyó a la mitad. El Veda estaba dividido en cuatro partes, y aunque algunos tenían conocimiento de los cuatro Vedas, otros solo conocían tres o uno. La mente disminuyó, la Verdad declinó, y vinieron el deseo y las enfermedades y calamidades debido a que estos hombres tuvieron que someterse a penitencias. Fue una Edad decadente debido a la prevalencia del pecado.

    Ahora vivimos en los tiempos oscuros del Kali Yuga, cuando la bondad y la virtud prácticamente han desaparecido del mundo. ¿Cuándo comenzó el Kali Yuga y cuándo termina?

    A pesar del elaborado marco teológico del Ciclo Yuga, las fechas de inicio y finalización del Kali Yuga permanecen envueltas en un misterio. La fecha aceptada popularmente para el comienzo del Kali Yuga es 3102 a. C., treinta y cinco años después de la conclusión de la batalla del Mahabharata. Se cree que esta fecha se basa en una declaración hecha por el destacado astrónomo Aryabhatta en el texto sánscrito Aryabhatiya, donde escribe que:

    Cuando habían transcurrido sesenta veces sesenta años (es decir, 3.600 años) y tres cuartos de Yugas, habían pasado veintitrés años desde mi nacimiento.2

    Esto significa que Aryabhatta había compuesto el texto cuando tenía 23 años y habían transcurrido 3.600 años del Yuga actual. El problema aquí es que no sabemos cuándo nació Aryabhatta o cuándo compuso el Aryabhatiya. Ni siquiera menciona el Kali Yuga por su nombre, y simplemente afirma que habían transcurrido 3.600 años del Yuga. Los eruditos generalmente asumen que el Kali Yuga comenzó en 3102 a. C., y luego usan esta declaración para justificar que el Aryabhatiya se compuso en 499 d. C. Sin embargo, no podemos usar la lógica inversa, es decir, no podemos decir que el Kali Yuga debe haber comenzado en 3102 a. C. ya que el Aryabhatiya fue compuesto en 499 d. C., porque no sabemos cuándo vivió o completó Aryabhatta su trabajo.

    Otra fuente importante es la inscripción Aihole de Pulakesin II de Badami, que fue grabada al expirar 3735 años después de la guerra de Bharata y 556 años de los reyes Saka.3 Si tomamos el comienzo de la Era Saka como 78 EC, entonces el La Guerra de Bharata tuvo lugar en 3102 a. C., luego el Kali Yuga, que comenzó 35 años después de la Guerra de Bharata, comenzó en 3067 a. C. Pero debemos recordar que también hay una Era del Antiguo Saka, cuya fecha de inicio está en disputa, y para la cual los eruditos han propuesto varias fechas que van desde el 83 a. C. y el 383 a. C. 4 Si la inscripción Aihole se refiere a la Era del Antiguo Saka, entonces la Era de Kali comienza unos cientos de años antes del 3102 a. C.

    La verdad es que no hay ningún texto o inscripción que nos dé una fecha inequívoca del comienzo del Kali Yuga. Aunque la fecha aceptada popularmente es 3102 a. C., no existe una base astronómica para ello. Existe una afirmación de que el cálculo se basó en la conjunción de los cinco planetas y lsquogeocéntricos y rsquo (es decir, los planetas visibles a simple vista) y ndash Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno y ndash en 0 ° Aries al comienzo del Kali Yuga como se mencionó en el Surya Siddhanta. Pero el Surya Siddhanta establece explícitamente que esta conjunción de planetas en 0 ° Aries tiene lugar al final de la Edad de Oro.5 Además, las simulaciones modernas indican que el 17/18 de febrero de 3102 a. C., los cinco planetas geocéntricos ocuparon un arco de aproximadamente 42 ° en el cielo, que no puede ser considerado como una conjunción de ninguna manera. Por lo tanto, no existe ninguna base astronómica para la fecha de inicio, ni tenemos ninguna evidencia de que Aryabhatta o cualquier otro astrónomo haya calculado la fecha. Antes del siglo VI d.C., la fecha no aparece en ningún texto o inscripción sánscrita. Podría haber sido inventado por astrónomos posteriores o adoptado de algún otro calendario. La vaguedad que rodea el origen de este importante marcador cronológico hace que su validez sea altamente sospechosa.

    La tarea de averiguar la fecha de inicio del Kali Yuga a partir de los antiguos textos sánscritos, sin embargo, está plagada de dificultades, ya que una serie de inexactitudes se han infiltrado en la información del ciclo Yuga contenida en ellos. En muchos textos sánscritos, la duración de 12.000 años del ciclo Yuga se infló artificialmente a un valor anormalmente alto de 4.320.000 años mediante la introducción de un factor de multiplicación de 360, que se representó como el número de 'lsquo años humanos' rsquo que constituye un 'año lsquodivino'. En el libro The Arctic Home in the Vedas (1903), B.G. Tilak escribió que:

    Los escritores de los Puranas, muchos de los cuales parecen haber sido escritos durante los primeros siglos de la era cristiana, naturalmente no estaban dispuestos a creer que Kali Yuga había fallecido & hellip. Por lo tanto, se intentó extender la duración de la era cristiana. Kali Yuga al convertir 1,000 (o 1,200) años humanos ordinarios de los mismos en tantos años divinos, un solo año divino, o un año de los dioses, siendo igual a 360 años humanos y demonios, esta solución de la dificultad fue adoptada universalmente, y un Kali de 1.200 años ordinarios se convirtieron inmediatamente, mediante este ingenioso artificio, en un ciclo magnífico de tantos divinos, o 360 & veces 1200 = 432.000 años ordinarios.6

    Ciclo Yuga de 24.000 años

    Sin embargo, ciertos textos sánscritos importantes como el Mahabharata7 y las Leyes de Manu, 8 que los eruditos creen que fueron compuestos antes que los Puranas, aún conservan el valor original del Ciclo Yuga como 12.000 años. El Mahabharata menciona explícitamente que la duración del ciclo Yuga se basa en los días y noches de los seres humanos. Los zoroastrianos también creían en un Ciclo de las Edades de 12.000 años y rsquo de duración. El Gran Año o Año Perfecto de los griegos fue representado de diversas formas como de 12,954 años (Cicerón) o 10,800 años (Heráclito) de duración. Seguramente, el ciclo de Yuga no puede tener diferentes duraciones para diferentes culturas.

    En el libro The Holy Science (1894) Sri Yukteswar aclaró que un ciclo Yuga completo toma 24.000 años, y se compone de un ciclo ascendente de 12.000 años cuando la virtud aumenta gradualmente y un ciclo descendente de otros 12.000 años, en el que la virtud disminuye gradualmente. Por lo tanto, después de completar un ciclo descendente de 12.000 años desde Satya Yuga - & gt Kali Yuga, la secuencia se invierte y comienza un ciclo ascendente de 12.000 años que va desde Kali Yuga - & gt Satya Yuga. Yukteswar afirma que, "cada uno de estos períodos de 12.000 años trae un cambio completo, tanto externamente en el mundo material como internamente en el mundo intelectual o eléctrico, y es llamado uno de los Daiva Yugas o Pareja Eléctrica".

    La duración de 24.000 años del Ciclo Yuga completo se aproxima mucho al Año Precesional de 25.765 años, que es el tiempo que tarda el sol en & lsquoprecess & rsquo, es decir, moverse hacia atrás, a través de las 12 constelaciones del Zodíaco. Curiosamente, el Surya Siddhanta especifica un valor de 54 segundos de arco por año para la precesión, en comparación con el valor actual de 50,29 segundos de arco por año. ¡Esto se traduce en un año precesional de exactamente 24.000 años! Esto significa que el valor de precesión observado actual puede ser simplemente una desviación temporal de la media.

    El concepto de un ciclo ascendente y descendente de Yugas todavía prevalece entre los budistas y los jainistas. Los jainistas creen que un ciclo de tiempo completo (Kalachakra) tiene una mitad progresiva y otra regresiva. Durante la mitad progresiva del ciclo (Utsarpini), hay un aumento gradual en el conocimiento, la felicidad, la salud, la ética y la espiritualidad, mientras que durante la mitad regresiva del ciclo (Avasarpini) hay una reducción gradual de estas cualidades. Estos dos semiciclos se suceden en una sucesión ininterrumpida por la eternidad, al igual que los ciclos del día y la noche o los crecientes y menguantes de la luna.

    Los antiguos griegos también parecen haber creído en un ciclo de edades ascendente y descendente. El poeta griego Hesíodo (c. 750 a. C. y 650 a. C.) había dado un relato de las Edades del mundo en Obras y días, en el que insertaba una quinta edad llamada "Edad de los héroes", entre la Edad del Bronce y la Edad del Hierro. En Hesiod & rsquos Cosmos, Jenny Strauss Clay escribe:

    Basándose en el mito de Platón & rsquos Statesman, Vernant también afirmó que el marco temporal del mito Hesiódico, es decir, la sucesión de razas, no es lineal sino cíclico al final de la edad del hierro, que divide en dos, el ciclo de razas comienza de nuevo con una nueva edad de oro o, más probablemente, una nueva era de héroes, ya que la secuencia se invierte y el mismo HellipVernant ofrece una solución cuando comenta que "no hay en realidad una era de hierro sino dos tipos de existencia humana".

    Esto es muy interesante. Jean-Pierre Vernant, un aclamado especialista en la cultura griega antigua, cree que el Ciclo de las Edades se invierte según el relato de Hesíodo y rsquos. No solo eso, afirma que la Edad del Hierro tiene dos partes, lo que corresponde a la interpretación de Yukteswar & rsquos en la que el Kali Yuga descendente es seguido por el Kali Yuga ascendente. Podemos suponer, en este contexto, que la "Edad de los Héroes", que siguió inmediatamente a la Edad del Bronce en el relato de Hesíodo y rsquos, debe ser el nombre atribuido por Hesíodo al Kali Yuga descendente.

    La evidencia de diferentes fuentes apoya la noción de un ciclo Yuga completo de 24.000 años, compuesto por un ciclo ascendente y descendente de 12.000 años cada uno. Esto nos lleva a la cuestión de las duraciones relativas de los diferentes Yugas en el Ciclo de Yuga, y los períodos de transición, que ocurren al principio y al final de cada Yuga, y se conocen como Sandhya (amanecer) y Sandhyansa (crepúsculo) respectivamente. Los valores de la siguiente tabla se proporcionan en los textos sánscritos para la duración de los Yugas y sus respectivos amaneceres y crepúsculos:

    Dado que se introdujeron tantas inexactitudes en la doctrina del ciclo Yuga, como lo señalaron Yukteswar y Tilak, también debemos cuestionar la precisión de las duraciones relativas de las Yugas mencionadas en los textos sánscritos. Aunque el Ciclo Yuga se menciona en los relatos míticos de una treintena de culturas antiguas, como lo describe Giorgio de Santillana, profesor de historia de la ciencia en el MIT, en el libro Hamlet & rsquos Mill (1969), encontramos muy poca información sobre las duraciones relativas de las diferentes edades dentro de este ciclo.

    En los pocos relatos donde se especifican las duraciones de los Yugas, encontramos que cada edad en el Ciclo Yuga tiene la misma duración. Por ejemplo, los zoroastrianos creen que el mundo dura 12.000 años, que se divide en cuatro edades iguales de 3.000 años cada una. Una fuente mexicana conocida como Codex Rios (también conocido como Codex 3738 y Codex Vaticanus A) afirma que cada edad tiene una duración de 4,008, 4,010, 4,801 y 5,042 años respectivamente para un total de 17,861 años. Podemos ver que en este caso también la duración de cada edad es casi la misma.

    Por lo tanto, las duraciones de los cuatro Yugas mencionados en los textos sánscritos (es decir, 4.800, 3.600, 2.400 y 1.200 años) se desvían de la norma. La duración de cada Yuga, en esta secuencia, disminuye en 1.200 años con respecto al anterior. Esta es una progresión aritmética que rara vez, o nunca, se encuentra en ciclos naturales. ¿Podría ser que las duraciones de Yuga se modificaron deliberadamente en algún momento del pasado para dar la impresión de que la duración de cada Yuga disminuye a la par con la disminución de la virtud de un Yuga al siguiente?

    Aquí está el hecho más sorprendente: dos de los astrónomos más famosos de la antigua India, Aryabhatta y Paulisa, creían que el ciclo Yuga se compone de Yugas de igual duración. En el siglo XI, el erudito medieval Al-Beruni había compilado un amplio comentario sobre la filosofía, las ciencias y la cultura indias titulado Alberuni & rsquos India, en el que menciona que la doctrina del ciclo Yuga se basaba en las derivaciones del astrónomo indio Brahmagupta, quien a su vez derivó su conocimiento de los textos sánscritos Smriti. Hace una declaración interesante al respecto:

    Además, Brahmagupta dice que & ldquoAryabhatta considera los cuatro yugas como las cuatro partes iguales del caturyuga (ciclo de Yuga). Por lo tanto, se diferencia de la doctrina del libro Smriti, que acabamos de mencionar, y quien se diferencia de nosotros es un oponente.

    ¡El hecho de que Aryabhatta creyera que los cuatro Yugas tenían la misma duración es extremadamente pertinente! Al-Beruni reafirma esto en términos inequívocos: & ldquoPor lo tanto, según Aryabhatta, el Kali Yuga tiene 3,000 divya años & hellip. cada dos yugas tiene 6.000 divya años y hellip cada tres años tiene 9.000 divya años. & rdquo ¿Por qué Aryabhatta suscribiría tal creencia? ¿Tuvo acceso a fuentes de información que ahora no conocemos?

    Paulisa, otro célebre astrónomo de la antigua India, también suscribió la idea de Yugas de igual duración.Alberuni dice que, mientras presenta los cálculos para la duración de un kalpa, & ldquohe (Pulisa) no ha cambiado las caturyugas en yugas exactas, sino que simplemente las ha convertido en cuartas partes, y ha multiplicado estas cuartas partes por el número de años de una sola cuarta. part. & rdquo12

    Así, dos de los astrónomos más respetados de la antigua India, Aryabhatta y Paulisa, creían en un Ciclo Yuga que constaba de 4 Yugas de igual duración de 3.000 años divinos cada uno. Sin embargo, su opinión se vio ensombrecida por la opinión contradictoria de Brahmagupta. Él arremetió contra Aryabhatta y los otros astrónomos que tenían opiniones diferentes, e incluso abusaron de ellos. Al-Beruni dice sobre Brahmagupta:

    Es lo suficientemente grosero como para comparar a Aryabhatta con un gusano que, comiendo la madera, por casualidad describe ciertos personajes en ella sin entenderlos y sin intención de dibujarlos. Sin embargo, él, que conoce estas cosas a fondo, se opone a Aryabhatta, Srishena y Vishnucandra como el león contra las gacelas. No son capaces de dejarle ver sus caras. & Rdquo En términos tan ofensivos, ataca a Aryabhatta y lo maltrata13.

    Ahora podemos entender por qué la opinión de Brahmagupta & rsquos finalmente prevaleció sobre la de los otros astrónomos de su tiempo, y ciertamente no tuvo nada que ver con la solidez inherente de su lógica o la autenticidad de sus fuentes.

    Es hora de que dejemos de oponernos a Aryabhatta, Paulisa, Srishena, Vishnucandra y otros como el & ldquolion contra las gacelas & rdquo y, en cambio, tomemos conciencia de la posibilidad muy real de que los Yugas en el Ciclo de Yuga tengan la misma duración, y el La secuencia 4: 3: 2: 1 de los Yugas puede haber sido una manipulación matemática que se deslizó en la doctrina del ciclo Yuga en algún momento antes del 500 EC. Es posible que esta manipulación se haya introducido porque la gente estaba inclinada a creer que la duración de un Yuga debería disminuir a la par con la disminución de la virtud y la longevidad humana de un Yuga al siguiente. Se ideó una fórmula ordenada en la que la duración total de los Yugas sumaba 12.000 años. Sin embargo, hubo un problema. Si el Kali Yuga tiene una duración de 1200 años, entonces debería haberse completado muchas veces, desde su inicio propuesto en 3102 a. C. Para sortear esta situación potencialmente embarazosa, se introdujo otra complejidad. Cada & lsquoyear & rsquo del Ciclo Yuga se convirtió en un & lsquodivine & rsquo compuesto por 360 años humanos. El Ciclo Yuga se infló a 4,320,000 años (12,000 y veces360) y el Kali Yuga se volvió igual a 432,000 años (1,200 y veces360). La humanidad quedó consignada a una duración interminable de tinieblas.

    Ciclo Yuga original codificado en el calendario Saptarshi

    La doctrina original del ciclo Yuga parece haber sido muy simple: una duración del ciclo Yuga de 12.000 años, con cada Yuga de 3.000 años. Este ciclo está codificado en el Calendario Saptarshi que se ha utilizado en la India durante miles de años. Se usó ampliamente durante el período Maurya en el siglo IV a. C. y todavía se usa en algunas partes de la India. El término Saptarshi se refiere a los & lsquoSeven Rishis & rsquo o los & lsquoSeven Sages & rsquo que representan las siete estrellas de la constelación de la Osa Mayor (Osa Mayor). Se les considera como los rishis iluminados que aparecen al comienzo de cada Yuga para difundir las leyes de la civilización. El calendario Saptarshi utilizado en la India tenía un ciclo de 2700 años, se dice que la constelación de la Osa Mayor permanece durante 100 años en cada uno de los 27 Nakshatras (asterismos lunares), lo que suma un ciclo de 2700 años.14 El ciclo de 2700 años también se conoce como Saptarshi Era o Saptarshi Yuga.

    La constelación de la Osa Mayor (Osa Mayor) es claramente visible en el cielo del norte durante todo el año. Las siete estrellas prominentes representan a los Siete Sabios (Saptarshi), cada uno representado en la pintura.

    Si el ciclo de 2.700 años del Calendario Saptarshi representa la duración real de un Yuga, entonces los 300 años restantes de la duración total del Yuga de 3.000 años representan automáticamente el & l período de transición & rsquo, antes de que las cualidades del Yuga subsiguiente se manifiesten por completo. La duración total del Ciclo Yuga, excluyendo los períodos de transición, es igual a (2700 & times4), es decir, 10,800 años, la misma que la duración del & lsquoGran Año de Heráclito & rsquo en la tradición helénica. Esto indica claramente que la base subyacente del Ciclo de las Edades Mundiales tanto en India como en Grecia fue el Ciclo Saptarshi de 2.700 años.

    Los historiadores están de acuerdo en que el Calendario Saptarshi, en uso durante el período Maurya en el siglo IV a. C., comenzó en 6676 a. C. En el libro Traditions of the Seven Rsis, el Dr. J.E. Mitchiner confirma esto:

    Podemos concluir que la versión más antigua y original de la Era de las Siete Rsis comenzó con las Siete Rsis en Krttika en 6676 a. C. y hellip. Esta versión estuvo en uso en el norte de la India desde al menos el siglo IV a. Los escritores romanos también fue la versión utilizada por Vrddha Garga, alrededor del comienzo de la era cristiana.15

    De hecho, la cronología registrada de los reyes indios se remonta a más de 6676 a. C., según lo documentado por los historiadores griegos y romanos Plinio y Arriano. Plinio afirma que, "desde el padre Liber [Roman Baco o Dioniso griego] hasta Alejandro Magno (muerto en 323 a. C.), los indios cuentan 154 reyes, y calculan (el tiempo) 6.451 años y 3 meses" .16 Arriano pone 153 reyes y 6.462 años entre Dionisio y Sandrokottos (Chandragupta Maurya), a cuya corte se envió una embajada griega en 314 a. C. 17 Ambas indicaciones se suman a una fecha de aproximadamente 6776 a. C., que es 100 años antes del comienzo de Saptarshi. Calendario en 6676 AEC.

    Es obvio a partir de los relatos de Plinio y Arriano que deben haber identificado a un rey específico en la lista de reyes indios que correspondía al griego Dionisio o al romano Baco, y cuyo reinado había terminado alrededor del 6776 a. C. ¿Quién pudo haber sido? Según el renombrado erudito y orientalista Sir William Jones, Dionisio o Baco no era otro que el monarca indio Rama. En su ensayo "Sobre los dioses de Grecia, Italia e India" (1784), Sir William Jones

    considera que Rama es el mismo que el griego Dionysos, quien se dice que conquistó la India con un ejército de sátiros, comandado por Pan y Rama también fue un poderoso conquistador, y tenía un ejército de grandes monos o sátiros, comandado por Maruty (Hanuman ), hijo de Pavan. También se encuentra que Rama, en otros puntos, se parece al Baco indio.18

    Sir William Jones también señala que,

    Los griegos dicen que Meros fue una montaña de la India, en la que nació su Dioniso, y que Meru también es una montaña cerca de la ciudad de Naishada, o Nysa, llamada por los geógrafos griegos Dionisópolis, y celebrada universalmente en sánscrito. poemas.19

    La identificación de Dionisio con Rama nos proporciona nuevas perspectivas. Según la tradición india, Rama vivió hacia el final de Treta Yuga (Edad de Plata), y el Dwapara Yuga (Edad de Bronce) había comenzado poco después de su desaparición. Esto implica que la fecha de 6676 a. C. para el comienzo del Calendario Saptarshi, que es 100 años después de Dionisio, es decir, Rama, indica el comienzo del Dwapara Yuga en el ciclo descendente.

    Un Calendario Saptarshi posterior, todavía en uso en la India, comenzó a partir del 3076 a. C. Pero, como señala el Dr. Subhash Kak, "el nuevo recuento que se remonta al 3076 a. C. se inició más tarde para acercarlo lo más posible al comienzo de la era Kali" .20 En el libro Traditions of the Seven Rsis, el Dr. Mitchiner dice que el Calendario Saptarshi para Kali Yuga (el Laukika Abda de Cachemira) comenzó cuando los Saptarshis estaban en Rohini. Dado que los Saptarshis estaban en Rohini en 3676 a. C., implica que el ciclo de Kali Yuga debe haber comenzado en 3676 a. C.

    Rastreando la verdadera fecha de finalización del Kali Yuga actual

    Ahora aquí es donde se pone interesante. Una Era Saptarshi comenzó en 6676 a. C., y otro ciclo comenzó exactamente 3.000 años después, en 3676 a. C. Pero el ciclo de Saptarshi tiene una duración de 2700 años y rsquo. ¿Por qué la Era Saptarshi para Kali Yuga comenzó 3000 años después del ciclo anterior? Esto significa que se debe haber agregado un período de transición de 300 años al final del ciclo anterior. Prueba claramente la hipótesis de que el ciclo Saptarshi de 2700 años, junto con un período de transición de 300 años, fue la base calendárica original del ciclo Yuga.

    Si usamos la fecha de 6676 a. C. como el comienzo del Dwapara Yuga en el ciclo descendente, y el ciclo de Saptarshi de 2700 años junto con un período de transición de 300 años como base para el ciclo de Yuga, entonces toda la línea de tiempo del ciclo de Yuga es desenredado.

    Esta línea de tiempo del Ciclo Yuga lleva el comienzo de la Edad de Oro al 12676 a. C., más de 14.500 años antes del presente, cuando la Osa Mayor estaba en el nakshatra de Shravana (la Osa Mayor avanzará en 3 nakshatras en cada Yuga debido a la transición de 300 años). período). Esto concuerda muy bien con la tradición india, ya que el Mahabharata menciona que en la antigua tradición al Shravana nakshatra se le daba el primer lugar en el ciclo de nakshatra.

    Cronología del ciclo Yuga basada en el calendario Saptarshi. Según esta interpretación, el Kali Yuga finaliza en 2025, seguido de un período de transición de 300 años que conduce al Dwapara Yuga ascendente.

    La línea de tiempo también indica que el Kali Yuga ascendente, que es la época actual en la que vivimos, terminará en 2025 EC. La manifestación completa del próximo Yuga & ndash, el Dwapara & ndash ascendente, tendrá lugar en 2325 EC, después de un período de transición de 300 años. El Dwapara Yuga ascendente será seguido por dos Yugas más: el Treta Yuga ascendente y el Satya Yuga ascendente, que completa el ciclo ascendente de 12.000 años.

    El texto sánscrito Brahma-vaivarta Purana describe un diálogo entre el Señor Krishna y la Diosa Ganges. Aquí, Krishna dice que después de 5.000 años de Kali Yuga habrá un amanecer de una nueva Edad Dorada que durará 10.000 años (Texto 50, 59). Esto se puede entender de inmediato en el contexto de la línea de tiempo del ciclo Yuga que se describe aquí. Ahora estamos terminando el Kali Yuga, casi 5.700 años desde su comienzo en 3676 a. C. Y el final del Kali Yuga será seguido por tres Yugas más que abarcarán 9.000 años, antes de que termine el ciclo ascendente.

    Evidencia arqueológica e histórica

    Según la doctrina del ciclo Yuga, los períodos de transición entre los Yugas están asociados con un colapso de civilizaciones y catástrofes ambientales (pralaya), que eliminan prácticamente todo rastro de cualquier civilización humana. La nueva civilización que emerge en el nuevo Yuga está guiada por unos pocos supervivientes del cataclismo, que llevan consigo los conocimientos técnicos y espirituales de la época anterior. Muchas fuentes antiguas nos hablan del enigmático grupo de & lsquoSeven Sages & rsquo (& lsquoSaptarshi & rsquo) que se dice que aparecen al comienzo de cada Yuga y promulgan las artes de la civilización. Los encontramos en mitos de todo el mundo y ndash en Sumeria, India, Polinesia, América del Sur y América del Norte. Poseían una sabiduría y un poder infinitos, podían viajar por tierra y agua, y tomaban diversas formas a voluntad. El Calendario Saptarshi de la antigua India parece haberse basado en su aparición periódica al comienzo de cada Yuga.

    Como veremos, la línea de tiempo del ciclo Yuga propuesta aquí se correlaciona muy fuertemente con los principales eventos cataclísmicos que afectan periódicamente a nuestro planeta, y con una serie de fechas importantes registradas en varios calendarios y escrituras antiguas.

    El planeta fue sometido a impactos de cometas oceánicos repentinos y destructivos en aguas profundas durante el período de transición de 300 años al final de la última Edad de Oro, alrededor del 9600 a. C.

    El primer período de transición en el Ciclo Yuga descendente de 12.000 años es el período de 300 años al final de la Edad de Oro desde 9976 a. C. y ndash 9676 a. C. Este es el momento en que la última Edad de Hielo llegó a un final repentino, el clima se volvió muy cálido de manera abrupta y hubo una inundación global catastrófica. Muchas leyendas antiguas se refieren a este período de tiempo. En el Timeo, Platón nos habla de la mítica isla de Atlántida que fue tragada por el mar en un "único día y noche de infortunio" en el 9600 a. C. Los zoroastrianos creen que el mundo fue creado por Ahura Mazda alrededor del 9600 a. C. (es decir, 9.000 años antes del nacimiento de su profeta Zoroastro en el 600 a. C.).

    Este evento también ha sido registrado en los mitos de las inundaciones de muchas culturas antiguas, que casi uniformemente hablan de enormes muros de agua que sumergieron toda la tierra hasta las cimas más altas de las montañas, junto con fuertes lluvias, bolas de fuego del cielo, fríos intensos y largos períodos. de la oscuridad. El arqueólogo Bruce Masse del Laboratorio Nacional de Los Alamos en Nuevo México examinó una muestra de 175 mitos de inundaciones de diferentes culturas alrededor del mundo y concluyó que los aspectos ambientales descritos en estos eventos, que también son consistentes con los datos arqueológicos y geofísicos, solo podrían haber precipitado por un destructivo impacto de un cometa oceánico en aguas profundas.21

    En los últimos años, un equipo de científicos internacionales encontró pruebas convincentes de que la Tierra fue bombardeada por múltiples fragmentos de un cometa gigante hace casi 12.800 años, lo que provocó el inicio de un período de enfriamiento rápido e intenso llamado Younger Dryas, que duró casi 1.200 años hasta que c. 9700 a. C. La fuerza del impacto del cometa, combinada con la violenta ola de frío que siguió, provocó la extinción de una gran cantidad de megafauna norteamericana, incluidos los mamuts lanudos y los perezosos terrestres gigantes, y puso fin a una civilización prehistórica llamada la cultura Clovis y los primeros habitantes humanos. del Nuevo Mundo.22

    Este gráfico de temperatura muestra el enfriamiento repentino al comienzo del Dryas más joven y un calentamiento igualmente repentino al final del Dryas más joven.

    El Dryas más joven terminó tan abruptamente como comenzó, por razones que no se comprenden completamente. Los geólogos del Instituto Niels Bohr (NBI) en Copenhague estudiaron los datos del núcleo de hielo de Groenlandia y concluyeron que la Edad del Hielo terminó exactamente en el 9703 a. C. El investigador Jorgen Peder Steffensen dijo que, `` en la transición de la era de hielo a nuestro período interglacial cálido actual, el cambio climático es tan repentino que es como si se hubiera presionado un botón ''. 23 La fecha de 9703 a. Período de transición de 300 años al final de la Edad de Oro desde 9976 a. C. y ndash 9676 a. C., y como tal, proporciona la primera validación importante de la línea de tiempo del ciclo Yuga identificada aquí.

    Catástrofe del Mar Negro e inundaciones globales

    El período de transición de 300 años entre Treta Yuga (Edad de Plata) y Dwapara Yuga (Edad de Bronce) desde 6976 a. C. y ndash 6676 a. C. también coincide con un evento ambiental significativo y ndash la Catástrofe del Mar Negro y ndash fechado recientemente en 6700 a. C. El Mar Negro solía ser un lago de agua dulce. Es decir, hasta que el Mar Mediterráneo, hinchado por las aguas glaciales derretidas, rompió una presa natural y atravesó el estrecho del Bósforo, inundando catastróficamente el Mar Negro. Esto elevó los niveles de agua del Mar Negro en varios cientos de pies, inundó más de 60,000 millas cuadradas de tierra y expandió significativamente la costa del Mar Negro (en aproximadamente un 30%) .24 Este evento cambió fundamentalmente el curso de la civilización en el sureste de Europa y Anatolia occidental. Los geólogos Bill Ryan y Walter Pitman del Observatorio Terrestre Lamont-Doherty en Nueva York, quienes propusieron por primera vez la hipótesis de la catástrofe del Mar Negro, han llegado al extremo de compararla con Noah & rsquos Flood.

    La catástrofe del Mar Negro, antes y después. El agua del mar Egeo atravesó un estrecho desfiladero (estrecho del Bósforo) y se sumergió en el mar negro creando una gigantesca cascada.

    Se produjeron inundaciones importantes similares en muchas partes del mundo, cuando lagos glaciares masivos, hinchados por las aguas del hielo derretido, rompieron sus barreras de hielo y se precipitaron hacia las áreas circundantes. En algún momento entre 6900 a. C. y ndash 6200 a. C., la capa de hielo Laurentide se desintegró en la bahía de Hudson y una enorme cantidad de aguas glaciares del interior del lago Agassiz / Ojibway se descargó en el mar de Labrador. Esta fue posiblemente la & ldquosingle mayor inundación del Período Cuaternario & rdquo, que puede haber elevado por sí solo el nivel del mar global en medio metro.25 El período entre el 7000 a. C. y el 6000 a. C. también se caracterizó por la ocurrencia de terremotos gigantes en Europa. En el norte de Suecia, algunos de estos terremotos provocaron & lsquowaves en el suelo & rsquo, de 10 metros de altura, denominados & lsquorock tsunamis & rsquo. Es posible que la cadena global de eventos cataclísmicos durante este período de transición haya sido desencadenada por una sola causa subyacente, que aún no hemos descubierto.

    El período de transición entre Dwapara Yuga y Kali Yuga, desde 3976 a. C. y ndash 3676 a. C., estuvo nuevamente marcado por una serie de cataclismos ambientales, cuya naturaleza exacta sigue siendo un misterio. Se lo conoce en geología como el evento de 5,9 kilo años y se considera uno de los eventos de aridificación más intensos durante el período del Holoceno. Ocurrió alrededor del 3900 a. C., poniendo fin al Neolítico Sub-pluvial e inició la desecación más reciente del desierto del Sahara. Al mismo tiempo, entre 4000 a. C. y 3500 a. C., las llanuras costeras de Sumer experimentaron graves inundaciones, que fueron el efecto local de un episodio mundial de inundaciones rápidas y de relativamente corto plazo conocido como la transgresión de Flandes y que tuvo un impacto significativo no sólo a lo largo de las costas del Golfo, pero también en muchas otras partes de Asia. & rdquo26 Este evento catastrófico de inundación llevó al final del período Ubaid en Mesopotamia y desencadenó una migración mundial a los valles fluviales. Poco después, encontramos el surgimiento de los primeros asentamientos del valle del río en Egipto, Mesopotamia y el Valle del Indo en c. 3500 a. C.

    Este período de transición entre los Yugas también se registra en calendarios antiguos. Durante mucho tiempo, prevaleció la creencia en el mundo occidental de que el mundo fue creado en 4004 a. C. Esta fecha nos viene de las genealogías del Antiguo Testamento. La fecha es solo 28 años antes del final del Dwapara y el comienzo del período de transición. El año de la creación mundial en el calendario religioso judío es 3761 a. C., que se encuentra en medio del período de transición.

    Edad Oscura griega y grandes convulsiones

    Según las antiguas tradiciones, el Kali Yuga descendente, al que Hesíodo se refirió como la "Edad de los Héroes", llegó a su fin con la batalla librada en las llanuras de Troya.La línea de tiempo del ciclo Yuga indica que el período intermedio de 300 años entre el Kali Yuga descendente y ascendente se extendió desde 976 a. C. y ndash 676 a. C. y, muy interesante, esto se superpone con el período de 300 años desde 1100 a. C. hasta 800 a. C. al que se refieren los historiadores. como la Edad Media griega!

    Los historiadores consideran la Edad Oscura griega como un período de transición desde la Edad del Bronce Final hasta la Edad del Hierro Temprana. Robert Drews escribe que:

    En un período de cuarenta a cincuenta años, a finales del siglo XIII y principios del XII (c.1200 & ndash 1100 a. C.), casi todas las ciudades importantes del mundo mediterráneo oriental fueron destruidas, y muchas de ellas no volvieron a ser ocupadas. 27

    Mapa del colapso de la Edad del Bronce Final en el Mediterráneo Oriental junto con los movimientos de personas.

    Esta interrupción repentina y violenta sumió a todo el Cercano Oriente, África del Norte, el Cáucaso, el Egeo y los Balcanes en una Edad Oscura que duró trescientos años y se caracterizó por grandes trastornos, hambruna, despoblación y movimientos masivos de personas. Casi todas las ciudades entre Pylos y Gaza fueron violentamente destruidas y muchas abandonadas. Las economías palaciegas de Micenas y Anatolia colapsaron y la gente vivió en pequeños asentamientos aislados.

    En Egipto, el período comprendido entre el 1070 a. C. y el 664 a. C. se conoce como el "tercer período intermedio" durante el cual Egipto fue invadido por gobernantes extranjeros. Hubo caos y desintegración política y social, acompañados de una serie de sequías devastadoras. En la India, la civilización del valle del Indo finalmente terminó alrededor del año 1000 a. C., y después de una brecha de casi 400 años, vemos el surgimiento de los 16 Grandes Reinos (Mahajanapadas) en las llanuras del Ganges alrededor del 600 a. C. La catástrofe también golpeó a la civilización olmeca de Mesoamérica en este momento. Una destrucción total de muchos monumentos de San Lorenzo ocurrió en c.950 BCE y el sitio fue abandonado en c.900 BCE. Los académicos creen que los cambios ambientales drásticos pueden haber sido responsables de este cambio en los centros olmecas, con ciertos ríos importantes cambiando de curso.

    Cuando comenzó el ascenso de Kali Yuga en 676 a. C., muchos de los conocimientos, tradiciones y habilidades del Kali Yuga descendente se olvidaron. Posiblemente en respuesta a esta grave crisis social, varios filósofos y profetas aparecieron en este momento, tratando de redescubrir la sabiduría perdida y difundirla entre las masas ignorantes. Entre ellos se encontraban Buda (623 a. C.), Tales (624 a. C.), Pitágoras (570 a. C.), Confucio (551 a. C.), Zoroastro (600 a. C.) y Mahavir Jain (599 a. C.). Pero gran parte del conocimiento sagrado se perdió irremediablemente. Por ejemplo, los Vedas originales estaban compuestos por 1180 sakhas (es decir, ramas), de los cuales ahora solo se recuerdan 7 u 8 sakhas (menos del 1%). Varios errores, omisiones e interpolaciones también se infiltraron en los textos antiguos a medida que se revisaban y escribían. Los errores en la doctrina del ciclo Yuga fueron algunos de ellos.

    Las líneas de tiempo del ciclo Yuga propuestas aquí reflejan con precisión las catástrofes ambientales mundiales que acompañan a los períodos de transición entre Yugas. Cada 2.700 años, nuestro planeta se ve afectado por una serie de eventos cataclísmicos durante un período de unos pocos cientos de años, lo que provoca un colapso total o casi total de civilizaciones en todo el mundo. En todos los casos, sin embargo, la civilización se reinicia inmediatamente después del período de destrucción. Los cuatro períodos de transición clave, desde el final de la Edad de Oro, se resumen en la tabla anterior.

    Es evidente que el ciclo de Yuga solía ser rastreado usando el Calendario Saptarshi. Tenía una duración de 12.000 años, compuesta por cuatro Yugas de igual duración de 2.700 años cada uno, separados por períodos de transición de 300 años. El ciclo Yuga completo de 24.000 años se componía de un ciclo Yuga ascendente y descendente, que se seguían por la eternidad como los ciclos del día y la noche. Durante los últimos 2.700 años hemos pasado por el Kali Yuga ascendente, y este Yuga llegará a su fin en 2025.

    Los períodos de transición entre Yugas

    De acuerdo con la convención, el período de transición de 300 años después de 2025 se puede dividir en dos períodos de 150 años cada uno. El primer período de 150 años y ndash el "Crepúsculo de Kali" es cuando las estructuras de Kali Yuga pueden colapsar debido a una combinación de guerras, catástrofes ambientales y cambios cósmicos, mientras que el segundo período de 150 años y ndash es el "Amanecer de Dwapara". cuando los sistemas y filosofías espiritualmente evolucionados del Dwapara Yuga puedan comenzar a emerger. Sin embargo, es probable que los procesos gemelos de colapso y emergencia progresen simultáneamente a lo largo de todo el período de transición de 300 años, aunque con diferentes intensidades.

    El actual repunte de las actividades tectónicas y los fenómenos meteorológicos extremos, por un lado, y los signos iniciales del despertar de una conciencia superior entre la humanidad, por el otro, pueden ser indicativos de que los efectos del período de transición ya están en marcha. Necesitamos ser conscientes de estos grandes ciclos de tiempo que gobiernan la civilización humana y los cambios que se vislumbran en el horizonte.


    1. Introducción

    Se pide a los médicos que se ocupen de muchas situaciones. No todos, en teoría, son enfermedades. Un médico que prescribe anticonceptivos o practica un aborto, por ejemplo, no está tratando una enfermedad. Algunas mujeres no pueden arriesgarse a quedar embarazadas por razones de salud e, históricamente, tanto el embarazo como el parto han sido las principales causas de muerte. Sin embargo, no son estados de enfermedad, y las mujeres modernas suelen utilizar la anticoncepción o el aborto al servicio de la autonomía y el control de sus vidas. Además, es muy difícil encontrar una división filosófica o científicamente interesante entre enfermedades y otras dolencias (Reznek 1987, 71 & ndash73).

    Una rama dominante de la medicina moderna ve una enfermedad como esencialmente un proceso que se repite entre individuos en formas ligeramente diferentes: una enfermedad es un tipo abstracto que se realiza de diferentes maneras (Carter 2003: Whitbeck 1977). Pero dado que una enfermedad es una agresión biológica, es muy difícil distinguirla de una lesión. Quizás las lesiones no sean procesos en el sentido relevante, sino eventos. Este ensayo asume que las cuestiones conceptuales planteadas por enfermedades, lesiones y otras condiciones médicas son lo suficientemente similares como para dejar de lado este problema de demarcación. La discapacidad es otro tema importante y descuidado en la salud y el bienestar. Se abordará aquí sólo ligeramente, ya que los debates contemporáneos sobre enfermedad y discapacidad tienden a desarrollarse aislados unos de otros. Rara vez autores como Glackin (2010) abordan ambos. Sin embargo, vale la pena señalar que el debate sobre la discapacidad generalmente se enmarca de una manera que se asemeja mucho al debate sobre la enfermedad. Los partidarios del modelo médico consideran que la discapacidad es el producto de un deterioro funcional o un fallo en la fisiología humana. Esto se asemeja a lo que se llamará más adelante el modelo naturalista de la enfermedad, al menos en lo que respecta a la evaluación del deterioro corporal. Sostiene que las personas con discapacidades, al igual que las personas con enfermedades, se ven agravadas en virtud de estas deficiencias funcionales, y la carga explicativa de su desventaja recae principalmente en la incapacidad de su fisiología o psicología para realizar una función natural. Un concepto de discapacidad como disfunción ha sido resistido por imágenes rivales de discapacidad que han avanzado en las últimas décadas.

    Según el & ldquosocial model & rdquo rival, la discapacidad no es una desviación del funcionamiento humano normal o saludable que hace que una condición atípica sea una & ldquobad diferencia & rdquo de la norma, más bien es una & ldquomere diferencia & rdquo (Barnes 2016). Aunque las discapacidades pueden empeorar la situación de las personas en general, esto se debe a la forma en que está configurada la sociedad, más que a una discapacidad física. La discapacidad en sí misma es solo una variación, análoga a características como la sexualidad, el género y la raza. El modelo social fue impulsado por activistas de la discapacidad que definieron la discapacidad como "la desventaja o restricción de la actividad causada por una organización social contemporánea que tiene poco o nada en cuenta a las personas que tienen discapacidades físicas y, por lo tanto, las excluye de la participación en la corriente principal de actividades sociales" (UPIAS 1975, citado en Shakespeare 2010). La base científica de esta posición apela a la idea de que la división de la variación humana en normal versus anormal no tiene una base más firme que la división en razas. La diversidad de funciones es un hecho biológico & rdquo (Amundson 2000, p. 34). Se sostiene que la partición resultante es un reflejo de las normas sociales más que de las deficiencias físicas subyacentes. Esta posición se asemeja a lo que aquí se denominará posición constructivista con respecto a la salud.

    La salud ha recibido menos atención filosófica que la enfermedad y, en consecuencia, este ensayo tendrá menos que decir al respecto. El terreno conceptual en el caso de la salud es un poco más complejo que el de la enfermedad, una forma de pensar sobre la salud dice que es solo la ausencia de enfermedad, por lo que si la enfermedad es un mal funcionamiento o anomalía biológica, se sigue que una persona sana es alguien. cuyos sistemas biológicos están todos en orden. Pero otra forma de ver la salud insiste en que no es solo la ausencia de enfermedad, sino la presencia de algo más un estado positivo. La constitución de la Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud y el estado de bienestar físico, mental y social completo y no simplemente la ausencia de enfermedad o dolencia (OMS, 1948). Según opiniones como esta, deberíamos pensar no solo en términos de salud y enfermedad, sino en términos de salud, enfermedad y normalidad. Este ensayo analizará las teorías de la salud después de discutir primero la enfermedad. La atención se centra en los individuos, aunque algunos teóricos (por ejemplo, Inkpen 2019) han abogado por ver a los humanos y sus microbiomas asociados como parte de un ecosistema que puede evaluarse, como otros ecosistemas, como saludables o no.


    Temprana edad y educación

    Stephen Hawking, el primogénito de sus padres, nació el 8 de enero de 1942 en Oxford, Inglaterra. Sin que mucha gente lo supiera, el aclamado cosmólogo se enorgullecía enormemente de haber nacido en el 300 aniversario de la muerte del astrónomo y físico italiano Galileo Galilei (1564-1642).

    Hawking nació en un momento en que Europa estaba devastada por la Segunda Guerra Mundial. Sus padres eran Frank e Isobel Hawking, ambos graduados de la Universidad de Oxford. Su padre Frank Hawking trabajó como investigador médico en Londres. Debido a la especialidad de su padre en la investigación médica, se le animó a estudiar medicina; sin embargo, Stephen Hawking puso su mente en el cosmos y desentrañó los misterios del universo.

    Stephen Hawking asistió a la escuela St. Albans, Hertfordshire, donde fue sorprendentemente un estudiante por debajo del promedio, a menudo terminando en el último lugar de su clase. Aunque era un joven muy brillante, Hawking probablemente se sintió frustrado por la naturaleza lenta de los planes de estudio. Se ha dicho que él y sus amigos empezaron a hacer sus propios juegos de mesa y a construir una especie de computadora con los restos que encontraron en el depósito de chatarra. Construyeron esos dispositivos para ayudarlos a resolver un montón de ecuaciones y problemas matemáticos.

    En 1959 se matriculó en la Universidad de Oxford. El joven de 17 años quería estudiar matemáticas, sin embargo, terminó en el departamento de física porque Oxford no ofrecía ningún programa de licenciatura en matemáticas en ese momento. No era exactamente un estudiante trabajador en Oxford, ya que la vida académica en el campus le parecía extremadamente fácil. Después de graduarse con honores de Oxford en 1962, Hawking se trasladó a la Universidad de Cambridge para obtener un doctorado. en la cosmología de la relatividad general.

    En 1968, el prestigioso Instituto de Astronomía de Cambridge lo honró como su miembro más reciente. A partir de entonces, Hawking comenzó a hacer olas en el campo de la cosmología. Por ejemplo, en 1973, Hawking fue coautor (con G.F.R. Ellis) de un libro aclamado por la crítica titulado La estructura a gran escala del espacio-tiempo.

    Quizás el mayor honor que recibió en la década de 1970 fue cuando fue nombrado Profesor Lucasiano de Matemáticas, una de las posiciones académicas más distinguidas de Cambridge. También recibió numerosos premios en esa década, incluido el Premio Heineman (1976), la Medalla Hughes (1976), la Medalla Albert Einstein (1979) y la Medalla Eddington (1975).


    Nombres de diosa A-Z

    Aine & # xa0 (Celta) - Diosa del amor, el crecimiento, el ganado y la luz. Su nombre significa brillante. Está vinculada a la víspera de solsticio de verano. El nombre Anya proviene de esta Diosa.

    anfitrita & # xa0 (griego): antigua diosa del mar y consorte del dios Poseidón.

    Afrodita & # xa0 (Griego) - La hermosa diosa del amor y la fertilidad. Ningún hombre podía resistirse a Afrodita cuando llevaba su faja mágica. & # Xa0 Su nombre significa espuma nacida o criada de la espuma cuando nació del mar revuelto.

    Arianrhod & # xa0 (Celta) - Diosa de la fertilidad, el renacimiento y el tejido del tiempo y el destino cósmicos. El último aspecto de su naturaleza está contenido en su nombre que significa "rueda de plata" o "rueda redonda", lo que sugiere su importancia en los ciclos de la vida. Otras grafías comunes de su nombre son Aranhod y Arianrod.

    Artemisa & # xa0 (griego) - Espíritu independiente, es Diosa de la caza, la naturaleza y el nacimiento. Hay varias teorías diferentes sobre el origen de su nombre, una escuela de pensamiento dice que proviene de una palabra antigua para "seguro" y otra sostiene que significa "miembros fuertes". De cualquier manera, la sugerencia es que esta diosa doncella tiene la fuerza y ​​la capacidad para protegerse de cualquier atención no deseada.

    Asteria & # xa0 (griego) - Diosa de las estrellas, escapó de los avances de Zeus transformándose en codorniz. También es madre de Hécate, la diosa asociada con las brujas y la magia.

    Atalanta & # xa0 (griego): una diosa guerrera muy competitiva, aventurera y sorprendente corredora que no puede ser derrotada por un hombre. Fue convertida en león por la celosa Afrodita. Otras grafías de este nombre también incluyen Atlanta.

    Atenea & # xa0 (griego) - Diosa de la guerra, la sabiduría y la artesanía doméstica. Platón creía que su nombre significaba "mente de Dios", mientras que otros sugieren que proviene de una palabra antigua que significa "agudo". & # Xa0 Ambas palabras apuntan a la gran capacidad intelectual de Atenea para ver la verdadera naturaleza de una situación y desarrollar estrategias exitosas.

    Badb & # xa0 (Celta): una diosa guerrera que cambia de forma y que simboliza la vida y la muerte, la sabiduría y la inspiración. Ella representa un aspecto de Morrigan.

    Líber & # xa0 (egipcio) - La famosa diosa gata, protegía a las mujeres embarazadas y a los niños. Bast era una diosa muy sensual que disfrutaba de la música, la danza y el perfume. Su nombre proviene de los tarros que se utilizan para almacenar perfumes y ungüentos. Otras versiones de los nombres de esta diosa incluyen: Bastet, Baset, Ubasti y Pasht.

    Baubo & # xa0 (griego) - Una diosa bruja y obscena que se levantó la falda delante de Deméter.

    Blodeewedd & # xa0 (Celta) - Fue creada por arte de magia, a partir de nueve flores, para romper una maldición que impedía que Llew Llaw tuviera una esposa humana.

    Branwen & # xa0 (Celta) - La diosa galesa del amor. Su nombre significa "cuervo bendito". Bronwyn es una versión moderna de este nombre.

    Cailleach Bheur & # xa0 (Celta) - La bruja, diosa destructora que gobernaba sobre las enfermedades, la muerte, la sabiduría, los ritos estacionales y la magia del clima. Era conocida como Cally Berry en Irlanda, que significa "anciana sombría" en irlandés.

    Ceres & # xa0 (Romano) - El nombre de esta diosa de la agricultura y los granos proviene de la raíz de la palabra indoeuropea, "ker" que significa "crecer". A su vez, su nombre se ha convertido en el origen de nuestra palabra moderna cereal.

    Cerridwen & # xa0 (Celta) - Diosa de la luna, la magia, la agricultura, la naturaleza, el lenguaje de la poesía, la música, el arte, la ciencia y la astrología. También era la guardiana del caldero. Su nombre significa "regañar al amor". Ceridwen, Caridwen, Kerritwen, Keridwen, Kyrridwen son otras variaciones de su nombre.

    Clemencia (Romano) - Diosa del perdón y la misericordia. Nuestra palabra moderna clemencia se deriva de los ideales que representa esta Diosa. Los nombres relacionados con esto incluyen Clementine y Clemence.

    Coventina & # xa0 (Celta) - Diosa de las aguas sagradas, su santuario se encuentra en Northumberland.

    Danu & # xa0 (Celta) - Su nombre significa "conocimiento". De ella fluyó toda la vida. También está vinculada a las colinas de las hadas y a una tribu de deidades antiguas conocida como Tuatha de Danaan.

    Demeter & # xa0 (Griego) - Diosa de la cosecha que poseía un gran conocimiento de la mejor manera de cultivar, conservar y cosechar el grano. También fue la devota madre de Perséfone. Su nombre refleja su personalidad cariñosa, ya que significa "madre tierra" en griego.

    Diana & # xa0 (Romano) - Diosa de la caza y los animales salvajes. & # xa0 Más tarde reemplazó a Luna como la diosa romana de la luna, responsable de la fertilidad y el parto. El nombre Diana significa "divina celestial", lo que refleja su papel celestial.

    Dique & # xa0 (griego) - Diosa del juicio y la justicia.

    Discordia (Romano) - Diosa de la discordia y la contienda. Esta palabra todavía se usa en italiano moderno para significar una pelea o desacuerdo. Discordia (Romano) - Diosa de la discordia y la contienda. Esta palabra todavía se usa en italiano moderno para significar una pelea o desacuerdo.

    Eirene & # xa0 (griego): este nombre de diosa griega significa paz en su idioma nativo, lo que expresa su naturaleza diplomática. Su nombre también aparece a menudo como Irene.

    Elen & # xa0 (Celta) - Conocida como Elen por las formas en que aparece en el Mabinogion. Aquí construyó carreteras mágicamente para que sus soldados protegieran al país de los invasores.

    Eos & # xa0 (Griego) - Una diosa de naturaleza soleada cuyo nombre significa amanecer.

    Epona & # xa0 (Celta) - Protectora de caballos, burros y mulas. & # Xa0 También fue una antigua diosa de la fertilidad. El nombre de la diosa de Epona proviene de la palabra gaullista "epos" que significa "gran yegua".

    Ereshkigal & # xa0 (Sumeria) - Diosa de Attalu, la tierra de los muertos y los recuerdos ancestrales. Su nombre se traduce como "gran dama bajo la tierra". & # Xa0 Irkalla es un nombre alternativo con el que se identifica a esta diosa.

    Eris & # xa0 (griego): esta diosa personifica las energías de la contienda, la discordia, la contienda y la rivalidad.

    Flidais & # xa0 (celta) - La diosa del bosque, protectora de los animales salvajes y el ganado. & # xa0

    Flora (Romano) - Diosa de las flores. Hoy en día, la palabra "flora" se utiliza para indicar toda la vida vegetal.

    Freya & # xa0 (Nórdico) - Diosa del amor, la belleza, la fertilidad, la guerra, la riqueza, la adivinación y la magia. Su nombre proviene de la antigua palabra nórdica para dama o amante. Hay varias variaciones de la ortografía de este nombre de Diosa que incluyen: Freyja, Freyr y Freyja.

    Frigg & # xa0 (Nórdico) - Diosa del matrimonio, el parto, la maternidad, la sabiduría, la gestión del hogar y el tejido y el hilado.Su nombre significa "amada" en nórdico antiguo y se deriva de "fri" que significa "amar". & # Xa0 También se la conoce como Frige, Friia, Frija y Frea.

    Gaia & # xa0 (griego) - Diosa de la Tierra y profecía. Ella es la madre primordial y una personificación de la Madre Tierra. Ella dio a luz a los Titanes. Su nombre también se escribe Gaeo.

    Hathor & # xa0 Egipcia) - Las áreas de influencia de esta vaca celestial incluían música, baile, alegría y fertilidad. Su nombre se traduce como "casa de Horus". Los nombres alternativos para esta diosa son Het-Hert, Hetheru, Mehturt, Mehurt, Mehet-Weret y Mehet-uret.

    Hebe & # xa0 (Griego): el nombre de Hebe significa literalmente juventud o en la flor de la vida. Ella era una de las hijas de Zeus y Hera. Su función era servir el néctar y la ambrosía a los dioses y diosas que les impedía envejecer.

    Hekate & # xa0 (Griego) - Diosa de los lugares salvajes, el parto y la encrucijada. Está estrechamente asociada con la magia y la brujería. Se dice que su nombre se deriva de la palabra griega hekas que significa "lejano" y describe su naturaleza chamánica y no mundana. & # Xa0El nombre de esta diosa también se escribe, Hécate.

    Hella & # xa0 (Nórdico) - La temible Diosa del reino nórdico de los muertos. Su nombre se deriva de la palabra kel, que significa "ocultar". Hay numerosas grafías de su nombre, incluidas Halje Hell, Hel, Helle, Hela y Holle.

    Hemera & # xa0 (griego) - La diosa primordial de la luz del día.

    Henwen & # xa0 (Celta) - Una diosa de la fertilidad, mientras que en la forma de una cerda mágica, dio a luz extrañas camadas. Su nombre se traduce como "blanco viejo".

    Hera & # xa0 (griego) - Reina de los Olímpicos y Diosa del matrimonio y el nacimiento. El significado de su nombre de Diosa se ha perdido. & # Xa0 Un historiador afirma que su nombre podría estar relacionado con la palabra griega para estaciones "hora", lo que sugiere que está lista para el matrimonio.

    Hestia & # xa0 (griego): la diosa doméstica del panteón griego, que gobierna el hogar y el hogar. Su nombre proviene de la palabra griega "estia" que significa "la que habita o se demora". Esto refleja la importancia del papel que los antiguos griegos atribuían a esta diosa al sacrificar su posición de olímpica para proteger el fuego y mantener un hogar feliz.

    Higía & # xa0 (griego) - Diosa de la salud, la limpieza y el saneamiento. Hay hermosas estatuas de esta diosa en Kos, el hogar de Hipócrates, considerado el "padre de la medicina moderna". Su nombre también forma parte de la palabra higiene.

    Inanna & # xa0 (sumerio) - Diosa del amor, la guerra y la fertilidad. Inanna era la personificación de la estrella matutina y vespertina. & # Xa0 Su hermoso nombre significa "dama del cielo". Esta diosa está estrechamente vinculada a Ishtar y Nin-anna.

    Indunn & # xa0 (nórdico) - Diosa de la juventud y la primavera. Su nombre significa ella que renueva y tiene varias grafías alternativas que incluyen Indun, Iduna e Idhunna.

    Iris & # xa0 (griego) - Diosa del arco iris y mensajera de los dioses. Su nombre significa arco iris en su lengua materna.

    Isis & # xa0 (Egipcia) - Esta famosa Diosa tiene tantos aspectos diferentes, sus roles más importantes son como Diosa de la vida y la magia. El nombre de Isis proviene de la palabra egipcia "activo" que significa "ella del trono", en otras palabras, la Reina de las Diosas. Muchos otros nombres de Diosas se han perdido cuando Isis asumió sus roles y títulos.

    Juno & # xa0 (Romano) - Diosa del matrimonio, el embarazo y el parto. Protegió las finanzas de los ciudadanos de Roma. Su nombre es un misterio, habla de un papel contradictorio para esta diosa, antes de su alineación con la matrona, la diosa griega, Hera. El nombre de Juno se deriva de la raíz "yeu" que significa "fuerza vital", lo que indica una diosa virgen más joven.

    Juventas (Romano) - Ella es la diosa virgen asociada con el rejuvenecimiento y la protección de los hombres jóvenes durante sus ritos de paso a la edad adulta. Su nombre deriva de la palabra latina iuventas que significa juventud.

    Kali & # xa0 (hindú) - El temible demonio que destruye a la Diosa que representa la muerte y el renacimiento. Su nombre significa "el negro".

    Lakshmi & # xa0 (Hindú) - Diosa de la abundancia de riqueza material y espiritual. Su nombre se deriva de la palabra sánscrita "laksya" que significa objetivo o meta.

    Leto & # xa0 (griego) - Madre de los gemelos olímpicos, Apolo y Artemisa.

    Luna (Romano) - Una hermosa diosa de la luna, su nombre todavía tiene vínculos con este cuerpo celeste hoy, solo necesitamos pensar en la palabra lunar. J.K Rowling nombró a uno de los amigos de Harry Potter en honor a esta Diosa.

    Maat & # xa0 (Egipcia) - Diosa de la verdad, la justicia y el equilibrio. & # xa0 Evitó que la creación volviera al caos y juzgó las obras de los muertos con su pluma. Este nombre de Diosa proviene de la palabra Mayet que significa "recta". Esto refleja su naturaleza inflexible, defendiendo lo que es correcto y justo.

    Mabb & # xa0 (Celtic) - Como reina Mabb, fue partera de los fairfolk.

    Macha & # xa0 (celta): una diosa salvaje que lucha en nombre de la mujer y los niños contra la injusticia.

    Maeve & # xa0 (Celta) - Una gran reina guerrera irlandesa.

    Maia & # xa0 (griego) - Diosa de la primavera y la mayor y considerada la más hermosa de las siete hijas de Atlas. También es el nombre de una de las estrellas que componen la constelación conocida como Pléyades.

    Metis & # xa0 (griego) - Antiguo, diosa de la sabiduría y la prudencia. & # xa0

    Minerva & # xa0 (Romano) - Diosa de la sabiduría, la medicina y la artesanía. & # xa0 Su nombre está vinculado a la palabra latina "mens" que significa "intelecto", lo que sugiere la inteligencia y la inventiva de esta antigua Diosa.

    Mnemosyne & # xa0 (griego) - La diosa vinculada a la memoria y la madre de las Musas.

    Morrigan & # xa0 (Celta) - La aterradora diosa cuervo asociada con la guerra y la muerte en el campo de batalla. & # Xa0 Era la reina de los fantasmas, demonios, cambiaformas y patrona de las sacerdotisas y brujas. Su nombre significa "gran reina" en el antiguo idioma irlandés. Morrigan también era conocido como Morgane, Morrigu, Morrighan, Mor-Rioghain y Morrigna.

    Neftis & # xa0 (Egipcia) - Diosa de la muerte, la decadencia y lo invisible. & # Xa0 Su nombre habla de su papel de sacerdotisa, ya que significa "dama del recinto del templo". Otras variaciones de su título incluyen Nebet-het y Nebt-het.

    Nike & # xa0 (griego): este nombre de diosa griega significa victoria, representó el éxito especialmente en el ámbito deportivo, por lo que se eligió su nombre para una famosa marca de ropa deportiva. & # xa0

    Olwen & # xa0 (Celta) - La diosa del sol dorado que sobrevivió a trece pruebas diferentes para ganar su verdadero amor. Su nombre se traduce como "huella blanca", ya que los tréboles blancos brotan dondequiera que ella pise.

    Ostara & # xa0 (germánico) - La diosa de la primavera cuyo nombre está vinculado a Oriente y al amanecer. Los primeros cristianos tomaron sus símbolos de fertilidad de huevos y liebres y los incorporaron a las celebraciones de Pascua.

    Parvarti & # xa0 (hindú) - Diosa del amor y la devoción, su nombre significa "la de la montaña".

    Paz (Romano) - Su nombre significa "paz" en latín, a menudo se la representa con una rama de olivo. Todavía usamos la metáfora “ofrecer una rama de olivo” hoy. & # xa0

    Perséfone & # xa0 (Griego) - Hija de Deméter y Reina del Inframundo. & # Xa0 Tampoco era ninguna como Kore reflejando el aspecto de Doncella de esta Diosa. Otras variaciones de su nombre incluyen Persephoneia, Persephassa, Persephatta y Pherepapha

    Phoebe & # xa0 (griego): su nombre significa "brillante" o "brillante". Phoebe está vinculada al oráculo de Delfos. Este se ha convertido en uno de los nombres de diosa más populares después de que se usó como nombre para un personaje en la comedia de situación, "Amigos".

    Pomona & # xa0 (Romano) - Árboles frutales y jardines protegidos. & # xa0 Su nombre se deriva de la palabra latina pomus, que significa "árbol frutal".

    ñandú & # xa0 (griego) - La antigua Diosa de la Tierra Titán, responsable de la fertilidad del suelo y las mujeres. Lo más probable es que el nombre sea una forma de la palabra era que significa "tierra", aunque también se ha relacionado con "rheos", el término griego para "arroyo".

    Rhiannon & # xa0 (Celta) –Una Diosa Celta de la fertilidad, ligada a la luna, la noche y la muerte. Su nombre significa "reina de la noche". Este es uno de los nombres de Diosa que está experimentando un resurgimiento en popularidad.

    Saraswati & # xa0 (Hindú) - La diosa del conocimiento, el lenguaje y las artes. Ella es quien a través de la sabiduría, pone orden en el caos.

    Selene & # xa0 (griego) - Selene era la personificación titánica de la luna, por lo que no es de extrañar que su nombre signifique luna en griego. & # xa0 & # xa0

    Seshat & # xa0 (egipcia) - La gran diosa escriba y bibliotecaria que era responsable de la contabilidad, la arquitectura, la astronomía, los registros históricos y las matemáticas. & # xa0 Su nombre significa "la que escribe". & # xa0 También es una de las Diosas nombres que tienen numerosas grafías diferentes, que incluyen: Safkhet, Sashet, Seshata, Sesat, Sesheta y Sheshat. & # xa0

    Theia & # xa0 (griego) - Antigua diosa de la vista y el cielo brillante. Ella era la madre Helios, Selene y Eos. Su nombre en sí significa Diosa. Thea es la versión inglesa de este nombre.

    Themis & # xa0 (griego) - Diosa de la justicia divina, el orden y las costumbres. & # xa0 También tenía el don de profecía. Este nombre simplemente significa "ley de la naturaleza" o "naturaleza divina".

    Venus & # xa0 (Romano) - Diosa, amor y belleza. & # xa0 Su nombre de Diosa se ha convertido en sinónimo de su papel de mujer que todos los hombres desean.

    Vesta & # xa0 (Romano) - Guardián de la Llama sagrada. El nombre y la función de Vesta se derivan de la diosa griega Hestia.

    He encontrado la ampliación de esta lista de nombres de Diosas & # xa0 fascinante. Me ha recordado temas similares y figuras arquetípicas recurrentes que se incorporan en los mitos y leyendas de la palabra. & # Xa0


    Conexión de fuente primaria

    La explicación de la teoría de los gérmenes de la mayor pandemia de enfermedades modernas, el SIDA, es negada por grupos marginales y algunos héroes de la cultura pop, a pesar de las conclusiones de científicos expertos que han pasado años haciendo investigaciones especializadas sobre el virus del VIH y el SIDA.

    FOO FIGHTERS, HIV DENIERS

    Un grupo de rock alternativo con ventas de platino puede poner en peligro a sus fans al promover un mito peligroso.

    Algunas estrellas de rock quieren liberar al Tíbet. Otros quieren salvar a Mumia. Los Foo Fighters, por otro lado, quieren que sus fanáticos ignoren la sabiduría médica aceptada sobre el SIDA.

    El grupo de rock alternativo que ha vendido varios millones de álbumes ha apoyado a Alive and Well, un "grupo alternativo de información sobre el sida" que niega cualquier vínculo entre el VIH y el sida. En enero, el bajista de Foo Fighters, Nate Mendel, ayudó a organizar un concierto con entradas agotadas en Hollywood para beneficiar al grupo. Los fanáticos de Foo recibieron un discurso de la fundadora de Alive and Well, Christine Maggiore, quien cree que el SIDA puede ser causado por medicamentos relacionados con el VIH, sexo anal, estrés y uso de drogas, e implica que las personas no deben hacerse la prueba del VIH ni tomar medicamentos para contrarrestar el virus. También se distribuyeron entre los asistentes al concierto copias gratuitas del libro autoeditado de Maggiore, “¿Y si todo lo que pensabas que sabías sobre el sida estaba mal?”, En el que declara que “no hay pruebas de que el VIH cause el sida”.

    Los expertos en VIH están alarmados por el posible impacto de la adopción de las teorías de Maggiore por parte de Foo Fighters en sus jóvenes fanáticos potencialmente crédulos.

    “Claramente, se necesita más investigación sobre los factores que contribuyen a la infección por VIH y al desarrollo del SIDA”, dice Dorcus Crumbley del Centro Nacional para la Prevención del VIH, las ETS y la TB de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. “Sin embargo, las conclusiones de más de dos décadas de investigación epidemiológica, virológica y médica son que la infección por VIH es transmisible a través del contacto sexual, el uso de drogas inyectables, perinatalmente y al recibir sangre o productos sanguíneos… (y) la evidencia científica es abrumadora que el VIH es la causa del SIDA ".

    Crumbley agrega: "El mito de que el VIH no es la causa principal del SIDA ... podría hacer que (las personas VIH positivas) rechacen un tratamiento crítico para su propia salud y para prevenir la transmisión a otros".

    "Cuando se trata de un tema de salud tan complejo, le corresponde a la banda haber investigado realmente lo que están respaldando", dice Diane Tanaka, médica a cargo del Hospital de Niños de Los Ángeles, donde trabaja con una gran población de personas de alto nivel. jóvenes de bajos ingresos en riesgo e infectados por el VIH. “(Los Foo Fighters) tienen una gran responsabilidad en términos de (su) papel público y el impacto que pueden tener en los jóvenes. ¿Esta banda está dispuesta a asumir la responsabilidad de que una persona joven se involucre en relaciones sexuales arriesgadas y sin protección debido a la información que obtuvieron de los (Foo Fighters) o de Alive and Well? "

    Alive and Well es uno de varios grupos marginales que niegan un vínculo entre el VIH y el SIDA. Teorías similares han sido presentadas a lo largo de los años por varios grupos de extrema derecha y teóricos de la conspiración antisemitas, y otros llamados "refusores del VIH".

    "Su riesgo de ser alcanzado por un rayo es mayor que el de contraer el VIH a través de un contacto sexual aleatorio con alguien que no conoce aquí en Estados Unidos", dice Maggiore, un residente VIH positivo del sur de California sin capacitación formal en la medicina o las ciencias. "Y si (una persona joven) tuviera un diagnóstico positivo, eso no significa que se haya infectado con el VIH". La conexión VIH-SIDA, sostiene Maggiore, ha sido promovida por codiciosas compañías farmacéuticas. Mendel dice que el libro de Maggiore lo convenció y se lo pasó al resto de la banda, que incluye al ex baterista de Nirvana Dave Grohl. Mendel dice que conduciría a cualquiera que esté considerando una prueba de anticuerpos contra el VIH hacia el grupo de Maggiore.

    "Si da positivo, se le da una perspectiva bastante sombría y se le dice que tome medicamentos tóxicos para posiblemente evitar nuevas infecciones", dice Mendel.

    Con los otros miembros de la banda a bordo, Mendel tiene como objetivo utilizar la celebridad de los Foo Fighters para hacer llegar el mensaje a una amplia audiencia. Los Foo Fighters planean espectáculos de beneficios adicionales y han colocado un banner publicitario en su sitio web con un enlace a Alive and Well. Mendel dice que no tiene VIH, ni tiene amigos con VIH además de Maggiore, que ha permanecido asintomático.

    Las cifras más recientes del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH / SIDA estiman que 16,3 millones de personas en todo el mundo han muerto por causas relacionadas con el SIDA desde 1981. La investigación médica en los Estados Unidos indica que hasta el 25 por ciento de los 40.000 casos de VIH anuales estimados en la nación las infecciones ocurren entre los jóvenes de 13 a 21 años. Sin embargo, Maggiore sostiene que los CDC y la Organización Mundial de la Salud exageran las infecciones por el VIH y las muertes por SIDA en todo el mundo, incluso en regiones como el África subsahariana, donde viven dos tercios de las personas infectadas por el VIH en el mundo.

    El mensaje de Maggiore aparentemente ha penetrado en las mentes de al menos algunos aficionados a Foo. Ella dice que ha tenido noticias de muchos fanáticos de Foo desde el programa, uno de los cuales, dice, ahora trabaja en la oficina de Alive and Well.

    “El SIDA es una enfermedad tóxica causada por el abuso de drogas recreativas a largo plazo o por medicamentos contra el VIH a corto plazo”, escribe un miembro de 22 años de Alive and Well-Affied Students Reappraising AIDS on the Foo Fighters 'Web- tablero de mensajes basado. "El VIH no se transmite sexualmente ni es la causa de ninguna enfermedad".

    Otros fanáticos están menos impresionados. Damian Purdy, un residente de Winnipeg, Canadá de 21 años y devoto fan de Foo Fighters, está indignado por la posición de la banda. “Al apoyar esto, los Foo Fighters han entrado en una arena en la que no tienen ningún derecho a participar. La verdad es que un concierto de rock no es la plataforma adecuada para expresar estos puntos de vista. Creo que los Foo Fighters tienen más influencia de la que creen ”, dice.

    Por su parte, Mendel sigue convencido de que los medios de comunicación y el sistema médico están ocultando al público la verdad sobre el VIH y el SIDA. Los Foo Fighters, insiste, continuarán usando su fama para traer "luz al tema".

    ¿Le preocupa que el grupo pueda poner en peligro la vida de algunos de sus oyentes?

    "Estoy absolutamente seguro de que estoy haciendo lo correcto", responde Mendel. “No, no me sentiría responsable de lastimar a alguien. (Siento) que estoy haciendo lo contrario ".

    talvi, silja j.a. “Foo fighters, negacionistas del vih: un grupo de rock alternativo que vende platino puede poner en peligro a sus fans al promover un mito peligroso”, mother jones (25 de febrero de 2000).

    Alibek, Kenneth y Stephen Handelman. Biohazard: La escalofriante historia real del programa de armas biológicas encubiertas más grande del mundo, contada desde adentro por el hombre que lo dirigió. Nueva York: Random House, 1999.

    Bäumler, Ernst. Paul Ehrlich: científico de por vida. Traducido por G. Edwards. Nueva York: Holmes & amp Meier, 1983.

    Brock, Thomas D. Robert Koch: una vida en medicina y bacteriología. Madison, WI: Science Tech Publishers, 1988.

    Conrad, Lawrence I. y Dominik Wujastyk, eds. Contagio: perspectivas de sociedades premodernas. Brookfield, VT: Ashgate, 2000.

    Debré, Patrice. Luis Pasteur. Baltimore, MD: Prensa de la Universidad Johns Hopkins, 2000.

    Drexler, Madeline. Agentes secretos: la amenaza de las infecciones emergentes. Nueva York: Penguin Books, 2002.

    Dubos, René. Pasteur y ciencia moderna. Madison, WI: Science Tech Publishers, 1988.

    Farley, John. La controversia de la generación espontánea de Descartes a Oparin. Baltimore, MD: Prensa de la Universidad Johns Hopkins, 1977.

    Fenner, F. y A. Gibbs, eds. Retratos de virus: una historia de la virología. Basilea: Karger, 1988.

    Foster, W.D. Historia de la Bacteriología e Inmunología Médicas. Londres: William Heineman, 1979.

    Garrett, Laurie. Traición de la confianza: el colapso de la salud pública mundial. Nueva York: Hyperion, 2000.

    Geison, Gerald L. La ciencia privada de Louis Pasteur. Princeton, Nueva Jersey: Princeton University Press, 1995.

    Hughes, S.S. El virus: una historia del concepto. Nueva York: Publicaciones de Historia de la Ciencia, 1977.

    Koch, Robert. Ensayos de Robert Koch. Traducido por K. Codell Carter. Nueva York: Greenwood Press, 1987.

    Lechevalier, Hubert A. y Morris Solotorovsky. Tres siglos de microbiología. Nueva York: Dover, 1974.

    Magner, Lois N. Una historia de la medicina. Nueva York: Taylor & amp Francis, 2005.

    Morse, Stephen S., ed. Virus emergentes. Oxford: Oxford University Press, 1998.

    Sagan, Dorion y Lynn Margulis. El jardín de las delicias microbianas. Una guía práctica para el mundo subvisible. Nueva York: Harcourt, 1988.

    Silverstein, Arthur M. Una historia de la inmunología. Nueva York: Academic Press, 1989.

    Tomes, Nancy. El evangelio de los gérmenes: hombres, mujeres y el microbio en la vida estadounidense. Cambridge, MA: Harvard University Press, 1998.

    Vandervliet, G. La microbiología y el debate de la generación espontánea durante la década de 1870. Lawrence, KS: Coronado University Press, 1971.


    Pros y contras de la asesoría genética

    La enfermería familiar requiere conocimientos en muchas áreas de estudio diferentes.Una de estas funciones requiere que el enfermero de familia tenga unos conocimientos básicos relacionados con los trastornos genéticos con el fin de brindar información esencial, a los pacientes y sus familias, sobre los riesgos y complejidades que pudieran surgir a las parejas a la hora de formar una familia. En esta publicación del foro de discusión, discutiré un escenario para una pareja que pregunta sobre las posibilidades de un trastorno genético si deciden tener hijos. Hablaré de los diferentes servicios que se pueden proporcionar a los pacientes durante el asesoramiento genético y cómo evaluaría sus antecedentes familiares en busca de posibles problemas genéticos en sus hijos. También discutiré las recomendaciones para las pruebas y las ventajas y desventajas de las pruebas genéticas. Además, también hablaré de cómo lo haría personalmente.

    La enfermedad de Huntington es autosómica dominante, lo que significa que si uno de los padres es portador del gen, entonces cada hijo que decidan tener tiene un 50% de posibilidades de heredar también el gen (Andersson, Juth, Petersen, Graff y Edberg, 2012). Sin embargo, dado que ambos padres tienen el gen, las posibilidades de que los hijos hereden este gen también aumentan al 75%. Todos tenemos dos genes. Si tiene la enfermedad de Huntington, la persona tendrá un gen bueno y un gen malo, que será el gen mutante con la enfermedad. Si ambos padres tienen la enfermedad, cada uno tendrá un gen malo que podría transmitirse. Solo se necesita un gen malo para que la enfermedad se transmita a la siguiente generación. Con estas enfermedades, el portador del gen siempre desarrollará la enfermedad. Sin embargo, una cosa a considerar con este gen es que se trata de una enfermedad que suele presentarse entre los 30 y los 50 años de edad (Andersson et al., 2012). Si un padre con esta enfermedad fallece antes de ser diagnosticado, es posible que el gen se haya transmitido sin él.


    RIELPOLITIK

    & # 8211 El Domingo de Pascua es un festival y día festivo celebrado por millones de personas en todo el mundo que honran la resurrección de Jesús de entre los muertos, descrita en el Nuevo Testamento como ocurrida tres días después de su crucifixión en el Calvario. También es el día en que los niños esperan emocionados a que llegue el conejito de Pascua y les entregue sus delicias de huevos de chocolate. La Pascua es una "fiesta móvil" que se elige para corresponder con el primer domingo después de la luna llena después del equinoccio de marzo, y ocurre en diferentes fechas en todo el mundo ya que las iglesias occidentales usan el calendario gregoriano, mientras que las iglesias orientales usan el calendario juliano. Entonces, ¿dónde comenzó esta "fiesta móvil" y cuáles son los orígenes de las tradiciones y costumbres que se celebran en este importante día en todo el mundo?

    Los cristianos de hoy celebran el Domingo de Pascua como la resurrección de Jesús. Fuente de imagen.

    La mayoría de los historiadores, incluidos los eruditos bíblicos, están de acuerdo en que la Pascua fue originalmente una fiesta pagana. Según el Diccionario Bíblico de New Unger dice: “La palabra Pascua es de origen sajón, Eastra, la diosa de la primavera, en cuyo honor se ofrecían sacrificios en la época de la Pascua cada año. En el siglo VIII, los anglosajones habían adoptado el nombre para designar la celebración de la resurrección de Cristo ". Sin embargo, incluso entre quienes sostienen que la Pascua tiene raíces paganas, existe cierto desacuerdo sobre de qué tradición pagana surgió la fiesta. Aquí exploraremos algunas de esas perspectivas.

    La resurrección como símbolo del renacimiento

    Una teoría que se ha presentado es que la historia de Pascua de crucifixión y resurrección es un símbolo del renacimiento y la renovación y vuelve a contar el ciclo de las estaciones, la muerte y el regreso del sol.

    Según algunos eruditos, como el Dr. Tony Nugent, profesor de Teología y Estudios Religiosos en la Universidad de Seattle, y ministro presbiteriano, la historia de la Pascua proviene de la leyenda sumeria de Damuzi (Tammuz) y su esposa Inanna (Ishtar), un mito épico. llamado “El Descenso de Inanna” encontrado inscrito en tablillas cuneiformes de arcilla que datan del 2100 a. C. Cuando Tamuz muere, Ishtar está afligido y lo sigue al inframundo. En el inframundo, entra por siete puertas y se quita su atuendo mundano. & # 8220Desnuda e inclinada & # 8221 es juzgada, asesinada y luego colgada en exhibición. En su ausencia, la tierra pierde su fertilidad, los cultivos dejan de crecer y los animales dejan de reproducirse. A menos que se haga algo, toda la vida en la tierra terminará.

    Después de que Inanna ha estado desaparecida durante tres días, su asistente acude a otros dioses en busca de ayuda. Finalmente uno de ellos, Enki, crea dos criaturas que llevan la planta de la vida y el agua de la vida al inframundo, rociándolos sobre Inanna y Damuzi, resucitándolos y dándoles el poder de regresar a la tierra como la luz del sol. por seis meses. Una vez transcurridos los seis meses, Tammuz regresa al inframundo de los muertos, permaneciendo allí durante otros seis meses, e Ishtar lo persigue, lo que incita al dios del agua a rescatarlos a ambos. Así fueron los ciclos de muerte invernal y vida primaveral.

    El Dr. Nugent se apresura a señalar que establecer paralelismos entre la historia de Jesús y la epopeya de Inanna “no significa necesariamente que no hubo una persona real, Jesús, que fue crucificado, sino que, si hubo, el La historia sobre ella está estructurada y adornada de acuerdo con un patrón que era muy antiguo y generalizado ".

    La diosa sumeria Inanna es conocida fuera de Mesopotamia por su nombre babilónico, & # 8220Ishtar & # 8221. En la antigua Canaán, Ishtar se conoce como Astarté, y sus contrapartes en los panteones griego y romano se conocen como Afrodita y Venus. En el siglo IV, cuando los cristianos identificaron el sitio exacto en Jerusalén donde se había ubicado la tumba vacía de Jesús, seleccionaron el lugar donde se encontraba un templo de Afrodita (Astarté / Ishtar / Inanna). El templo fue derribado y se construyó la Iglesia del Santo Sepulcro, la iglesia más santa del mundo cristiano.

    El Dr. Nugent señala que la historia de Inanna y Damuzi es solo uno de varios relatos de dioses moribundos y resucitados que representan el ciclo de las estaciones y las estrellas. Por ejemplo, la resurrección del egipcio Horus, la historia de Mitra, a quien adoraron en primavera y la historia de Dioniso, resucitado por su abuela. Entre estas historias predominan los temas de la fertilidad, la concepción, la renovación, el descenso a las tinieblas y el triunfo de la luz sobre las tinieblas o del bien sobre el mal.

    Pascua como celebración de la Diosa de la Primavera

    Una perspectiva relacionada es que, en lugar de ser una representación de la historia de Ishtar, la Pascua fue originalmente una celebración de Eostre, diosa de la primavera, también conocida como Ostara, Austra y Eastre. Uno de los aspectos más venerados de Ostara por los observadores antiguos y modernos es el espíritu de renovación.

    Celebrado en el Equinoccio de Primavera el 21 de marzo, Ostara marca el día en que la luz es igual a la oscuridad y seguirá creciendo. Como portadora de luz después de un largo y oscuro invierno, la diosa a menudo se representaba con la liebre, un animal que representa la llegada de la primavera y la fertilidad de la estación.

    Según la Deutsche Mythologie de Jacob Grimm, la idea de la resurrección estaba arraigada en la celebración de Ostara: “Ostara, Eástre parece, por tanto, haber sido la divinidad del amanecer radiante, de la luz que brota, un espectáculo que trae alegría y bendición, cuyo significado podría adaptarse fácilmente al día de la resurrección del Dios cristiano ".

    La mayoría de los análisis del origen de la palabra 'Pascua' sostienen que recibió su nombre de una diosa mencionada por el monje inglés Beda de los siglos VII al VIII, quien escribió que Ēosturmōnaþ (inglés antiguo & # 8216Month of Ēostre & # 8217, traducido en Bede & # 8217 (tiempo como & # 8220 mes pascual & # 8221) era un mes inglés, correspondiente a abril, que dice & # 8220 fue llamado una vez en honor a una diosa de ellos llamada Ēostre, en cuyo honor se celebraban fiestas en ese mes & # 8221.

    Los orígenes de las costumbres pascuales

    Las costumbres más practicadas el domingo de Pascua se relacionan con el símbolo del conejo ("conejito de Pascua") y el huevo. Como se describió anteriormente, el conejo era un símbolo asociado con Eostre, que representa el comienzo de la primavera. Asimismo, el huevo ha llegado a representar Primavera, fertilidad y renovación. En la mitología germánica, se dice que Ostara curó a un pájaro herido que encontró en el bosque transformándolo en una liebre. Todavía parcialmente un pájaro, la liebre mostró su gratitud a la diosa poniendo huevos como regalo.

    La Enciclopedia Británica explica claramente las tradiciones paganas asociadas con el huevo: "El huevo como símbolo de fertilidad y de vida renovada se remonta a los antiguos egipcios y persas, que también tenían la costumbre de colorear y comer huevos durante su festival de primavera". En el antiguo Egipto, un huevo simbolizaba el sol, mientras que para los babilonios, el huevo representa la eclosión de Venus Ishtar, que cayó del cielo al Éufrates.

    Alivio con Phanes, c. Siglo II d.C. Dios órfico Phanes emergiendo del huevo cósmico, rodeado por el zodíaco. Fuente de imagen.

    En muchas tradiciones cristianas, la costumbre de dar huevos en Pascua celebra una nueva vida. Los cristianos recuerdan que Jesús, después de morir en la cruz, resucitó de entre los muertos, mostrando que la vida podía vencer a la muerte. Para los cristianos, el huevo es un símbolo de la resurrección de Jesús, ya que cuando se abren, representan la tumba vacía.

    Independientemente de los orígenes muy antiguos del símbolo del huevo, la mayoría de la gente está de acuerdo en que nada simboliza la renovación más perfectamente que el huevo: redondo, interminable y lleno de promesas de vida.

    Si bien muchas de las costumbres paganas asociadas con la celebración de la primavera se practicaron en un momento junto con las tradiciones cristianas de la Pascua, finalmente llegaron a ser absorbidas dentro del cristianismo, como símbolos de la resurrección de Jesús. El Primer Concilio de Nicea (325) estableció la fecha de la Pascua como el primer domingo después de la luna llena (la Luna Llena Pascual) después del equinoccio de marzo.

    Ya sea que se observe como una fiesta religiosa que conmemora la resurrección de Jesucristo, o un momento para que las familias en el hemisferio norte disfruten la llegada de la primavera y celebren con la decoración de huevos y conejitos de Pascua, la celebración de la Pascua aún conserva el mismo espíritu de renacimiento. y renovación, como lo ha hecho durante miles de años.

    Imagen destacada: Principal: "Una liebre en el bosque" de Hans Hoffmann (dominio público). Recuadro: Ostara (1884) de Johannes Gehrts (dominio público)


    Estudiar el ADN antiguo para comprender las enfermedades contemporáneas

    El estudio del ADN y la genética siempre ha sido un gran misterio para muchos científicos. La investigación actual del ADN antiguo (ADNa) sobre la historia de la humanidad es más compleja de lo que se puede inferir de la investigación moderna del ADN. Los científicos e investigadores utilizan constantemente las poblaciones modernas y el ADN moderno para hacer inferencias sobre poblaciones pasadas (Haber et al., 2016). Con las nuevas tecnologías disponibles en el ADN antiguo, el estudio de enfermedades y poblaciones pasadas se realiza más fácilmente con poca o ninguna contaminación. El estudio del ADNa no solo nos informa sobre enfermedades actuales y pasadas, sino que también puede arrojar luz sobre las teorías de los orígenes humanos (Haber et al., 2016). Por ejemplo, se han realizado muchas investigaciones en torno a la hipótesis de fuera de África y, más recientemente, al modelo de reemplazo con fugas (Haber et al., 2016). Estas son algunas de las nuevas ideas de investigación que se están introduciendo a partir de estudios de ADN. La investigación del ADN antiguo está cambiando la visión de los orígenes humanos al mostrar una que es más compleja mediante la búsqueda de evidencia de ADNa e interpretando con la genética moderna (Haber et al., 2016).

    Además de utilizar aDNA para descubrimientos sobre los orígenes humanos, también se utiliza para inferencias sobre la propagación de nuevas enfermedades basadas en evidencia antigua. El ADN antiguo se puede utilizar para estudiar enfermedades antiguas como la tuberculosis y la malaria. El ADN microbiano es el componente principal que se interpretará en términos de ADNa. Debido a factores externos como la contaminación, la capacidad de distinguir entre el ADN antiguo y el moderno dificulta la determinación del origen y la susceptibilidad de la enfermedad (Haber et al., 2016). Este artículo analizará el ADN microbiano y cómo se puede utilizar para hacer inferencias sobre enfermedades pasadas y presentes, ADN antiguo y malaria, tuberculosis y mutación de genes de lactosa. Se abordarán los problemas relacionados con el uso de ADNa porque desempeñan un papel fundamental en la comprensión de los métodos de extracción y análisis de ADNa. Estos son algunos de los muchos componentes del ADNa que se analizarán porque arroja luz sobre cómo desempeña un papel en las enfermedades pasadas y presentes. Los patrones de enfermedad que utilizan aDNA son fundamentales y esto puede permitir la comprensión de los orígenes y otros patrones de enfermedad.

    Antiguo Egipto y Malaria

    Plasmodium falciparum (P. falciparium) también se conoce como malaria y es causada por el parásito unicelular conocido como plasmodium. En los tiempos modernos, la malaria es endémica en el continente africano debido a los cambios climáticos y ambientales. Con evidencia de la presencia de malaria en el Antiguo Egipto y Grecia, se puede rastrear su origen, por lo que esto puede proporcionar una idea de los patrones modernos en los países endémicos (Nerlich et al., 2008). Plasmodium falciparum es una infección causada por mosquitos, que causa una infección clínica (Nerlich et al., 2008). Los otros incluyen, plasmodium malariae, plasmodio Vivax y plasmodio ovale (Nerlich et al., 2008). Estos tipos de infecciones por malaria provocan diferentes síntomas, lo que las hace diferentes de la conocida malaria.

    El estudio realizado por Nerlich et al., (2008) afirma que la identificación de ADNa para P. falciparium se puede encontrar en el tejido de una momia antigua que data de hace aproximadamente 4000 años. Se recolectaron muestras de tejido óseo de 91 momias y esqueletos del Antiguo Egipto. Las muestras se analizaron mediante PCR para la secuenciación directa de P. falciparium. Los resultados mostraron que 2 de los 91 individuos tenían el fragmento de P. falciparium, que son 134 pares de bases (pb) (Figura 1). Este fragmento tiene un 99% de concordancia permitiendo finalmente la identificación de este mediante el uso de aDNA (Nerlich et al., 2008). Además, las muestras de los individuos mostraron que se originaron en diferentes áreas de tumbas en diferentes reinos que van desde el reino predinástico hasta el dinástico temprano o el reino medio (Nerlich et al., 2008). El resultado de este estudio es una representación de cómo se puede utilizar un ADNc para rastrear los orígenes de una enfermedad y obtener información detallada sobre una enfermedad (Nerlich et al., 2008). Este estudio también describe la diferencia entre el uso de pruebas inmunológicas y el ADNa. Esto es significativo porque una falla de las pruebas inmunológicas previas ha etiquetado incorrectamente la anemia crónica tiene positivo para P. falciparium lo que hace que las pruebas de ADNa sean más superiores.

    Figura 1: Fragmento de 134 pb de ADN antiguo de Plasmodium falciparum extraído de momias egipcias antiguas: (Nerlich et al., 2008: Figura 1 pág.318)

    Además, partiendo de la noción de presencia de P. falciparium en el Antiguo Egipto Lalremruata et al., (2013) realizaron un estudio que analizó la coinfección de la tuberculosis y la malaria. En este caso, el ADN antiguo se puede utilizar para identificar múltiples casos de enfermedades, lo que puede proporcionar una mayor comprensión de la progresión y los orígenes de la enfermedad. Lalremruata et al., (2013) realizaron un estudio que analizó el ADN antiguo y P. falciparium en momias de 1500-500 aC que incluyó la XVIII Dinastía. El complejo AMA1, MSP1 y MTB de 196 pb se buscó en 6 momias para la identificación de P. falciparium (Lalremruata et al., 2013). Estos se utilizaron para determinar la presencia de TB y P. falciparium. De las 6 momias que se analizaron, dos tenían casos de infecciones únicas de malaria y las cuatro restantes tenían representaciones de malaria y tuberculosis (Lalremruata et al., 2013).

    Lalremruata et al., (2013) argumentan que el Fayum era un área que era más susceptible a la malaria de lo que es hoy. Fayum ha experimentado cambios drásticos a lo largo de la antigüedad, desde cómo fue descrito por Herodoto en griego antiguo, hasta los Ptolomeos y la antigua Roma. Los estudios han demostrado que el cultivo de la tierra por parte de los humanos conduce a pantanos que son caldo de cultivo ideal para los mosquitos Anopheles, el vector de P. falciparium (Lalremruata et al., 2013). Se puede inferir que las poblaciones antiguas (1500-500 aC) de Fayum podrían haber tenido un mayor riesgo de malaria debido a la recuperación de tierras causada por el cultivo (Lalremruata et al., 2013). Los estudios que utilizan la identificación molecular no solo pueden brindarnos información sobre la incidencia pasada de enfermedades, sino también sobre las influencias ambientales.

    ADN antiguo y tuberculosis

    El ADN antiguo ha permitido obtener información en tiempo real en lugar de utilizar cálculos moleculares que se basan en un reloj molecular que utiliza tasas de mutación (Donoghue et al., 2004). Además, como se ve con la malaria, el ADNa puede proporcionar información sobre las prácticas agrícolas tempranas y el estado de salud en relación con la enfermedad y la dieta (Donoghue et al., 2004). Más importante aún, cuando se usa aDNA para estudiar enfermedades contemporáneas, la contaminación es una preocupación importante que debe abordarse para producir resultados precisos.

    El primer hallazgo de tuberculosis fue en 1993 utilizando aDNA en un patógeno microbiano humano (Donoghue et al., 2004). En el primer informe de aDNA de tuberculosis se analizaron 11 muestras y cuatro datadas de hace 300-1400 años dieron positivo para M. tuberculosis (Donoghue et al., 2004). Los sitios de destino para estas muestras fueron IS6110 para el ADN de la tuberculosis. Para identificar la tuberculosis en muestras antiguas se utilizó evidencia bimolecular de ácidos micólicos y ADN (Donoghue et al., 2004). La razón por la que se usa para identificar el ADN de la tuberculosis es porque las mutaciones puntuales del ADN son raras y, por lo tanto, una fuente confiable. Además, se puede utilizar una variación independiente para detectar diferentes secuencias diana en el genoma de la tuberculosis. Por ejemplo, un estudio realizado por Fletcher et al., (2003) Se analizaron 168 individuos del siglo XVIII Hungry debido a su preservación en forma de momia. La extracción de ADN se realizó mediante análisis de pb IS6110 y la presencia del complejo MTB. De los 168 individuos, 93 tenían las secuencias diana para M. tuberculosis (Figura 2) (Fletcher et al., 2003). Además, 27 personas fueron radiografiadas y 14/27 tenían lesiones potenciales y 11/14 que tenían lesiones tenían exámenes de tórax que dieron positivo para MTB. Los dos métodos de extracción de ADN y examen radiográfico funcionan juntos para ayudar en la identificación de la tuberculosis. El ADN encontrado en el estaba bien conservado y puede resaltar la epidemiología molecular de la infección en esta comunidad, lo que puede permitir la comparación con las cepas de MTB que existen en la actualidad (Fletcher et al., 2003).

    Figura 2: Cuerpo momificado de Vac Hungry. ADN del pecho detectado M. tuberculosis fue positivo. (Originalmente de Fletcher et al., 2003): (Donoghue et al., 2004: Figura 4)

    Además de observar los marcadores genómicos para identificar la tuberculosis, la evidencia osteológica puede proporcionar información valiosa sobre las tendencias a largo plazo de la enfermedad.En algunos casos, la tuberculosis puede causar una manifestación en los huesos, que se ve en la columna vertebral conocida como enfermedad de Pott & rsquos (Gernaey et al., 2001). Gernaey et al., (2001) realizaron un estudio en individuos medievales en el que se utilizaron ácidos micólicos como biomarcadores para la identificación de la tuberculosis en contraposición al complejo mycobacterium tuberculosis y los fragmentos IS6110. Su razonamiento es que el objetivo no es tan específico y no siempre está presente en las cepas modernas (Gernaey et al., 2001). Los ácidos micólicos son lípidos de cadena larga y, en el caso de la tuberculosis, son 3 hidroxiácidos grasos que se sustituyen en la posición 2 con una cadena alifática larga (Gernaey et al., 2001). El ácido micólico junto con la evidencia de ADN se puede utilizar eficazmente para confirmar la evidencia osteológica de TB en el hueso (Gernaey et al., 2001). Además, los ácidos micólicos son importantes porque permiten la comparación con ADN antiguo y muestras más jóvenes porque pueden detectar biomarcadores en individuos menores de 250 años.

    En el estudio realizado por Gernaey et al., (2001) se utilizaron costillas para la identificación de tuberculosis porque están más conservadas en comparación con otras partes del esqueleto. Se tomaron muestras de 30 esqueletos que datan de aproximadamente 1000 años (Medival) y son de Addingham, West Yorkshire. Para determinar la presencia de tuberculosis se realizaron tres pruebas que utilizaron IS6110 y ácidos micólicos del complejo Mycobacterium tuberculosis. Se utilizaron tres de los esqueletos, el espécimen A134 era un macho que tenía la enfermedad de Pott & rsquos y formación de hueso nuevo en las costillas. Se tomaron dos fragmentos de la diáfisis media y se molieron a polvo para la extracción de ADN. El espécimen A223 no tenía lesiones de TB en el proceso espinoso, pero tenía lesiones en las costillas que posiblemente fueron causadas por TB pulmonar. También se seleccionaron dos fragmentos de eje central y se molieron hasta convertirlos en polvo. El tercer espécimen A162 no tenía lesiones de TB. Esta muestra se utilizó como comparación de control (Gernaey et al., 2001). La extracción de ácido micólico, la separación por cromatografía y el análisis de ADN fueron los métodos que se utilizaron para observar la evidencia osteológica de TB.

    Los resultados del estudio mostraron que solo una de las muestras, A134, tenía identificación positiva de cebadores IS6110 (Figura 3). Los otros dos no produjeron bandas asociadas con el complejo de micobacterias diana. Los otros dos especímenes mostraron evidencia de ácidos micólicos. Este estudio proporciona evidencia de que existen otros métodos que utilizan la osteología que pueden proporcionar información sobre la tuberculosis. Por ejemplo, este estudio no analizó pruebas radiológicas directas, sino ADN y ácidos micólicos, que es una forma más confiable de diagnóstico de tuberculosis antigua que 1S6110 (Gernaey et al., 2001). Lo que también se puede inferir es que los ácidos micólicos pueden sobrevivir durante más de 1000 años como se ve en los especímenes medievales (Gernaey et al., 2001). Este estudio proporciona evidencia valiosa que analiza la TB desde una perspectiva paleoepidemiológica porque proporciona evidencia de la presencia de TB y la capacidad de rastrearla hasta la antigüedad.

    figura 3: Amplificación del producto de 181 pb del objetivo IS6110. Resultado positivo solo de una muestra de costilla de un individuo (Gernaey et al., 2001: Figura 1)

    Enfermedad de Potts: representación física de la tuberculosis

    Al analizar la evidencia osteológica de la tuberculosis, la enfermedad de Pott & rsquos es la que más se observa porque tiene la mayor manifestación en los huesos. La manifestación en un hueso es indicativa de la presencia de una enfermedad. Crub & eacutezy et al., (1998) realizaron un estudio que intentó extraer y recuperar ADN de un esqueleto de 5400 años de antigüedad del Egipto predinástico. Este individuo sufría de deformidad espinal, que es una identificación secundaria de tuberculosis en las vértebras. Las partes del esqueleto que se utilizaron para el análisis de ADN incluyen cuerpos vertebrales colapsados ​​de la octava a la décima vértebra torácica y una octava costilla izquierda proximal que tienen formación perióstica de hueso nuevo (Crub & eacutezy et al., 1998). Para la extracción / amplificación del ADN del IS6110 se realizó el elemento de inserción, que es el aislamiento de la secuencia de inserción IS en esta causa 6110 (Crub & eacutezy et al., 1998). Además, se construyó un árbol filogenético de variación de ADN de mycobacterium para determinar la secuencia ancestral y los eventos mutacionales.

    Los resultados del estudio mostraron que la morfología de las lesiones vertebrales es similar a los esqueletos modernos que tienen tuberculosis espinal. Los especímenes predinásticos tenían fusión de vértebras, la remodelación de las superficies articulares inferiores de las apófisis indica tuberculosis y presencia de enfermedad a largo plazo. Las muestras también mostraron formación perióstica de hueso nuevo, lo que indica una infección terminal, que suele ser una respuesta a lesiones o estímulos. Esto es indicativo de enfermedad porque muestra evidencia de trauma, que podría deberse a la enfermedad de Potts. Crub & eacutezy et al., (1998) argumentan que existe una diversidad inusual de su secuencia de ADN, lo que podría deberse a la gran cantidad de daño en el ADN antiguo o al origen de la enfermedad. Por ejemplo, los autores especulan que el agente de la tuberculosis humana surgió del patógeno del ganado. M.bovis. Esto podría haber sido el resultado de un daño al ADN que causa la forma humana de la enfermedad. Asimismo, los autores especulan que en este momento hubo una larga evolución de la enfermedad debido a los casos de huesos curados, que podrían haber resultado de una población inmunizada (Crub & eacutezy et al., 1998). Con base en la formación perióstica de hueso nuevo, hay evidencia de curación debido a la exposición previa a la tuberculosis. Esto significaría que la población tendría la oportunidad de ser inmune naturalmente debido a su encuentro con la enfermedad como se ve en las muestras. Crub & eacutezy et al., (1998) no pueden ponerse de acuerdo si las lesiones en el individuo eran de M. tuberculosis o de M.bovis o una micobacteria antigua que es similar a los dos patógenos. Los autores concluyen que la tuberculosis en humanos no puede tener menos de 15000 años.

    Mutación del ADN antiguo y del gen de la lactasa

    En contraste con el estudio de los componentes genéticos de las enfermedades contemporáneas en un contexto antiguo, también es importante comprender las mutaciones genéticas y cómo han jugado un papel en las enfermedades modernas y las prácticas dietéticas. Esta sección analizará el genoma humano para estudiar mutaciones genéticas como la intolerancia a la lactosa. Más específicamente, el análisis del gen de la lactasa permitirá una comprensión más profunda de los orígenes de la intolerancia a la lactosa. En un estudio realizado por Myles et al., (2005) se analizó el pastoreo como una posible causa de la propagación de la mutación del gen de la lactasa en el Neolítico. Esto se exploró a través de tres poblaciones bereberes del norte de África. La noción subyacente es que la expansión del pastoreo del Medio Oriente al norte de África habría sido la causa de la propagación de la intolerancia a la lactosa (Myles et al., 2005).

    El estudio analizó 105 muestras bereberes de tres grupos diferentes en Marruecos y Argelia. Para determinar la tolerancia a la lactasa en la población, se extrajeron las frecuencias de haplotipos de 11 sitios polimórficos y se compararon con otras poblaciones en todo el mundo (Myles et al., 2005). Los dos sitios polimórficos que fueron más causales para la tolerancia a la lactosa fueron el alelo -13910T y el alelo -22018A (Myles et al., 2005). Los hallazgos muestran que las personas que llevan el -13910T siempre llevan el -22018A, pero no al revés. Según este conocimiento, los individuos que portan el alelo -22018A son intolerantes a la lactosa, pero el alelo no afecta al promotor de la lactasa. El alelo causal probable es -13910T, que fue el foco principal para el análisis de tolerancia a la lactosa. El alelo -13910T es importante cuando se analizan los orígenes del cultivo lácteo (Myles et al., 2005). En estudios anteriores se ha utilizado para predecir la frecuencia de tolerancia a la lactosa en los europeos del norte, pero no en los países subsaharianos debido a la migración de poblaciones. Myles et al., (2005) proponen que la presencia del alelo -13910T está relacionada con la tolerancia a la lactosa en las poblaciones euroasiática y bereber, pero ausente en las poblaciones de África subsahariana apoya la hipótesis de que hay orígenes lecheros compartidos (Myles et al., 2005).

    Figura 4: Correlación entre la frecuencia de tolerancia a la lactosa medida por una prueba de lactosa y la tolerancia a la lactosa predicha por el equilibrio de Hardy-Weinberg. El gráfico tiene abreviaturas, que se explicaron de la siguiente manera: NE (Norte de Europa), EE.UU. (Estados Unidos), IR (Irlanda), FI (Finlandia), FR (Francia), IN (Norte de India), SI (Sindi, Pakistán) y muchas más poblaciones globales (Myles et al., 2005: Figura 2).

    El gráfico anterior es una representación de la frecuencia de tolerancia a la lactosa representada por la frecuencia del alelo -13910T en poblaciones bereberes y euroasiáticas. La línea diagonal es una representación de una correlación perfecta, que los autores no esperan porque los datos fueron recolectados de diferentes fuentes de datos genotípicos. Este gráfico es importante al observar los orígenes de la mutación genética de la lactasa porque permite inferencias sobre los orígenes de la mutación. Esto se hace observando pequeños grupos de población y su historial genético. La mutación de la lactasa es importante para comprender la evolución humana porque proporciona información sobre los patrones de comportamiento de poblaciones pasadas.

    El análisis del alelo -13910T con su presencia o ausencia en el A El haplotipo puede proporcionar evidencia de los orígenes de una población y un patrón de producción lechera de rsquos. los A El haplogrupo se observó en poblaciones europeas y se observó en ocho de los individuos estudiados. Los datos pueden inferir que -13910T es una mutación joven y no estaba muy extendida geográficamente (Myles et al., 2005). La influencia causal directa de la tolerancia a la lactosa no es definitiva, pero se cree que está asociada con la domesticación de ovicapridos (ovejas y cabras) (Myles et al., 2005). También se cree que el cambio en el pastoreo y los patrones de producción de lácteos fue abrupto en el norte de África. Myles et al., (2005) sugieren que los pastores de ovicaprid bereberes protohablantes fueron la causa de la introducción del alelo -13910T, que finalmente causó tolerancia a la lactosa. Esto sugiere que hubo un aporte genético de las poblaciones euroasiáticas que causaron el lacto. Observar la mutación del gen de la lactasa puede arrojar luz sobre por qué hay tantas personas en la actualidad que son tolerantes o intolerantes a la lactosa y cómo ocurrió potencialmente.

    Lactasa y poblaciones prehistóricas

    Además, si bien es importante observar las poblaciones modernas al analizar la mutación del gen de la lactasa, las poblaciones prehistóricas pueden proporcionar información sobre las interacciones de los genes y la cultura. Malmstr & oumlm et al., (2010) analizaron una población de cazadores-recolectores del Neolítico en el norte de Europa y la frecuencia de intolerancia a la lactosa en oposición a la capacidad de digerir la lactosa del azúcar de la leche después de la infancia. La población se conoce como la cultura Pitted-Ware (PWC) y se pensó que estaba presente en Escandinavia entre 5400 y 4300 años antes de la actualidad (Malmstr & oumlm et al., 2010). Los autores encontraron en este estudio que un componente genético que afecta la capacidad de digerir la leche en la edad adulta habría resultado del reemplazo de la población por una población basada en la agricultura. Esto habría resultado de cambiar a una población que utilizaba el cultivo y la agricultura en lugar de un grupo de cazadores y recolectores.

    Este estudio analizó muestras de dientes y huesos de 14 individuos prehistóricos. Estos individuos se originaron a partir de 36 individuos del sitio de Gotland en la Suecia continental y fueron elegidos debido a las grandes cantidades de ADN mitocondrial conservado. Para identificar las mutaciones genéticas se amplificó el polimorfismo del alelo -13910T (Figura 5) (Malmstr & oumlm et al., 2010). Los resultados mostraron que la frecuencia del alelo T derivado está asociada con la capacidad de digerir la leche sin procesar en la edad adulta (Malmstr & oumlm et al., 2010). La Figura 5 muestra que la población de PWC tenía una frecuencia significativa de -13910T que la población sueca (Malmstr & oumlm et al., 2010). Esta diferencia puede explicarse por la deriva genética, que provoca los cambios en la frecuencia de los alelos de la misma población separados por una gran cantidad. También hay evidencia de una fuerte selección de genes para el gen T que permite la tolerancia a la lactosa (Malmstr & oumlm et al., 2010). Como se ve en el análisis, la deriva genética y el cambio a una dieta agrícola influyen en la intolerancia a la lactosa.

    Figura 5: Frecuencia del alelo -13910T en el gen de la lactasa en tres poblaciones diferentes, el sueco existente, el cazador-recolector neolítico sueco y los controles negativos.

    Las prácticas culturales de la población escandinava jugaron un papel en la presentación del alelo -13910. Por ejemplo, antes de que la población practicara la producción lechera, la frecuencia de los alelos no se habría visto afectada (Malmstr & oumlm et al., 2010). Además, la introducción de la leche en el norte de Europa habría influido mucho en el alelo -13910T y esto habría jugado un papel en la cultura moderna, que está muy influenciada por los productos lácteos. Esto podría haber resultado de la interacción cruzada de genes y cultura (Malmstr & oumlm et al., 2010).

    Problemas con el análisis de ADN

    Esta sección del artículo se centrará en la interpretación del ADN antiguo y cómo lo usamos para comprender la evolución humana. También se utilizará para acceder a los problemas con el ADN antiguo y algunos de los desafíos asociados con él. El ADN antiguo proporciona información fundamental sobre el patrón de enfermedades pasadas, la geografía y la evolución. Con cada metodología, como el ADNa, siempre hay problemas y, por lo tanto, es importante explorar las fortalezas y limitaciones.

    Interpretación del ADN antiguo microbiano

    Uno de los desarrollos más recientes en el uso de ADNa es que la autenticación no se puede realizar usando solo secuencias de nucleótidos de muestras antiguas. Rollo et al., (1999) argumenta que el análisis de secuencia debería ser el último paso porque hay una gran variedad de problemas asociados con esto. Por ejemplo, la contaminación de muestras puede ocurrir mediante la introducción de microorganismos modernos a las muestras antiguas. Aunque existen metodologías que limitan la cantidad de contaminación, aún puede participar debido a errores humanos y otros factores externos.

    Rollo et al., (1999) establecen que la contaminación puede afectar la capacidad de distinguir entre el ADN de especímenes antiguos y el ADN de microorganismos que potencialmente han colonizado los restos. Un ejemplo se ve a través de la reconstrucción del cuerpo del rey Ramsés II (1290-1224 aC). Su cuerpo estaba tan fuertemente colonizado que cuando se tomó una muestra de sus tejidos, se encontraron 370 colonias y se aislaron 89 especies de hongos diferentes. Rollo et al., (1999) sugieren que la solución sería verificar la base de la secuencia de ADN con las características ambientales actuales de donde se origina el espécimen. Esta metodología es importante porque permite una correcta distinción de las especies que pueden estar colonizando el antiguo ejemplar.

    La extracción de muestras es importante cuando se prepara para el análisis de ADN. Por ejemplo, en un estudio realizado por Rollo et al., (1999) se excavó un cazador pastor neolítico conocido como el Hombre de Hielo y se extrajo ADN microbiano de la piel y el músculo para determinar la historia tafonómica (Rollo et al., 1999). La muestra se limpió con fenol, que eliminó cualquier rastro de colonización microbiana antigua (Rollo et al., 1999). Sin una muestra viable, se pierde información valiosa y, a su vez, también se pierde la capacidad de comprender el origen y la progresión de la enfermedad.

    Otro problema al que se enfrenta el análisis para interpretar el ADN antiguo incluye la capacidad de tener secuencias de ADN que sean concluyentes para el estudio. Los problemas con las secuencias de ADN pueden surgir a través de la degradación post-mortem del ADN por lesiones de codificación errónea o destrucción física de la molécula. Los problemas con la secuencia del ADN han dado lugar a importantes errores en los estudios que cuestionan la exactitud de los orígenes de la enfermedad y el comportamiento de la población en el pasado. Gilbert et al., (2005) propone los nueve criterios de autenticidad (Figura 6). Como se ve en la figura 6, los nueve criterios de autenticidad involucran: aislamiento de áreas de trabajo, extracción y amplificación de control negativo, comportamiento molecular apropiado, reproducibilidad, clonación de productos, replicación independiente, preservación bioquímica, cuantificación y restos asociados.

    El incumplimiento de los nueve criterios puede afectar en gran medida la fiabilidad y autenticidad de los resultados. Un problema con esta lista es que el cumplimiento estricto no significa autenticidad total y puede parecer problemático. Los estudios de ADN antiguo son importantes cuando se analizan las enfermedades modernas, pero la autenticidad de las cadenas de ADN molecular es importante al hacer inferencias. Es importante abordar este criterio cuando se analizan las enfermedades porque juega un papel fundamental en nuestra comprensión de los orígenes y la progresión de la enfermedad (Gilbert et al., 2005).

    Figura 6: Nueve criterios de autenticidad para determinar la confiabilidad de muestras de ADN antiguo (Rollo et al., 1990: Cuadro 1)

    Estos criterios rara vez se han adoptado por completo en el campo porque hay casos en los que hay falta de financiación y algunos creen que no hay contaminación (Gilbert et al., 2005). Como argumentan Gilbert et al., (2005), es importante implementar estos nueve criterios porque ayudan a evaluar los estudios de ADN antiguo con mayor precisión. Este es un campo en crecimiento y, por lo tanto, se crearán nuevos criterios y metodologías para manejar mejor las muestras de ADN antiguo.

    Enfermedad y evolución humana

    Cuando se analiza una enfermedad con un ADNc, es importante analizarla a través del contexto de la evolución humana. Por ejemplo, los modelos genéticos de poblaciones se pueden utilizar en un aspecto evolutivo para predecir la progresión y la susceptibilidad de la enfermedad (Quintana-Murci et al., 2016). Las muestras de ADN antiguo en tangente con los genomas modernos brindan la capacidad de reconstruir la historia genética de las especies que pueden arrojar luz sobre las enfermedades. En primer lugar, la eliminación de mutaciones deletéreas es importante para comprender los componentes básicos de la enfermedad humana. La selección purificante es una de las formas más comunes de selección, que es la eliminación de alelos seleccionados que están altamente asociados con los trastornos mendelianos, o para mantener bajas frecuencias de población. La eliminación de alelos deletéreos es fundamental cuando se estudian los trastornos genéticos porque da una idea de la genética de poblaciones y la deriva genética. Esto puede permitir una perspectiva evolutiva humana sobre el ADN a través de su recreación de poblaciones pasadas al tiempo que proporciona información sobre enfermedades (Quintana-Murci et al., 2016).

    Continuando con la evolución y la enfermedad humanas, las variantes raras proporcionan información valiosa sobre las enfermedades humanas. El estudio reciente que involucró el proyecto 1000 genomas reveló que había una gran cantidad de variantes raras (Quintana-Murci et al., 2016). Las variantes raras son variantes genéticas que alteran la función de los genes y juegan un papel en las condiciones mendelianas.Aunque la contribución directa de las variantes raras no es finita, su presencia en las poblaciones puede causar la aparición temprana de la enfermedad y aumentar la susceptibilidad a la enfermedad común. Además, las variantes raras que son específicas de una población causan más efectos deletéreos que las variantes comunes (Figura 7) (Quintana-Murci et al., 2016). Comprender las variantes raras en las poblaciones es importante en aspectos de las poblaciones humanas porque optimiza el muestreo de la población y la identificación de las variantes raras que causan enfermedades (Quintana-Murci et al., 2016). Esto cambió la forma en que se utilizan el ADN y el ADN antiguo para estudiar enfermedades comunes y raras.

    Figura 7: Demografía en la historia que afecta la proporción de variantes deletéreas en la población humana (Quintana-Murci et al., 2016: Figura 2)

    La Figura 7 muestra cómo la historia demográfica afecta de manera diferente a las variantes deletéreas y comunes. La proporción de variantes se ve afectada por la segregación de las poblaciones, que está influenciada por la demografía del pasado. El dibujo ilustra la historia demográfica general de las poblaciones humanas modernas, que incluyen africanos, europeos y canadienses franceses. La figura anterior no representa el cambio en el tamaño de la población, sino las variantes deletéreas en la población humana (Quintana-Murci et al., 2016).

    En términos de ADN antiguo, la capacidad de reconocer mutaciones a través de la genética de poblaciones puede ayudar a comprender las enfermedades humanas. El ADN antiguo ha hecho posible reconocer la frecuencia de mutación en una población. Los estudios han demostrado que a través de la mezcla de variantes arcaicas y los genomas de los humanos modernos, se ha mejorado la adaptación y la supervivencia. Además, la secuenciación profunda es un concepto nuevo en los estudios de aDNA que permite la secuenciación de muchas muestras o poblaciones diferentes cambiando el marco del análisis de aDNA. Quintana-Murci et al., (2016) analizaron un estudio de 230 muestras humanas de Eurasia occidental que data de hace entre 8500 y 2300 años. En los resultados del estudio, encontraron 12 loci que contenían variantes que cambiaron al aumentar la selección positiva. Las variantes incluyeron dieta, genes que codifican proteínas involucradas en el metabolismo de los ácidos grasos, vitamina D, enfermedad celíaca y pigmentación de la piel (Quintana-Murci et al., 2016). Además, en este estudio se encontró que había una selección positiva de genes relacionados con la inmunidad que son responsables de las respuestas inmunitarias. Esto es importante en los estudios de ADNa porque puede ayudar a arrojar luz sobre estilos de vida humanos pasados ​​y qué eventos selectivos aumentaron o disminuyeron la frecuencia de ciertos alelos que están relacionados con características o enfermedades específicas (Quintana-Murci et al., 2016). El ADN antiguo es fundamental cuando se analiza la progresión o la incidencia de una enfermedad porque puede dar una idea de las enfermedades modernas y las enfermedades raras o comunes.

    Además, la genética de poblaciones y la evolución humana son componentes importantes de los estudios del ADN antiguo porque son fundamentales en el estudio de las enfermedades. Proporcionan información sobre la identificación de alelos que presentan riesgo de enfermedad y los fenotipos de la enfermedad (Quintana-Murci et al., 2016). Se observan variantes raras y deletéreas tanto en poblaciones recientes como antiguas y cómo han cambiado las frecuencias de las poblaciones y, a su vez, afectan la supervivencia (Quintana-Murci et al., 2016). Es necesario realizar más investigaciones para analizar todo el genoma humano de los humanos actuales y pasados ​​para determinar en última instancia el riesgo de enfermedad a nivel molecular. Los estudios de ADN antiguo y fenotípicos moleculares pueden resultar ventajosos cuando se analiza la relación entre genes, evolución y enfermedad.

    Conclusión

    En conclusión, los estudios del ADN antiguo desempeñan un papel fundamental en la comprensión de los patrones de enfermedad, la progresión de la enfermedad y el origen de la enfermedad. Como se ve a través del análisis de enfermedades como la malaria y la tuberculosis, el ADNa nos permite comprender sus orígenes y cómo afectó a las poblaciones pasadas. Con este conocimiento podemos hacer inferencias sobre las poblaciones modernas y cómo se verán afectadas las enfermedades a nivel poblacional. El examen de la malaria ha permitido comprender la historia de la enfermedad a través del análisis de momias egipcias e individuos medievales (Nerlich et al., 2008). Los estudios retrospectivos de la malaria han permitido conocer los patrones futuros de la enfermedad. Más específicamente, la capacidad de identificar Plasmodium falciparum en un espécimen antiguo ha permitido la datación y una mayor comprensión de cómo afecta el genoma humano. Por el contrario, la tuberculosis y la enfermedad de Pott & rsquos y la identificación a través de evidencia osteológica ha permitido una comprensión más profunda de la enfermedad y su genoma (Gernaey et al., 2001).

    Este artículo también analizó en detalle la mutación genética mediante el análisis de la evolución humana y la tolerancia a la lactosa a través del gen de la lactasa. Esto ha permitido la identificación del gen T (-13910T) que es, en última instancia, la causa de la intolerancia a la lactosa (Myles et al., 2005). La mutación genética ha permitido que la comprensión de la cultura y la genética se crucen para proporcionar un análisis en profundidad de la enfermedad. La mutación genética arroja luz sobre cómo las poblaciones históricas han afectado las enfermedades modernas a través de la capacidad de consumir leche y productos lácteos.

    Por último, este artículo discutió la limitación del ADN antiguo y sus soluciones. Los nueve criterios presentados por Rollo et al., (1990) han permitido que la autenticación de los estudios se lleve a cabo al tener una forma de prueba de contaminación de muestras de ADN. Además, el estudio de los genomas humanos a lo largo del tiempo puede proporcionar información sobre las enfermedades. Por ejemplo, la genética de poblaciones ha permitido el descubrimiento de variantes raras y deletéreas (Quintana-Murci et al., 2016). En términos de ADN antiguo, las nuevas metodologías de secuenciación profunda permiten el análisis de múltiples muestras y poblaciones a la vez, proporcionando información y comparación de enfermedades (Quintana-Murci et al., 2016). En general, el ADNa es una herramienta importante en antropología y biología que puede ayudar en el diagnóstico de enfermedades y predecir el futuro de las enfermedades. Los estudios de ADN antiguo continúan creciendo y permitirán estudios precisos más profundos que cambiarán la forma en que se ven las enfermedades modernas.

    Referencias

    Donoghue, H. D., Spigelman, M., Greenblatt, C. L., Lev-Maor, G., Bar-Gal, G. K., Matheson, C.,. y Zink, A. R. (2004). Tuberculosis: desde la prehistoria hasta Robert Koch, como lo revela el ADN antiguo.Enfermedades infecciosas de The Lancet,4(9), 584-592.

    Fletcher HA, Donoghue HD, Holton J, Pap I, Spigelman M. Ocurrencia generalizada de Tuberculosis micobacteriana ADN de húngaros de los siglos XVIII y XIX. Soy J Phys Anthropol 2003 120: 144 y ndash52.

    Gernaey, A. M., Minnikin, D. E., Copley, M. S., Dixon, R. A., Middleton, J. C. y Roberts, C. A. (2001). Los ácidos micólicos y el ADN antiguo confirman un diagnóstico osteológico de tuberculosis.Tuberculosis,81(4), 259-265.

    Gilbert, M. T. P., Bandelt, H. J., Hofreiter, M. y Barnes, I. (2005). Evaluación de estudios de ADN antiguo.Tendencias en ecología y evolución del amplificador,20(10), 541-544.

    Haber, M., Mezzavilla, M., Xue, Y. y Tyler-Smith, C. (2016). ADN antiguo y la reescritura de la historia humana: ahorre con la navaja Occam & rsquos. Biología del genoma, 17 (1).

    Lalremruata, A., Ball, M., Bianucci, R., Welte, B., Nerlich, A. G., Kun, J. F. y Pusch, C. M. (2013). Identificación molecular de coinfecciones de malaria falciparum y tuberculosis humana en momias de la depresión de Fayum (Bajo Egipto).Más uno,8(4), e60307

    Malmstr & oumlm, H., Linderholm, A., Lid & eacuten, K., Stor & aring, J., Molnar, P., Holmlund, G.,. & amp G & oumltherstr & oumlm, A. (2010). Alta frecuencia de intolerancia a la lactosa en una población prehistórica de cazadores-recolectores del norte de Europa.Biología evolutiva de BMC,10(1), 89.

    Myles, S., Bouzekri, N., Haverfield, E., Cherkaoui, M., Dugoujon, J. M. y Ward, R. (2005). Evidencia genética en apoyo de un origen lácteo compartido euroasiático-norteafricano.Genética humana,117(1), 34-42.

    Nerlich, A. G., Schraut, B., Dittrich, S., Jelinek, T. y Zink, A. R. (2008). Plasmodium falciparum en el antiguo Egipto.Enfermedades infecciosas emergentes,14(8), 1317.

    Quintana-Murci, L. (2016). Comprender las enfermedades raras y comunes en el contexto de la evolución humana.Biología del genoma,17(1), 225.

    Rollo, F. y Marota, I. (1999). Cómo se puede interpretar el ADN microbiano antiguo, que se encuentra en asociación con restos humanos.Transacciones filosóficas de la Royal Society of London B: Ciencias biológicas,354(1379), 111-119.

    Donoghue, H. D., Spigelman, M., Greenblatt, C. L., Lev-Maor, G., Bar-Gal, G. K., Matheson, C.,. y Zink, A. R. (2004). Tuberculosis: desde la prehistoria hasta Robert Koch, como lo revela el ADN antiguo.The Lancet enfermedades infecciosas,4(9), 584-592.

    Fletcher HA, Donoghue HD, Holton J, Pap I, Spigelman M. Ocurrencia generalizada de Tuberculosis micobacteriana ADN de húngaros de los siglos XVIII y XIX. Soy J Phys Anthropol 2003 120: 144 y ndash52.

    Gernaey, A. M., Minnikin, D. E., Copley, M. S., Dixon, R. A., Middleton, J. C. y Roberts, C. A. (2001). Los ácidos micólicos y el ADN antiguo confirman un diagnóstico osteológico de tuberculosis.Tuberculosis,81(4), 259-265.

    Gilbert, M. T. P., Bandelt, H. J., Hofreiter, M. y Barnes, I. (2005). Evaluación de estudios de ADN antiguo.Tendencias en ecología y evolución del amplificador,20(10), 541-544.

    Haber, M., Mezzavilla, M., Xue, Y. y Tyler-Smith, C. (2016). ADN antiguo y la reescritura de la historia humana: ahorre con la navaja Occam & rsquos. Biología del genoma, 17 (1).

    Lalremruata, A., Ball, M., Bianucci, R., Welte, B., Nerlich, A. G., Kun, J. F. y Pusch, C. M. (2013). Identificación molecular de coinfecciones de malaria falciparum y tuberculosis humana en momias de la depresión de Fayum (Bajo Egipto).Más uno,8(4), e60307

    Malmstr & oumlm, H., Linderholm, A., Lid & eacuten, K., Stor & aring, J., Molnar, P., Holmlund, G.,. & amp G & oumltherstr & oumlm, A. (2010). Alta frecuencia de intolerancia a la lactosa en una población de cazadores-recolectores prehistóricos en el norte de Europa.Biología evolutiva de BMC,10(1), 89.

    Myles, S., Bouzekri, N., Haverfield, E., Cherkaoui, M., Dugoujon, J. M. y Ward, R. (2005). Evidencia genética en apoyo de un origen lácteo compartido euroasiático-norteafricano.Genética humana,117(1), 34-42.

    Nerlich, A. G., Schraut, B., Dittrich, S., Jelinek, T. y Zink, A. R. (2008). Plasmodium falciparum en el antiguo Egipto.Enfermedades infecciosas emergentes,14(8), 1317.

    Quintana-Murci, L. (2016). Comprender las enfermedades raras y comunes en el contexto de la evolución humana.Biología del genoma,17(1), 225.

    Rollo, F. y Marota, I. (1999). Cómo se puede interpretar el ADN microbiano antiguo, que se encuentra en asociación con restos humanos.Transacciones filosóficas de la Royal Society of London B: Ciencias biológicas,354(1379), 111-119.

    Guardar cita & raquo (Funciona con EndNote, ProCite y Reference Manager)


    El fin del Kali Yuga en 2025: Desentrañando los misterios del ciclo Yuga


    Varias culturas antiguas creían en un ciclo de las edades del mundo en el que gradualmente descendemos de un estado de perfección espiritual y abundancia material a uno de ignorancia y escasez. En la antigua India, esto se llamaba el ciclo Yuga. La doctrina del ciclo Yuga nos dice que ahora estamos viviendo en Kali Yuga, la era de la oscuridad, cuando la virtud moral y las capacidades mentales alcanzan su punto más bajo en el ciclo.

    El Mahabharata describe el Kali Yuga como el período en el que el & # 8220World Soul & # 8221 es de color negro y solo queda una cuarta parte de la virtud, que se reduce lentamente a cero al final del Kali Yuga. Los hombres recurren a la maldad, dominan la enfermedad, el letargo, la ira, las calamidades naturales, la angustia y el miedo a la escasez. La penitencia, los sacrificios y las observancias religiosas caen en desuso. Todas las criaturas degeneran. El cambio pasa por encima de todas las cosas, sin excepción.

    El Kali Yuga (Edad de Hierro) fue precedido por otros tres Yugas: Satya o Krita Yuga (Edad de Oro), Treta Yuga (Edad de Plata) y el Dwapara Yuga (Edad de Bronce). En el Mahabharata, Hanuman da la siguiente descripción del Ciclo Yuga al príncipe Pandava Bhima:

    El Krita Yuga se llamaba así porque solo había una religión, y todos los hombres eran santos: por lo tanto, no estaban obligados a realizar ceremonias religiosas & # 8230 Los hombres no compraban ni vendían, no había pobres ni ricos, no había necesidad de trabajar, porque todo lo que los hombres requerían fue obtenido por el poder de la voluntad & # 8230 El Krita Yuga estaba libre de enfermedades, no había disminución con los años, no había odio, ni vanidad, ni pensamientos malvados, ni tristeza, ni miedo. Toda la humanidad podría alcanzar la suprema bienaventuranza. El alma universal era Blanca y la identificación del yo con el alma universal era toda la religión de la Edad Perfecta. En el Treta Yuga comenzaron los sacrificios, y el Alma del Mundo se convirtió en virtud roja disminuida en un cuarto. La humanidad buscó la verdad y realizó ceremonias religiosas, obtuvieron lo que deseaban dando y haciendo. En el Dwapara Yuga, el aspecto del Alma del Mundo era Amarillo: la religión disminuyó a la mitad. El Veda estaba dividido en cuatro partes, y aunque algunos tenían conocimiento de los cuatro Vedas, otros solo conocían tres o uno. La mente disminuyó, la Verdad declinó, y vinieron el deseo y las enfermedades y calamidades debido a que estos hombres tuvieron que someterse a penitencias. Fue una Edad decadente debido a la prevalencia del pecado. 1

    Ahora vivimos en los tiempos oscuros del Kali Yuga, cuando la bondad y la virtud prácticamente han desaparecido del mundo. ¿Cuándo comenzó el Kali Yuga y cuándo termina?

    A pesar del elaborado marco teológico del Ciclo Yuga, las fechas de inicio y finalización del Kali Yuga permanecen envueltas en un misterio. La fecha aceptada popularmente para el comienzo del Kali Yuga es 3102 a. C., treinta y cinco años después de la conclusión de la batalla del Mahabharata. Se cree que esta fecha se basa en una declaración hecha por el destacado astrónomo Aryabhatta en el texto sánscrito Aryabhatiya, donde escribe que:

    Cuando habían transcurrido sesenta veces sesenta años (es decir, 3.600 años) y tres cuartos de Yugas, habían pasado veintitrés años desde mi nacimiento. 2

    Esto significa que Aryabhatta había compuesto el texto cuando tenía 23 años y habían transcurrido 3.600 años del Yuga actual. El problema aquí es que no sabemos cuándo nació Aryabhatta o cuándo compuso el Aryabhatiya. Ni siquiera menciona el Kali Yuga por su nombre, y simplemente afirma que habían transcurrido 3.600 años del Yuga. Eruditos en general asumir que el Kali Yuga había comenzado en 3102 a. C., y luego use esta declaración para justificar que el Aryabhatiya fue compuesto en 499 d. C. Sin embargo, no podemos usar la lógica inversa, es decir, no podemos decir que el Kali Yuga debe haber comenzado en 3102 a. C. ya que el Aryabhatiya fue compuesto en 499 d. C., porque no sabemos cuándo vivió o completó Aryabhatta su trabajo.

    Otra fuente importante es la Inscripción Aihole de Pulakesin II de Badami, que fue grabado al expirar 3.735 años después de la guerra de Bharata y 556 años de los reyes Saka. 3 Si tomamos el comienzo de la Era Saka como 78 EC, entonces la Guerra de Bharata tuvo lugar en 3102 BCE, luego Kali Yuga, que comenzó 35 años después de la Guerra de Bharata, comenzó en 3067 BCE. Pero debemos recordar que hay una Antigua Era Saka también, cuya fecha de inicio está en disputa, y para la cual los estudiosos han propuesto varias fechas que van desde el 83 a. C. y # 8211 383 a. C. 4 Si la inscripción Aihole se refiere a la Antigua Era Saka, entonces la Era Kali comienza unos cientos de años antes del 3102 a. C.

    La verdad es que no hay ningún texto o inscripción que nos dé una fecha inequívoca del comienzo del Kali Yuga. Aunque la fecha aceptada popularmente es 3102 a. C., no existe una base astronómica para ello. Existe una afirmación de que el cálculo se basó en la conjunción de los cinco & # 8216 planetas geocéntricos & # 8217 (es decir, los planetas visibles a simple vista) & # 8211 Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno & # 8211 en 0 & # 176 Aries al comienzo del Kali Yuga como se menciona en el Surya Siddhanta. Pero el Surya Siddhanta establece explícitamente que esta conjunción de planetas en 0 & # 176 Aries tiene lugar al final de la Edad de Oro. 5 Además, las simulaciones modernas indican que el 17/18 de febrero de 3102 a. C., los cinco planetas geocéntricos ocuparon un arco de aproximadamente 42 & # 176 en el cielo, que no puede considerarse como una conjunción de ninguna manera. Por lo tanto, no existe ninguna base astronómica para la fecha de inicio, ni tenemos ninguna evidencia de que Aryabhatta o cualquier otro astrónomo haya calculado la fecha. Antes del siglo VI EC, la fecha no aparece en ningún texto o inscripción sánscrita. Podría haber sido inventado por astrónomos posteriores o adoptado de algún otro calendario. La vaguedad que rodea el origen de este importante marcador cronológico hace que su validez sea altamente sospechosa.

    La tarea de averiguar la fecha de inicio del Kali Yuga a partir de los antiguos textos sánscritos, sin embargo, está plagada de dificultades, ya que una serie de inexactitudes se han infiltrado en la información del ciclo Yuga contenida en ellos. En muchos textos sánscritos, la duración de 12.000 años del Ciclo Yuga se infló artificialmente a un valor anormalmente alto de 4.320.000 años mediante la introducción de un factor de multiplicación de 360, que se representó como el número de & # 8216 años humanos & # 8217 que constituye un & # 8216 año divino & # 8217. En el libro, El hogar ártico en los Vedas (1903), B.G. Tilak escribió que:

    Los escritores de los Puranas, muchos de los cuales parecen haber sido escritos durante los primeros siglos de la era cristiana, naturalmente no estaban dispuestos a creer que el Kali Yuga había fallecido. Por lo tanto, se intentó extender la duración. del Kali Yuga al convertir 1,000 (o 1,200) años humanos ordinarios del mismo en tantos años divinos, un solo año divino, o un año de los dioses, siendo igual a 360 años humanos & # 8230 esta solución de la dificultad fue adoptada universalmente, y un Kali de 1.200 años ordinarios se transformó de inmediato, mediante este ingenioso artificio, en un ciclo magnífico de tantos divinos, o 360 & # 215 1200 = 432.000 años ordinarios. 6

    Ciclo Yuga de 24.000 años

    Sin embargo, ciertos textos sánscritos importantes como el Mahabharata 7 y el Leyes de Manu, 8 que los eruditos creen que fueron compuestos antes que los Puranas, aún conservan el valor original del Ciclo Yuga como 12,000 años. los Mahabharata menciona explícitamente que la duración del Ciclo Yuga se basa en los días y noches de los seres humanos. Los zoroastrianos también creían en un ciclo de las edades de 12.000 años y duración. El Gran Año o Año Perfecto de los griegos fue representado de diversas formas como de 12,954 años (Cicerón) o 10,800 años (Heráclito) de duración. Seguramente, el ciclo de Yuga no puede tener diferentes duraciones para diferentes culturas.

    En el libro La ciencia santa (1894) Sri Yukteswar aclaró que un Ciclo Yuga completo toma 24.000 años y se compone de un ciclo ascendente de 12.000 años cuando la virtud aumenta gradualmente y un ciclo descendente de otros 12.000 años, en el que la virtud disminuye gradualmente. Por lo tanto, después de completar un ciclo descendente de 12.000 años desde Satya Yuga - & gt Kali Yuga, la secuencia se invierte y comienza un ciclo ascendente de 12.000 años que va desde Kali Yuga - & gt Satya Yuga.Yukteswar afirma que, & # 8220Cada uno de estos períodos de 12.000 años trae un cambio completo, tanto externamente en el mundo material como internamente en el mundo intelectual o eléctrico, y es llamado uno de los Daiva Yugas o Pareja Eléctrica. & # 8221 9

    La duración de 24.000 años del Ciclo Yuga completo se aproxima mucho al Año Precesional de 25.765 años, que es el tiempo que tarda el sol en & # 8216precesar & # 8217, es decir, moverse hacia atrás, a través de las 12 constelaciones del Zodíaco. Curiosamente, el Surya Siddhanta especifica un valor de 54 segundos de arco por año para la precesión, frente al valor actual de 50,29 segundos de arco por año. ¡Esto se traduce en un año precesional de exactamente 24.000 años! Esto significa que el valor de precesión observado actual puede ser simplemente una desviación temporal de la media.

    El concepto de un ciclo ascendente y descendente de Yugas todavía prevalece entre los budistas y los jainistas. Los jainistas creen que un ciclo de tiempo completo (Kalachakra) tiene una mitad progresiva y otra regresiva. Durante la mitad progresiva del ciclo (Utsarpini), hay un aumento gradual en el conocimiento, la felicidad, la salud, la ética y la espiritualidad, mientras que durante la mitad regresiva del ciclo (Avasarpini) hay una reducción gradual de estas cualidades. Estos dos semiciclos se suceden en una sucesión ininterrumpida por la eternidad, al igual que los ciclos del día y la noche o los crecientes y menguantes de la luna.

    Los antiguos griegos también parecen haber creído en un ciclo de edades ascendente y descendente. El poeta griego Hesíodo (c. 750 a. C. & # 8211 650 a. C.) había dado un relato de las Edades del Mundo en Obras y Días, en la que insertó una quinta edad denominada & # 8216Age of Heroes & # 8217, entre la Edad del Bronce y la Edad del Hierro. En Hesíodo & # 8217s Cosmos, Jenny Strauss Clay escribe:

    Basándose en el mito de Platón & # 8217s EstadistaVernant también afirmó que el marco temporal del mito Hesiódico, es decir, la sucesión de razas, no es lineal sino cíclico al final de la edad de hierro, que divide en dos, el ciclo de razas comienza de nuevo con un nuevo oro. edad o, más probablemente, una nueva era de héroes, ya que la secuencia se invierte & # 8230 El mismo Vernant ofrece una solución cuando comenta que & # 8220no hay en realidad una era de hierro sino dos tipos de existencia humana & # 8221 10.

    Esto es muy interesante. Jean-Pierre Vernant, que es un especialista muy aclamado en la cultura griega antigua, cree que el Ciclo de las Edades se invierte según el relato de Hesíodo. No solo eso, afirma que la Edad del Hierro tiene dos partes, lo que corresponde a la interpretación de Yukteswar en la que el Kali Yuga descendente es seguido por el Kali Yuga ascendente. Podemos suponer, en este contexto, que la & # 8216Edad de los Héroes & # 8217, que siguió inmediatamente a la Edad del Bronce en Hesíodo & # 8217s cuenta, debe ser el nombre atribuido por Hesíodo a la descendiendo Kali Yuga.

    La evidencia de diferentes fuentes apoya la noción de un ciclo Yuga completo de 24.000 años, compuesto por un ciclo ascendente y descendente de 12.000 años cada uno. Esto nos lleva a la cuestión de las duraciones relativas de los diferentes Yugas en el Ciclo de Yuga, y los períodos de transición, que ocurren al principio y al final de cada Yuga, y se conocen como Sandhya (amanecer) y Sandhyansa (crepúsculo) respectivamente. Los valores de la siguiente tabla se proporcionan en los textos sánscritos para la duración de los Yugas y sus respectivos amaneceres y crepúsculos:

    Dado que se introdujeron tantas inexactitudes en la doctrina del ciclo Yuga, como lo señalaron Yukteswar y Tilak, también debemos cuestionar la precisión de las duraciones relativas de las Yugas mencionadas en los textos sánscritos. Aunque el Ciclo Yuga se menciona en los relatos míticos de una treintena de culturas antiguas, como lo describe Giorgio de Santillana, profesor de historia de la ciencia en el MIT, en el libro Hamlet & # 8217s Molino (1969), encontramos muy poca información sobre las duraciones relativas de las diferentes edades dentro de este ciclo.

    En los pocos relatos donde se especifican las duraciones de los Yugas, encontramos que cada edad en el Ciclo Yuga tiene la misma duración. Por ejemplo, los zoroastrianos creen que el mundo dura 12.000 años, que se divide en cuatro edades iguales de 3.000 años cada una.. Una fuente mexicana conocida como la Codex Ríos (también conocido como Codex 3738 y Codex Vaticanus A) establece que cada edad tiene una duración de 4,008, 4,010, 4,801 y 5,042 años respectivamente para un total de 17,861 años. Podemos ver que en este caso también la duración de cada edad es casi la misma.

    Por lo tanto, las duraciones de los cuatro Yugas mencionados en los textos sánscritos (es decir, 4.800, 3.600, 2.400 y 1.200 años) se desvían de la norma. La duración de cada Yuga, en esta secuencia, disminuye en 1.200 años con respecto al anterior. Esto es un progresión aritmética que rara vez, si alguna vez, se encuentra en ciclos naturales. ¿Podría ser que las duraciones de Yuga se modificaron deliberadamente en algún momento del pasado para dar la impresión de que la duración de cada Yuga disminuye a la par con la disminución de la virtud de un Yuga al siguiente?

    Aquí está el hecho más sorprendente: dos de los astrónomos más famosos de la antigua India, Aryabhatta y Paulisa, creían que el ciclo de Yuga se compone de Yugas de igual duración! En el siglo XI, el erudito medieval Al-Beruni había compilado un comentario completo sobre la filosofía, las ciencias y la cultura de la India titulado Alberuni & # 8217s India, en el que menciona que la doctrina del ciclo Yuga se basó en las derivaciones del astrónomo indio Brahmagupta, quien a su vez derivó su conocimiento del sánscrito Textos Smriti. Hace una declaración interesante al respecto:

    Además, Brahmagupta dice que & # 8220Aryabhatta considera los cuatro yugas como las cuatro partes iguales del caturyuga (ciclo de Yuga). Por lo tanto, se diferencia de la doctrina del libro. Smriti, recién mencionado, y el que se diferencia de nosotros es un oponente. & # 8221 11

    El hecho de que Aryabhatta creyera en los cuatro Yugas ¡tener la misma duración es sumamente pertinente! Al-Beruni reafirma esto en términos inequívocos: & # 8220 Por lo tanto, según Aryabhatta, el Kali Yuga tiene 3.000 divya años & # 8230. cada dos yugas tiene 6.000 divya años & # 8230 cada tres años tiene 9.000 divya años. & # 8221 ¿Por qué Aryabhatta suscribiría tal creencia? ¿Tuvo acceso a fuentes de información que ahora no conocemos?

    Paulisa, otro célebre astrónomo de la antigua India, también suscribió la idea de Yugas de igual duración. Alberuni dice que, si bien presenta los cálculos para la duración de un kalpa, & # 8220he (Pulisa) no ha cambiado el caturyugas en exacto yugas, pero simplemente las cambió en cuartas partes y multiplicó estas cuartas partes por el número de años de una sola cuarta parte. & # 8221 12

    Así, dos de los astrónomos más respetados de la antigua India, Aryabhatta y Paulisa, creían en un Ciclo Yuga que constaba de 4 Yugas de igual duración de 3.000 años divinos cada uno. Sin embargo, su opinión se vio ensombrecida por la opinión contradictoria de Brahmagupta. Él arremetió contra Aryabhatta y los otros astrónomos que tenían opiniones diferentes, e incluso abusaron de ellos. Al-Beruni dice sobre Brahmagupta:

    Es lo suficientemente grosero como para comparar a Aryabhatta con un gusano que, comiendo la madera, por casualidad describe ciertos personajes en ella sin entenderlos y sin intención de dibujarlos. & # 8220Él, sin embargo, que conoce estas cosas a fondo, se opone a Aryabhatta, Srishena y Vishnucandra como el león contra las gacelas. No son capaces de dejarle ver sus caras. & # 8221 En términos tan ofensivos ataca a Aryabhatta y lo maltrata. 13

    Ahora podemos entender por qué la opinión de Brahmagupta finalmente prevaleció sobre la de los otros astrónomos de su tiempo, y ciertamente no tuvo nada que ver con la solidez inherente de su lógica o la autenticidad de sus fuentes.

    Es hora de que dejemos de oponernos a Aryabhatta, Paulisa, Srishena, Vishnucandra y otros como el & # 8220 león contra las gacelas & # 8221 y, en su lugar, tomemos conciencia de la posibilidad muy real de que los Yugas en el Ciclo de Yuga sean iguales. duración, y la secuencia 4: 3: 2: 1 de los Yugas puede haber sido una manipulación matemática que se deslizó en la doctrina del Ciclo Yuga en algún momento antes del 500 EC. Es posible que esta manipulación se haya introducido porque la gente estaba inclinada a creer que la duración de un Yuga debería disminuir a la par con la disminución de la virtud y la longevidad humana de un Yuga al siguiente. Se ideó una fórmula ordenada en la que la duración total de los Yugas sumaba 12.000 años. Sin embargo, hubo un problema. Si el Kali Yuga tiene una duración de 1200 años, entonces debería haberse completado muchas veces, desde su inicio propuesto en 3102 a. C. Para sortear esta situación potencialmente embarazosa, se introdujo otra complejidad. Cada & # 8216year & # 8217 del Ciclo Yuga se convirtió en & # 8216divine year & # 8217 compuesto por 360 años humanos. El Ciclo Yuga se infló a 4.320.000 años (12.000 & # 215360) y el Kali Yuga se volvió igual a 432.000 años (1.200 & # 215360). La humanidad quedó consignada a una duración interminable de tinieblas.

    Ciclo Yuga original codificado en el calendario Saptarshi

    La doctrina original del ciclo Yuga parece haber sido muy simple: Un ciclo de Yuga con una duración de 12.000 años, y cada Yuga tiene una duración de 3.000 años. Este ciclo está codificado en el Calendario Saptarshi que se ha utilizado en la India durante miles de años. Se usó ampliamente durante el período Maurya en el siglo IV a. C. y todavía se usa en algunas partes de la India. El término Saptarshi se refiere a los & # 8216Seven Rishis & # 8217 o los & # 8216Seven Sages & # 8217 que representan las siete estrellas de la constelación de Great Bear (Osa Mayor). Se les considera como los rishis iluminados que aparecen al comienzo de cada Yuga para difundir las leyes de la civilización. El Calendario Saptarshi utilizado en la India tenía un ciclo de 2.700 años, se dice que la constelación de la Osa Mayor permanece durante 100 años en cada uno de los 27 Nakshatras (asterismos lunares) que suma un ciclo de 2.700 años. 14 El ciclo de 2.700 años también se denominó Era Saptarshi o Saptarshi Yuga.

    Si el ciclo de 2.700 años del Calendario Saptarshi representa la duración real de un Yuga, entonces los 300 años restantes de la duración total del Yuga de 3.000 años representan automáticamente el & # 8216 período de transición & # 8217, antes de que las cualidades del Yuga subsiguiente estén completamente. manifestado. La duración total del ciclo Yuga, excluyendo los períodos transitorios, es igual a (2.700 & # 2154), es decir, 10.800 años, lo mismo que la duración del & # 8216 Gran Año de Heráclito & # 8217 en la tradición helénica. Esto indica claramente que la base subyacente del Ciclo de las Edades Mundiales tanto en India como en Grecia fue el Ciclo Saptarshi de 2.700 años.

    Los historiadores están de acuerdo en que el Calendario Saptarshi, en uso durante el período Maurya en el siglo IV a. C., comenzó en 6676 a. C. En el libro Tradiciones de las Siete Rsis, El Dr. J.E. Mitchiner confirma esto:

    Podemos concluir que la versión más antigua y original de la Era de las Siete Rsis comenzó con las Siete Rsis en Krttika en 6676 BCE & # 8230 Esta versión estuvo en uso en el norte de India desde al menos el siglo IV BCE, como atestiguan las declaraciones de los escritores griegos y romanos también fue la versión utilizada por Vrddha Garga, alrededor del comienzo de la era cristiana. 15

    De hecho, la cronología registrada de los reyes indios se remonta a más de 6676 a. C., según lo documentado por los historiadores griegos y romanos Plinio y Arriano. Plinio afirma que, & # 8220 Desde el padre Liber [Roman Baco o Dioniso griego] hasta Alejandro Magno (m. 323 a. C.), los indios cuentan 154 reyes, y ellos calculan (el tiempo como) 6.451 años y 3 meses. & # 8221 16 Arriano pone 153 reyes y 6.462 años entre Dioniso y Sandrokottos (Chandragupta Maurya), a cuya corte se envió una embajada griega en 314 a. C. 17 Ambas indicaciones se suman a una fecha de aproximadamente c.6776 a. C., que es 100 años antes del comienzo del Calendario Saptarshi en 6676 a. C.

    Es obvio por los relatos de Plinio y Arriano que deben haber identificado un rey específico en la lista de reyes indios que correspondían al griego Dionisio o al romano Baco, y cuyo reinado había terminado alrededor del 6776 a. C. ¿Quién pudo haber sido? Según el renombrado erudito y orientalista Sir William Jones, Dionisio o Baco no era otro que el monarca indio Rama. En su ensayo & # 8220 Sobre los dioses de Grecia, Italia e India & # 8221 (1784), Sir William Jones

    considera que Rama es el mismo que el griego Dionysos, quien se dice que conquistó la India con un ejército de sátiros, comandado por Pan y Rama también fue un poderoso conquistador, y tenía un ejército de grandes monos o sátiros, comandado por Maruty (Hanuman ), hijo de Pavan. Rama también se encuentra, en otros puntos, para parecerse al Baco indio. 18

    Sir William Jones también señala que,

    Meros Los griegos dicen que había sido una montaña de la India, en la que nació su Dioniso, y que Meru También es una montaña cerca de la ciudad de Naishada, o Nysa, llamada por los geógrafos griegos Dionisópolis, y celebrada universalmente en los poemas sánscritos. 19

    La identificación de Dionisio con Rama nos proporciona nuevas perspectivas. Según la tradición india, Rama vivió hacia el final de Treta Yuga (Edad de Plata), y el Dwapara Yuga (Edad de Bronce) había comenzado poco después de su desaparición. Esto implica que la fecha de 6676 a. C. para el comienzo del Calendario Saptarshi, que es 100 años después de Dionisio, es decir, Rama, indica el comienzo del Dwapara Yuga en el ciclo descendente.

    Un Calendario Saptarshi posterior, todavía en uso en la India, comenzó a partir del 3076 a. C. Pero, como señala el Dr. Subhash Kak, & # 8220 el nuevo recuento que se remonta al 3076 a. C. se inició más tarde para acercarlo lo más posible al inicio de la era Kali. & # 8221 20 En el libro Tradiciones de las Siete Rsis, El Dr. Mitchiner dice que el Calendario Saptarshi para Kali Yuga (la Cachemira Laukika Abda) comenzó cuando los Saptarshis estaban en Rohini. Dado que los Saptarshis estaban en Rohini en 3676 a. C., implica que el ciclo de Kali Yuga debe haber comenzado en 3676 a. C.

    Rastreando la verdadera fecha de finalización del Kali Yuga actual

    Ahora aquí es donde se pone interesante. Una Era Saptarshi comenzó en 6676 a. C., y otro ciclo comenzó exactamente 3.000 años después, en 3676 a. C. Pero el ciclo de Saptarshi tiene una duración de 2700 años. ¿Por qué la Era Saptarshi para Kali Yuga comenzó 3000 años después del ciclo anterior? Esto significa que se debe haber agregado un & # 8216 período de transición & # 8217 de 300 años al final del ciclo anterior. Prueba claramente la hipótesis de que el ciclo Saptarshi de 2700 años, junto con un período de transición de 300 años, fue la base calendárica original del ciclo Yuga.

    Si usamos la fecha de 6676 a. C. como el comienzo del Dwapara Yuga en el ciclo descendente, y el ciclo de Saptarshi de 2700 años junto con un período de transición de 300 años como base para el ciclo de Yuga, entonces toda la línea de tiempo del ciclo de Yuga es desenredado.

    Esta línea de tiempo del Ciclo Yuga lleva el comienzo de la Edad de Oro al 12676 a. C., más de 14,500 años antes del presente, cuando la Osa Mayor estaba en el Shravana nakshatra (La Osa Mayor avanzará en 3 nakshatras en cada Yuga debido al período de transición de 300 años). Esto concuerda muy bien con la tradición india, ya que el Mahabharata menciona que en la tradición antigua al Shravana nakshatra se le daba el primer lugar en el ciclo de nakshatra.


    Cronología del ciclo Yuga basada en el calendario Saptarshi. Según esta interpretación, el Kali Yuga finaliza en 2025, seguido de un período de transición de 300 años que conduce al Dwapara Yuga ascendente.

    La línea de tiempo también indica que el Kali Yuga ascendente, que es la época actual en la que vivimos, terminará en 2025 EC. La manifestación completa del próximo Yuga & # 8211 el Dwapara ascendente & # 8211 tendrá lugar en 2325 EC, después de un período de transición de 300 años. El Dwapara Yuga ascendente será seguido por dos Yugas más: el Treta Yuga ascendente y el Satya Yuga ascendente, que completa el ciclo ascendente de 12.000 años.

    El texto sánscrito Brahma-vaivarta Purana describe un diálogo entre el Señor Krishna y la Diosa Ganges. Aquí, Krishna dice que después de 5.000 años de Kali Yuga habrá un amanecer de una nueva Edad Dorada que durará 10.000 años (Texto 50, 59). Esto se puede entender de inmediato en el contexto de la línea de tiempo del ciclo Yuga que se describe aquí. Ahora estamos terminando el Kali Yuga, casi 5.700 años desde su comienzo en 3676 a. C. Y el final del Kali Yuga será seguido por tres Yugas más que abarcarán 9.000 años, antes de que termine el ciclo ascendente.

    Evidencia arqueológica e histórica

    Según la doctrina del ciclo Yuga, los períodos de transición entre los Yugas están asociados con un colapso de civilizaciones y catástrofes ambientales (pralaya), que eliminan prácticamente todo rastro de cualquier civilización humana. La nueva civilización que emerge en el nuevo Yuga está guiada por unos pocos supervivientes del cataclismo, que llevan consigo los conocimientos técnicos y espirituales de la época anterior. Muchas fuentes antiguas nos hablan del enigmático grupo de & # 8216Seven Sages & # 8217 (& # 8216Saptarshi & # 8217) que se dice que aparecen al comienzo de cada Yuga y promulgan las artes de la civilización. Los encontramos en mitos de todo el mundo & # 8211 en Sumeria, India, Polinesia, América del Sur y América del Norte. Poseían una sabiduría y un poder infinitos, podían viajar por tierra y agua, y tomaban diversas formas a voluntad. El Calendario Saptarshi de la antigua India parece haberse basado en su aparición periódica al comienzo de cada Yuga.

    Como veremos, la línea de tiempo del ciclo Yuga propuesta aquí se correlaciona muy fuertemente con los principales eventos cataclísmicos que afectan periódicamente a nuestro planeta, y con una serie de fechas importantes registradas en varios calendarios y escrituras antiguas.

    El primer período de transición en el Ciclo Yuga descendente de 12.000 años es el período de 300 años al final de la Edad de Oro desde 9976 a. C. y # 8211 9676 a. C. Este es el momento en que la última Edad de Hielo llegó a un final repentino, el clima se volvió muy cálido de manera abrupta y hubo una inundación global catastrófica. Muchas leyendas antiguas se refieren a este período de tiempo. En el Timeo, Platón nos habla de la mítica isla de la Atlántida, que fue tragada por el mar en un & # 8220 un solo día y una noche de infortunio & # 8221 en c.9600 a. C. Los zoroastrianos creen que el mundo fue creado por Ahura Mazda alrededor del 9600 a. C. (es decir, 9.000 años antes del nacimiento de su profeta Zoroastro en el 600 a. C.).

    Este evento también ha sido registrado en los mitos de las inundaciones de muchas culturas antiguas, que casi uniformemente hablan de enormes muros de agua que sumergieron toda la tierra hasta las cimas más altas de las montañas, junto con fuertes lluvias, bolas de fuego del cielo, fríos intensos y largos períodos. de la oscuridad. El arqueólogo Bruce Masse del Laboratorio Nacional de Los Alamos en Nuevo México examinó una muestra de 175 mitos de inundaciones de diferentes culturas alrededor del mundo y concluyó que los aspectos ambientales descritos en estos eventos, que también son consistentes con los datos arqueológicos y geofísicos, solo podrían haber sido precipitado por un Impacto destructivo de cometas oceánicos en aguas profundas. 21

    En los últimos años, un equipo de científicos internacionales encontró pruebas convincentes de que la Tierra fue bombardeada por múltiples fragmentos de un cometa gigante hace casi 12.800 años, lo que provocó el inicio de un período de enfriamiento rápido e intenso llamado Younger Dryas, que duró casi 1.200 años hasta que c. 9700 a. C. La fuerza del impacto del cometa, combinada con la viciosa ola de frío que siguió, provocó la extinción de una gran cantidad de megafauna norteamericana, incluidos los mamuts lanudos y los perezosos terrestres gigantes, y puso fin a una civilización prehistórica llamada cultura Clovis & # 8211 la primera habitantes humanos del Nuevo Mundo. 22


    Este gráfico de temperatura muestra el enfriamiento repentino al comienzo del Dryas más joven y un calentamiento igualmente repentino al final del Dryas más joven.

    El Dryas más joven terminó tan abruptamente como comenzó, por razones que no se comprenden completamente. Los geólogos del Instituto Niels Bohr (NBI) en Copenhague estudiaron los datos del núcleo de hielo de Groenlandia y concluyeron que la Edad del Hielo terminó exactamente en el 9703 a. C. El investigador Jorgen Peder Steffensen dijo que, & # 8220 en la transición de la edad de hielo a nuestro actual período interglacial cálido, el cambio climático es tan repentino que es como si se hubiera presionado un botón. & # 8221 23 La fecha de 9703 a. El cambio climático cae dentro del período de transición de 300 años al final de la Edad de Oro desde 9976 a. C. y # 8211 9676 a. C., y como tal, proporciona la primera validación importante de la línea de tiempo del ciclo Yuga identificada aquí.

    Catástrofe del Mar Negro e Inundaciones Globales

    El período de transición de 300 años entre Treta Yuga (Edad de Plata) y Dwapara Yuga (Edad de Bronce) desde 6976 a. C. & # 8211 6676 a. C. también coincide con un evento ambiental significativo & # 8211 el Catástrofe del Mar Negro & # 8211 fechado recientemente en 6700 a. C. El Mar Negro solía ser un lago de agua dulce. Es decir, hasta que el Mar Mediterráneo, hinchado por las aguas glaciales derretidas, rompió una presa natural y atravesó el estrecho del Bósforo, inundando catastróficamente el Mar Negro. Esto elevó los niveles de agua del Mar Negro en varios cientos de pies, inundó más de 60,000 millas cuadradas de tierra y expandió significativamente la costa del Mar Negro (alrededor del 30%). 24 Este evento cambió fundamentalmente el curso de la civilización en el sureste de Europa y el oeste de Anatolia. Los geólogos Bill Ryan y Walter Pitman del Observatorio Terrestre Lamont-Doherty en Nueva York, quienes propusieron por primera vez la hipótesis de la catástrofe del Mar Negro, han llegado al extremo de compararla con Noé y el diluvio n. ° 8217.

    Se produjeron inundaciones importantes similares en muchas partes del mundo, cuando lagos glaciares masivos, hinchados por las aguas del hielo derretido, rompieron sus barreras de hielo y se precipitaron hacia las áreas circundantes. En algún momento entre 6900 a. C. y # 8211 6200 a. C., la capa de hielo Laurentide se desintegró en la bahía de Hudson y una enorme cantidad de aguas glaciares del interior del lago Agassiz / Ojibway se descargó en el mar de Labrador. Esta fue posiblemente la & # 8220la inundación más grande del período Cuaternario & # 8221, que puede haber elevado por sí sola el nivel del mar global en medio metro. 25 El período entre 7000 a. C. y # 8211 6000 a. C. también se caracterizó por la aparición de gigantescos terremotos en Europa. En el norte de Suecia, algunos de estos terremotos provocaron & # 8216 ondas en el suelo & # 8217, de 10 metros de altura, denominados & # 8216 tsunamis de rocas & # 8217. Es posible que la cadena global de eventos cataclísmicos durante este período de transición haya sido desencadenada por una sola causa subyacente, que aún no hemos descubierto.

    El período de transición entre Dwapara Yuga y Kali Yuga, desde 3976 a. C. y # 8211 3676 a. C., estuvo nuevamente marcado por una serie de cataclismos ambientales, cuya naturaleza exacta sigue siendo un misterio. En geología se lo conoce como el Evento de 5,9 kilos, y se considera uno de los eventos de aridificación más intensos durante el período del Holoceno. Ocurrió alrededor del 3900 a. C., poniendo fin al Neolítico Sub-pluvial e inició la desecación más reciente del desierto del Sahara. Al mismo tiempo, entre 4000 a. C. y # 8211 3500 a. C., las llanuras costeras de Sumer experimentaron graves inundaciones, que & # 8220 fue el efecto local de un episodio mundial de inundaciones rápidas y de relativamente corto plazo conocido como Transgresión de Flandes & # 8211 que tuvo un impacto significativo no solo a lo largo de las costas del Golfo, sino también en muchas otras partes de Asia. & # 8221 26 Este evento catastrófico de inundación llevó al final del período Ubaid en Mesopotamia y provocó una migración mundial a los valles de los ríos. Poco después, encontramos el surgimiento de los primeros asentamientos del valle del río en Egipto, Mesopotamia y el Valle del Indo en c. 3500 a. C.

    Este período de transición entre los Yugas también se registra en calendarios antiguos. Durante mucho tiempo, prevaleció la creencia en el mundo occidental de que el mundo fue creado en 4004 a. C. Esta fecha nos viene de las genealogías de la Viejo Testamento. La fecha es solo 28 años antes del final del Dwapara y el comienzo del período de transición. El año de la creación mundial en el calendario religioso judío es 3761 a. C., que se encuentra en medio del período de transición.

    Edad Media griega y grandes convulsiones

    Según las antiguas tradiciones, el Kali Yuga descendente, al que Hesíodo se refirió como la & # 8216Edad de los Héroes & # 8217, llegó a su fin con la batalla librada en las llanuras de Troya. La línea de tiempo del ciclo Yuga indica que el período intermedio de 300 años entre el Kali Yuga descendente y ascendente se extendió desde 976 a. C. y # 8211 676 a. por historiadores como el Edad Oscura griega!

    Los historiadores consideran la Edad Oscura griega como un período de transición desde la Edad del Bronce Final hasta la Edad del Hierro Temprana. Robert Drews escribe que:

    Dentro de un período de cuarenta a cincuenta años a fines del siglo XIII y principios del XII (c.1200 & # 8211 1100 BCE) casi todas las ciudades importantes del mundo mediterráneo oriental fueron destruidas, muchos de ellos nunca volverán a ser ocupados. 27

    Mapa del colapso de la Edad del Bronce Final en el Mediterráneo Oriental junto con los movimientos de personas.

    Esta interrupción repentina y violenta sumió a todo el Cercano Oriente, África del Norte, el Cáucaso, el Egeo y los Balcanes en una Edad Oscura que duró trescientos años y se caracterizó por grandes trastornos, hambruna, despoblación y movimientos masivos de personas. Casi todas las ciudades entre Pylos y Gaza fueron violentamente destruidas y muchas abandonadas. Las economías palaciegas de Micenas y Anatolia colapsaron y la gente vivió en pequeños asentamientos aislados.

    En Egipto, el período comprendido entre 1070 a. C. y # 8211 664 a. C. se conoce como el & # 8216 tercer período intermedio & # 8217, durante el cual Egipto fue invadido por gobernantes extranjeros. Hubo caos y desintegración política y social, acompañados de una serie de sequías devastadoras. En la India, la civilización del valle del Indo finalmente terminó alrededor del año 1000 a. C., y después de una brecha de casi 400 años, vemos el surgimiento de los 16 Grandes Reinos (Mahajanapadas) en las llanuras del Ganges alrededor del 600 a. C. La catástrofe también golpeó a la civilización olmeca de Mesoamérica en este momento. Una destrucción total de muchos monumentos de San Lorenzo ocurrió en c.950 BCE y el sitio fue abandonado en c.900 BCE. Los académicos creen que los cambios ambientales drásticos pueden haber sido responsables de este cambio en los centros olmecas, con ciertos ríos importantes cambiando de curso.

    Cuando comenzó el ascenso de Kali Yuga en 676 a. C., muchos de los conocimientos, tradiciones y habilidades del Kali Yuga descendente se olvidaron. Posiblemente en respuesta a esta grave crisis social, varios filósofos y profetas aparecieron en este momento, tratando de redescubrir la sabiduría perdida y difundirla entre las masas ignorantes. Entre ellos se encontraban Buda (623 a. C.), Tales (624 a. C.), Pitágoras (570 a. C.), Confucio (551 a. C.), Zoroastro (600 a. C.) y Mahavir Jain (599 a. C.). Pero gran parte del conocimiento sagrado se perdió irremediablemente. Por ejemplo, los Vedas originales estaban compuestos por 1180 sakhas (es decir, ramas), de los cuales ahora solo se recuerdan 7 u 8 sakhas (menos del 1%). Varios errores, omisiones e interpolaciones también se infiltraron en los textos antiguos a medida que se revisaban y escribían. Los errores en la doctrina del ciclo Yuga fueron algunos de ellos.

    Las líneas de tiempo del ciclo Yuga propuestas aquí reflejan con precisión las catástrofes ambientales mundiales que acompañan a los períodos de transición entre Yugas. Cada 2.700 años, nuestro planeta se ve afectado por una serie de eventos cataclísmicos durante un período de unos pocos cientos de años, lo que provoca un colapso total o casi total de civilizaciones en todo el mundo. En todos los casos, sin embargo, la civilización se reinicia inmediatamente después del período de destrucción. Los cuatro períodos de transición clave, desde el final de la Edad de Oro, se resumen en la tabla anterior.

    Es evidente que el ciclo de Yuga solía ser rastreado usando el Calendario Saptarshi. Tenía una duración de 12.000 años, compuesta por cuatro Yugas de igual duración de 2.700 años cada uno, separados por períodos de transición de 300 años. El ciclo Yuga completo de 24.000 años se componía de un ciclo Yuga ascendente y descendente, que se seguían por la eternidad como los ciclos del día y la noche. Durante los últimos 2.700 años hemos pasado por el Kali Yuga ascendente, y este Yuga llegará a su fin en 2025.


    Los períodos de transición entre Yugas

    De acuerdo con la convención, el período de transición de 300 años después de 2025 se puede dividir en dos períodos de 150 años cada uno. El primer período de 150 años & # 8211 el & # 8216 Crepúsculo de Kali & # 8217 & # 8211 es cuando las estructuras de Kali Yuga pueden colapsar debido a una combinación de guerras, catástrofes ambientales y cambios cósmicos, mientras que el segundo período de 150 años & # 8211 & # 8211 # 8211 el & # 8216 Dawn of Dwapara & # 8217 & # 8211 es el momento en que los sistemas y filosofías espiritualmente evolucionados del Dwapara Yuga pueden comenzar a emerger. Sin embargo, es probable que los procesos gemelos de colapso y emergencia progresen simultáneamente a lo largo de todo el período de transición de 300 años, aunque con diferentes intensidades.

    El actual repunte de las actividades tectónicas y los fenómenos meteorológicos extremos, por un lado, y los signos iniciales del despertar de una conciencia superior entre la humanidad, por el otro, pueden ser indicativos de que los efectos del período de transición ya están en marcha. Necesitamos ser conscientes de estos grandes ciclos de tiempo que gobiernan la civilización humana y los cambios que se vislumbran en el horizonte.


    Ver el vídeo: 001- Antigua Mesopotamia DOCUMENTAL - DESCUBRE la HISTORIA de los SUMERIOS