Fundación de Yellowstone - Historia

Fundación de Yellowstone - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Después de un esfuerzo concertado de los conservacionistas, una vasta área de Wyoming y Colorado se apartó para convertirse en el Parque Nacional de Yellowstone. Yellowstone marcó la primera acción concreta del gobierno federal para preservar partes del desierto occidental, que se estaba colonizando rápidamente.


El Cuervo ocupó el área generalmente al este del parque, y los Pies Negros ocuparon el área al norte. Los shoshone, bannock y otras tribus de las mesetas del oeste atravesaban el parque anualmente para cazar en las llanuras del este. Otros grupos shoshoneanos cazaban en áreas abiertas al oeste y al sur de Yellowstone.
Varias tribus nativas americanas vivían en el área alrededor del área que se convirtió en el Parque Nacional Yellowstone. El Cuervo tenía un terreno para acampar al este del parque, los Blackfeet estaban al norte y los Shoshone y Bannock estaban al oeste y al sur. Para el último 1700, el trampero de pieles y otros exploradores habían cruzado el parque y traído historias de algunas de las maravillas del parque.

El primer intento de exploración sistemática del parque fue una expedición del capitán William F. Raynolds en 1860, pero una nevada tardía limitó la exploración. En 1869, David E. Folsom, Charles W. Cook y William Peterson dirigieron una expedición que exploró gran parte del parque. Creó un gran interés en el parque y al año siguiente se llevó a cabo la Expedición Washburn-Langford-Doane, que exploró aún más el área del parque. Al año siguiente, Ferdinand V. Hayden, jefe del Servicio Geológico y Geográfico de los Territorios de los Estados Unidos, dirigió una expedición científica que incluyó a geólogos, zoólogos y otros científicos. La Expedición Hayden trazó un mapa sistemático del parque. Sus informes cautivaron a científicos y no científicos por igual. El entusiasmo por el parque fue tan fuerte que el Congreso aprobó un proyecto de ley que establece a Yellowstone como el primer Parque Nacional, y el presidente Grant lo promulgó el 1 de marzo de 1872.


Datos del parque

Aproximadamente 3.200 personas trabajan para concesionarios en Yellowstone en el pico del verano.

Instalaciones

  • Once centros de visitantes, museos y estaciones de contacto
  • Nueve hoteles / albergues (más de 2000 habitaciones / cabañas de hotel)
  • Siete campamentos operados por NPS (más de 450 sitios)
  • Cinco campamentos operados por concesión (más de 1.700 sitios)
  • Más de 1.500 edificios
  • 52 merenderos y un puerto deportivo

Carreteras y senderos de amplificador

  • Cinco entradas al parque
  • 466 millas (750 km) de carreteras (310 millas [499 km] pavimentadas)
  • Más de 24 km (15 millas) de paseo marítimo, incluidos 13 senderos autoguiados
  • Aproximadamente 1.000 millas (1.609 km) de senderos para caminatas fuera de pista
  • 92 senderos
  • 301 campings de travesía

Presupuesto

Soporte del parque: 9% Incluye recursos humanos, contratación, presupuesto y finanzas, alianzas, telecomunicaciones y tecnología de la información.

Operaciones y mantenimiento de instalaciones: 44% Incluye servicios públicos, caminos, senderos, estructuras, coordinación de preservación histórica, administración de construcción.

Protección del parque: 20% Incluye aplicación de la ley, servicios médicos de emergencia, búsqueda y rescate, operaciones de la estación de entrada, actividades contra incendios estructurales.

Administración de recursos: 17% Incluye operaciones de manejo y monitoreo de recursos naturales y culturales, manejo de especies invasoras, coordinación de investigaciones.

Servicios para visitantes: 10% Incluye interpretación y educación, y gestión de concesiones de parques.


El promotor inmobiliario Tim Blixseth compró aproximadamente 100.000 acres (400 kilómetros cuadrados) de terrenos forestales, en parte mediante compras a Plum Creek Timber y realizó intercambios de tierras con el Servicio Forestal de los Estados Unidos y el Gobierno Federal ("Intercambios de tierras de Gallatin"). [1] Este proceso de intercambio de tierras fue habilitado por dos leyes especializadas del Congreso en la década de 1990. [2] Blixseth finalmente terminó con una gran cantidad de terreno urbanizable adyacente al Big Sky Resort en Montana. [3] La comunidad privada de golf y esquí de Yellowstone Club fue desarrollada por Blixseth y utilizada como garantía para un préstamo sindicado de $ 375 millones donde los ingresos se utilizaron para otros fines, incluido un esfuerzo para construir un exclusivo club de vacaciones de lujo basado en la adquisición de propiedades turísticas alrededor el mundo. Esta empresa fracasó, el Sr. Blixseth y su esposa se divorciaron y el Yellowstone Club entró en bancarrota en noviembre de 2008. [3]

Durante su temporada alta, casi 650 personas trabajan en el club. [4]

El club apareció en el programa de estilo de vida de CNBC. Alto valor neto con Tyler Mathisen.

El ciclista Greg LeMond, uno de los primeros inversores y propietario / miembro, demandó al club en 2006, diciendo que el fundador del club Tim Blixseth y su ex esposa Edra Denise (Crocker) Blixseth habían pedido prestados $ 375 millones de Credit Suisse Group y tomaron $ 209 millones como dividendo. , dejándolo a él y a otros inversores. La demanda se resolvió en 2008 por 39,5 millones de dólares. [5] La Sra. Blixseth finalmente acordó pagarle al Sr. LeMond y otros un acuerdo de $ 21,5 millones, pagó solo $ 8 millones de esa cantidad y el Sr. LeMond y otros se unieron al grupo de sus acreedores en su quiebra personal. [6]

Otros miembros identificados o citados en el Veces informe eran Burt Sugarman, un hombre de negocios de Beverly Hills, y su esposa, la Entretenimiento esta noche la presentadora Mary Hart Steve Burke, la directora de operaciones de Comcast Bill Frist, el exlíder de la mayoría del Senado Todd Thomson, el exjefe de la unidad de banca privada de Citigroup Robert Greenhill, el fundador del banco de inversión Greenhill & amp Company Annika Sörenstam, la estrella sueca del golf Frank McCourt, ex propietario de Los Angeles Dodgers Jim Davidson, fundador de Silver Lake Partners, una firma de capital privado en Menlo Park (CA) Brian Klein, ex vicepresidente de Goldman Sachs que ahora dirige una firma de gestión de inversiones en Seattle Peter Chernin de News Corporation Barry Sternlicht, hotelero y director ejecutivo de Starwood Capital Group y Gary Riesche], un capitalista de riesgo de Qiming Venture Partners. Jack Kemp, el difunto político estadounidense, estaba en la junta directiva honoraria del club con Quayle, entre otros.

El Yellowstone Club es uno de varios desarrollos que ha sido objeto de litigios entre inversores y Credit Suisse. Los inversores han acusado a Credit Suisse de inflar fraudulentamente el valor de los desarrollos para generar tarifas más altas para sí mismo. [7] El núcleo de las acusaciones se centró en una nueva metodología de evaluación concebida por el ejecutivo de Credit Suisse, David Miller, a quien en los correos electrónicos internos se le conoce como el Dr. Frankenstein de Credit Suisse. [8] El banco suizo ha negado repetidamente las acusaciones.

Protección por quiebra 2008-2009 Editar

El 10 de noviembre de 2008, en medio de la Gran Recesión, el Yellowstone Club solicitó la protección por bancarrota del Capítulo 11. Surgió de la protección bajo nueva propiedad el 19 de julio de 2009. [9] Al momento de la presentación, los dueños anteriores del Club debían US $ 343 millones a acreedores, como bancos y contratistas locales. [10]

En junio de 2009, Edra Blixseth habló con un reportero de Los New York Times sobre ella y los negocios de su exmarido en Porcupine Creek, su propiedad de 30,000 pies cuadrados (2,800 m 2) en Rancho Mirage, CA. Ella dijo que esperaba retener el Club y sus diversas propiedades y hacer que Porcupine Creek generara ingresos con su campo de golf privado de 240 acres (0,97 km 2). Sin embargo, Porcupine Creek fue vendido a Larry Ellison en 2011 por $ 42,9 millones por acreedores que también vendieron el Chateau de Farcheville de Blixseth en Francia y otros activos. [11]

En junio de 2009, como parte de la resolución de quiebra, el Yellowstone Club se vendió por $ 115 millones a una firma de capital privado, CrossHarbor Capital Partners, una firma dirigida por un miembro del Yellowstone Club, Sam Byrne. [3] Antes de la quiebra y la divulgación de los detalles del préstamo de Credit Suisse-Blixseth, las negociaciones con ese mismo comprador habían puesto un precio de $ 400 millones en el club. En la transacción de quiebra de 2009, Byrne también "invirtió $ 75 millones por encima del precio de compra en reparaciones y reservó $ 15 millones adicionales para pagar a los acreedores del club", según el Veces. [6] El acuerdo fue negociado por Jeff Woolson, Director Gerente de CBRE Golf & amp Resort Properties Group, [12] y Steve Lehr, Director Gerente del Land Services Group de CBRE. CB Richard Ellis fue seleccionado por el Tribunal de Quiebras de EE. UU. Para comercializar la propiedad debido a la exitosa trayectoria de la empresa en el manejo de transacciones complicadas.

En noviembre de 2010, algunas partes de la reorganización por quiebra fueron apeladas [13] por el ex propietario Tim Blixseth, en particular aquellas relacionadas con el acuerdo con Credit Suisse y aspectos de la quiebra que permiten a los acreedores perseguir a Blixseth por "cientos de millones" que afirman que desvió del Club para su uso personal. [14] En 2012, las apelaciones de Blixseth fueron desestimadas por la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos, Noveno Circuito. [15]

Historial posterior a la quiebra Editar

Según informes de prensa, a finales de 2014, el Yellowstone Club no tiene deuda restante de la quiebra, tiene un flujo de caja positivo y ha duplicado su membresía a más de 500 hogares. [3] A finales de 2013, CrossHarbor se asoció con Boyne Resorts, los propietarios del vecino Big Sky Resort, y pagó $ 26 millones para adquirir un proyecto inmobiliario cercano, Spanish Peaks, un desarrollo de 5.700 acres en bancarrota. Poco después, CrossHarbor y Big Sky Resort adquirieron conjuntamente el club de esquí Moonlight Basin en quiebra y comenzaron a consolidar el terreno de esquí recién adquirido con el de Big Sky Resort. [3] [16] Hart Howerton está trabajando con CrossHarbor en la planificación maestra de su propiedad total de 25,000 acres, así como en el diseño arquitectónico del Yellowstone Club Village Core y Spanish Peaks Lodge.

Ubicación y esquí de montaña Editar

El complejo Yellowstone Club tiene varios remontes y pistas de esquí que lo conectan directamente con el sistema de ascensores de Big Sky Resort. El área de esquí Big Sky y el Yellowstone Club comparten una frontera de cinco millas. Las estaciones de esquí están rodeadas por 250.000 acres del Bosque Nacional Gallatin. [3]

Las nevadas tienen un promedio de aproximadamente 300 pulgadas al año y son muy constantes de un año a otro y de una semana a otra. Aunque es una de las pocas estaciones de esquí del oeste ubicadas al este de la división continental, el área recibe nevadas ligeras constantes. El lema del club es "Private Powder" y esto es posible gracias a las frecuentes nevadas y al escaso tráfico de esquiadores.

El terreno de esquí es extenso y variado y se compara favorablemente con otras estaciones de esquí conocidas. Pioneer Ridge tiene numerosas pistas expertas "dobles negras" y toboganes desafiantes. El lado oeste de Pioneer Mountain es un vasto bosque para esquiar en los árboles. Lower Pioneer Mountain y Andesite Mountain están salpicados de telesillas de alta velocidad y principalmente pistas de esquí intermedias. La montaña tiene 2200 acres para esquiar.

El club también ofrece esquí de fondo, patinaje sobre hielo y numerosas actividades bajo techo. Muchas oportunidades recreativas adicionales están disponibles en verano, como golf, escalada, ciclismo de montaña, kayak y pesca con mosca.


Contenido

En 1872, cuando se creó el Parque Nacional Yellowstone, todavía no existía protección legal para la vida silvestre en el parque. En los primeros años del parque, los administradores, cazadores y turistas eran esencialmente libres de matar cualquier presa o depredador que encontraran. El lobo gris era especialmente vulnerable a esta matanza desenfrenada porque generalmente se consideraba un depredador indeseable y estaba siendo extirpado voluntariamente en toda su área de distribución de América del Norte. En enero de 1883, el Secretario del Interior emitió reglamentos que prohibían la caza de la mayoría de los animales del parque, pero los reglamentos no se aplicaban a lobos, coyotes, osos, pumas y otros pequeños depredadores. [1]

Poco después de que el Ejército de los EE. UU. Asumiera la administración del parque el 1 de agosto de 1890, el capitán Moose Harris, el primer superintendente militar, permitió la caza pública de cualquier vida silvestre y el control de los depredadores se dejaría a la administración del parque. [2] Sin embargo, los registros oficiales muestran que el Ejército de los Estados Unidos no comenzó a matar lobos hasta 1914. [3]

En 1885, el Congreso creó la División de Ornitología Económica y Mammalogía con el propósito expreso de investigar para la protección de la vida silvestre. La agencia pronto se convirtió en el Servicio Biológico de EE. UU., Que fue el precursor del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU. En 1907, bajo la presión política de las industrias ganadera y ganadera occidental, esta agencia inició un programa concertado que finalmente se denominó: Control de daños por animales. Solo este programa de control de depredadores mató a 1.800 lobos y 23.000 coyotes en 39 Bosques Nacionales de EE. UU. En 1907. [3] En 1916, cuando se creó el Servicio de Parques Nacionales, su legislación habilitante incluía palabras que autorizaban al Secretario del Interior a "proporcionar en su discreción para la destrucción de aquellos animales y de la vida vegetal que puedan ser perjudiciales para el uso de dichos parques, monumentos y reservas ". [3]

En general, se acepta que las manadas de lobos grises sostenibles habían sido extirpadas del Parque Nacional Yellowstone en 1926, [1] aunque el Servicio de Parques Nacionales mantuvo sus políticas de control de depredadores en el parque hasta 1933. [3] Sin embargo, un Parque Nacional 1975-77 El estudio patrocinado por el servicio reveló que durante el período de 1927 a 1977, hubo varios cientos probable avistamientos de lobos en el parque. [4] Entre 1977 y la reintroducción en 1995, hubo avistamientos confiables adicionales de lobos en el parque, la mayoría se cree que son solteros o parejas que transitan por la región. [5]

Registros oficiales de lobos muertos Editar

Antes de que el Servicio de Parques Nacionales asumiera el control del parque en 1916, el Ejército de los Estados Unidos mató a 14 lobos durante su mandato (1886-1916), [3] la mayoría en los años 1914-15. [1] En 1940, Adolph Murie, un destacado biólogo de vida silvestre, publicó su Serie de Fauna No. 4 — Fauna de los Parques Nacionales de los Estados Unidos - Ecología del Coyote en el Parque Nacional de Yellowstone. En este informe, Murie contó el número de lobos muertos según lo informado anualmente por los administradores del parque entre 1915 y 1935: [6]

Del Informe Anual del Superintendente:
Año Número de muertos
1915 7
1916 14
1917 4
1918 36
1919 6
1920 28
1921 12
1922 24
1923 8
1924–1935 0

Una investigación actualizada en la década de 1980 verificó que la última matanza oficial de lobos en el parque tuvo lugar en 1926 cuando dos cachorros encontrados cerca de Soda Butte Creek fueron asesinados por los guardaparques. [7] El último lobo reportado muerto en el Gran Ecosistema de Yellowstone (antes de las medidas legales de caza o control de hoy) ocurrió en mayo de 1943 cuando Leo Cottenoir, un pastor nativo americano en la Reserva de Wind River disparó a un lobo cerca de la frontera sur del parque. . [8]

Impactos ecológicos Editar

Una vez que los lobos se fueron, las poblaciones de alces comenzaron a aumentar. Durante los años siguientes, las condiciones del Parque Nacional de Yellowstone disminuyeron drásticamente. Un equipo de científicos que visitó Yellowstone en 1929 y 1933 informó: "La cordillera estaba en condiciones deplorables cuando la vimos por primera vez, y su deterioro ha progresado de manera constante desde entonces". Para entonces, muchos biólogos estaban preocupados por la erosión de la tierra y la desaparición de las plantas. Los alces se multiplicaban dentro del parque y las especies leñosas de hoja caduca como el álamo temblón y el chopo sufrían de sobrepastoreo. El servicio del parque comenzó a atrapar y mover a los alces y, cuando eso no fue efectivo, los mató. Los métodos de control de la población de alces continuaron durante más de 30 años. El control de alces evitó una mayor degradación del rango, pero no mejoró su condición general. A veces, la gente mencionaba traer lobos de regreso a Yellowstone para ayudar a controlar la población de alces. Los gerentes de Yellowstone no estaban ansiosos por traer de regreso a los lobos, especialmente después de extirparlos con tanto éxito del parque. El control de los alces continuó hasta la década de 1960. A fines de la década de 1960, los cazadores locales comenzaron a quejarse a sus congresistas de que había muy pocos alces, y los congresistas amenazaron con dejar de financiar Yellowstone. La matanza de alces se abandonó como método de control que permitió que las poblaciones de alces volvieran a aumentar. A medida que aumentaron las poblaciones de alces, la calidad del rango disminuyó, lo que afectó a muchos otros animales. Sin lobos, las poblaciones de coyotes aumentaron drásticamente, lo que afectó negativamente a la población de antílopes berrendos. [9] Sin embargo, fueron las poblaciones de alces demasiado grandes las que causaron los cambios más profundos en el ecosistema de Yellowstone con la ausencia de lobos. [10]

Iniciativas de reintroducción Editar

La campaña para restaurar al lobo gris en Yellowstone tuvo sus raíces en una serie de estudios fundamentales relacionados con la ecología depredador-presa del parque. En 1940, Adolph Murie publicó Ecología del Coyote en el Parque Nacional de Yellowstone. Ese estudio y su obra de 1940-1941 Los lobos del monte McKinley fue fundamental en la construcción de una base científica para la conservación del lobo. [11] En 1944, el célebre biólogo de vida silvestre Aldo Leopold, una vez un ávido defensor del control de depredadores, hizo los siguientes comentarios en su revisión de Los lobos de América del Norte, Young y Goldman, 1944:

Aún quedan, incluso en los Estados Unidos, algunas áreas de tamaño considerable en las que creemos que se puede permitir que tanto los [lobos] rojos como los grises continúen su existencia con poco abuso. . ¿Dónde están estas áreas? Probablemente todos los ecologistas razonables estarán de acuerdo en que algunos de ellos deberían estar en los parques nacionales y áreas silvestres más grandes: por ejemplo, Yellowstone y sus bosques nacionales adyacentes. . ¿Por qué, en el proceso necesario de extirpar a los lobos de las zonas ganaderas de Wyoming y Montana, no se utilizaron algunos de los animales ilesos para repoblar Yellowstone?

En la década de 1960, la comprensión cultural y científica de los ecosistemas estaba cambiando las actitudes hacia el lobo y otros grandes depredadores. En parte, esto incluyó la aparición del concepto de Robert Paine de la especie clave. A principios de la década de 1960, Douglas Pimlott, un destacado biólogo canadiense de vida silvestre, pedía la restauración de los lobos en las montañas rocosas del norte. En 1970, el experto estadounidense en lobos, David Mech publicó El lobo: la ecología y el comportamiento de una especie en peligro de extinción (1970, 1981), un esclarecedor estudio del lobo y su impacto en su entorno. [13] En 1978, cuando el biólogo de vida silvestre John Weaver publicó su estudio fundamental Lobos de Yellowstone, concluyó el informe con la siguiente recomendación:

Por lo tanto, recomiendo restaurar este depredador nativo introduciendo lobos en Yellowstone.

El lobo gris fue una de las primeras especies en aparecer como en peligro de extinción (1967) bajo la Ley de Preservación de Especies en Peligro de 1966. [14] Sin embargo, hasta la aprobación de la Ley de Especies en Peligro de 1973, no había base legal o proceso para reintroducir al lobo gris en el Parque Nacional Yellowstone y el Gran Ecosistema de Yellowstone. [13] La Ley de especies en peligro de extinción obligó al Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los EE. UU. A desarrollar planes de restauración para cada especie designada como En peligro de extinción. El primer plan de recuperación se completó en 1980, pero ganó poca tracción. En 1987, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU. Publicó una revisión Plan de recuperación del lobo de las Montañas Rocosas del Norte que abrió el camino a la reintroducción del lobo. El plan fue un esfuerzo cooperativo entre el Servicio de Parques Nacionales, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre, la academia, las agencias estatales de vida silvestre y los grupos ambientales. Su resumen ejecutivo contiene lo siguiente:

El Plan de Recuperación del Lobo de las Montañas Rocosas del Norte representa una "hoja de ruta" para la recuperación 'del lobo gris en' las Montañas Rocosas. El objetivo principal del plan es eliminar al lobo de las Montañas Rocosas del Norte de la lista de especies amenazadas y en peligro de extinción asegurando y manteniendo un mínimo de 10 parejas de lobos reproductores en cada una de las tres áreas de recuperación durante un mínimo de tres años consecutivos.

En 1991, el Congreso ordenó al Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los EE. UU. Que desarrollara una Declaración de Impacto Ambiental (EIS) con el propósito expreso de reintroducir lobos en el Parque Nacional Yellowstone y las regiones del centro de Idaho. La declaración final fue publicada el 14 de abril de 1994 y examinó seriamente cinco alternativas potenciales para restablecer a los lobos en Yellowstone y el centro de Idaho. [dieciséis]

  • Reintroducción de Poblaciones Experimentales (incorporando la mayor parte de la alternativa de reintroducción no esencial implementada por el estado con partes del Plan de Recuperación de 1987).
  • Recuperación natural (con restricciones limitadas de uso de la tierra en previsión de una matanza ilegal de lobos).
  • Sin lobo (como se propone en el alcance alternativo).
  • Comité de Manejo de Lobos (propuesto por el Congreso).
  • Reintroducción de lobos no experimentales (incorporando la alternativa de recuperación acelerada de lobos pero con menos restricciones de uso de la tierra)

La alternativa 1 fue la alternativa recomendada y finalmente adoptada:

Alternativa de reintroducción de poblaciones experimentales - El propósito de esta alternativa es lograr la recuperación de los lobos mediante la reintroducción de lobos designados como poblaciones experimentales no esenciales en el Parque Nacional Yellowstone y el centro de Idaho y mediante la implementación de disposiciones dentro de la Sección 10 (j) de la ESA para llevar a cabo un manejo especial para abordar las preocupaciones locales. Se alentaría a los estados y tribus a implementar las reglas especiales para el manejo de lobos fuera de los parques nacionales y refugios nacionales de vida silvestre bajo un acuerdo cooperativo con el FWS.

La EIS final abrió el camino para la reintroducción, pero no sin oposición. El Sierra Club y la Sociedad Nacional Audubon se opusieron al plan de reintroducción con el argumento de que Poblaciones experimentales no estaban lo suficientemente protegidos una vez que los lobos estaban fuera del parque. El Farm Bureau de Idaho, Wyoming y Montana se opuso al plan sobre la base de que la subespecie incorrecta de lobo:Canis lupus occidentalis (lobo del noroeste (Canadá)) en lugar de Canis lupus irremotus (Lobo de las Montañas Rocosas del Norte) fue seleccionado para su reintroducción. Estas objeciones fueron superadas y en enero de 1995, comenzó el proceso de reintroducir físicamente lobos en Yellowstone. [18]

Versiones iniciales 1995–96 Editar

En enero de 1995, los funcionarios de vida silvestre de EE. UU. Y Canadá capturaron 14 lobos de varias manadas al este del Parque Nacional Jasper, cerca de Hinton, Alberta, Canadá. Estos lobos llegaron a Yellowstone en dos envíos: el 12 de enero de 1995 (8 lobos) y el 20 de enero de 1995 (6 lobos). Fueron puestos en libertad en tres corrales de aclimatación: Crystal Creek, Rose Creek y Soda Butte Creek en el Valle Lamar en el Parque Nacional Noreste Este de Yellowstone. En marzo de 1995, se abrieron los corrales y entre el 21 y el 31 de marzo de 1995 los 14 lobos estaban sueltos en Yellowstone. [19]

Diecisiete lobos adicionales capturados en Canadá llegaron a Yellowstone en enero de 1996 y fueron liberados en el parque en abril de 1996 de los corrales Chief Joseph, Lone Star, Druid Peak y Nez Perce. Estos fueron los últimos lobos liberados en el parque, ya que los funcionarios creían que la reproducción natural y la supervivencia eran suficientes para evitar liberaciones adicionales. [19] [20]

Estado anual del lobo desde la reintroducción Editar

La población de lobos disminuye, cuando ocurre, como resultado de "luchas intraespecíficas", estrés alimentario, sarna, moquillo canino, caza legal de lobos en áreas fuera del parque (por deporte o para la protección del ganado) y, en un caso en 2009, la eliminación letal por funcionarios del parque de un lobo habitado por humanos. [22]

* 1995-99 Los datos reflejan el estado del lobo en el Gran Ecosistema de Yellowstone. Desde el año 2000, el monitoreo se ha centrado en los paquetes que operan dentro de los límites del parque. Los lobos continúan extendiéndose a las áreas circundantes, y el último informe oficial del parque para el área metropolitana de Yellowstone contó 272 lobos en 2002.

Situación anual de los lobos en Yellowstone (a diciembre) [23]
Año Número total de paquetes Número total de lobos Número de cachorros que sobreviven
1995* 3 21 9
1996* 9 51 14
1997* 9 86 49
1998* 11 112 36
1999* 11 118 38
2000 8 119 55-60
2001 10 132 43
2002 14 148 58
2003 13–14 174 59
2004 16 171 59
2005 [24] 13 118 22
2006 13 136 60
2007 11 171 64
2008 12 124 22
2009 [22] 14 96 23
2010 [25] 11 97 38
2011 [26] 10 98 34
2012 [27] 10 83 20
2013 [28] 10 95 41
2014 [29] 11 104 40
2015 [30] 10 98 35
2016 [31] 11 108 36
2017 [32] 11 97 21
2018 [33] 9 80 24
2019 [34] 8 94 42

Impactos ecológicos después de la reintroducción Editar

Los científicos han estado investigando y estudiando los impactos en el ecosistema de Yellowstone desde su reintroducción en 1995.

A medida que la población de lobos en el parque ha crecido, la población de alces, su presa favorita, ha disminuido. Antes de la reintroducción, el EIS predijo que los lobos matarían un promedio de 12 alces por lobo al año. Esta estimación resultó demasiado baja, ya que los lobos ahora están matando un promedio de 22 alces por lobo al año. [35] Esta disminución de los alces ha provocado cambios en la flora, más específicamente en sauces, álamos y álamos a lo largo de las franjas de áreas densamente arboladas. Aunque las muertes de lobos son directamente atribuibles a la disminución en el número de alces, algunas investigaciones han demostrado que el comportamiento de los alces se ha visto alterado significativamente por la depredación de los lobos. La presencia constante de lobos ha empujado a los alces a hábitats menos favorables, ha elevado su nivel de estrés, ha reducido su nutrición y su tasa de natalidad en general. [36]

Los lobos se convirtieron en importantes depredadores de coyotes después de su reintroducción. Desde entonces, en 1995 y 1996, la población local de coyotes pasó por una reestructuración dramática. Hasta que los lobos regresaron, el Parque Nacional Yellowstone tenía una de las poblaciones de coyotes más densas y estables de América debido a la falta de impactos humanos. Dos años después de las reintroducciones de lobos, la población de coyotes anterior a los lobos se había reducido al 50% a través de la exclusión competitiva y la depredación dentro del gremio. El número de coyotes fue 39% menor en las áreas de Yellowstone donde se reintrodujeron los lobos. En un estudio, alrededor del 16% de los coyotes con collar radioeléctrico fueron atacados por lobos. Como resultado, los coyotes de Yellowstone han tenido que cambiar sus territorios, pasando de prados abiertos a terrenos escarpados. Los cadáveres al aire libre ya no atraen a los coyotes cuando un coyote es perseguido en un terreno llano, a menudo lo matan. Se sienten más seguros en terrenos escarpados donde a menudo conducen a un lobo que los persigue cuesta abajo. Cuando el lobo lo persiga, el coyote se dará la vuelta y correrá cuesta arriba. Los lobos, al ser más pesados, no pueden detenerse y el coyote gana una gran ventaja. Aunque los enfrentamientos físicos entre las dos especies suelen estar dominados por los lobos más grandes, se sabe que los coyotes atacan a los lobos si los superan en número. Ambas especies matarán a los cachorros de cada uno si se les da la oportunidad. [37] [38]

Los coyotes, a su vez, suprimen naturalmente a los zorros, por lo que la disminución de la población de coyotes ha provocado un aumento de los zorros, y "eso a su vez cambia las probabilidades de supervivencia de las presas de coyotes como las liebres y los ciervos jóvenes, así como para los pequeños roedores y las aves que anidan en el suelo que acechan los zorros. Estos cambios afectan la frecuencia con la que se comen ciertas raíces, brotes, semillas e insectos, lo que puede alterar el equilibrio de las comunidades vegetales locales y así sucesivamente en la cadena alimentaria hasta llegar a hongos y microbios. " [39]

La presencia de lobos también ha coincidido con un aumento dramático en la población de castores del parque donde solo había una colonia de castores en Yellowstone en 2001, había nueve colonias de castores en el parque en 2011. La presencia de lobos parece haber animado a los alces a buscar más ampliamente, disminuyendo su presión sobre los sauces, una planta que los castores necesitan para sobrevivir el invierno. [40] La presencia renovada de castores en el ecosistema tiene efectos sustanciales en la cuenca hidrográfica local porque la existencia de represas de castores "equilibra los pulsos estacionales de agua de almacenamiento de escorrentía para recargar el nivel freático y proporcionar agua fría y sombreada para peces ". [41] Las represas de castores también contrarrestan la erosión y crean "nuevos hábitats de estanques y marismas para alces, nutrias, visones, aves zancudas, aves acuáticas, peces, anfibios y más". [39]

De manera similar, después de la reintroducción de los lobos, su mayor depredación de alces benefició a la población de osos pardos de Yellowstone, ya que condujo a un aumento significativo en el crecimiento de bayas en el parque nacional, una importante fuente de alimento para los osos pardos. [42]

Las matanzas de lobos son buscadas y, por lo tanto, alimentan a una amplia gama de animales, incluidos, entre otros, cuervos, glotones, águilas calvas, águilas reales, osos pardos, osos negros, arrendajos, urracas, martas y coyotes. [39]

Mientras tanto, las manadas de lobos a menudo reclaman muertes realizadas por pumas, lo que ha llevado a esa especie de regreso de los terrenos de caza del valle a su territorio más tradicional de ladera de la montaña. [39]

El efecto de arriba hacia abajo de la reintroducción de un depredador ápice como el lobo en otra flora y fauna en un ecosistema es un ejemplo de cascada trófica.

Eliminación de 2009 de la lista de especies en peligro de extinción Editar

Debido a que las poblaciones de lobos grises en Montana, Wyoming e Idaho se habían recuperado lo suficiente para cumplir con los objetivos del Plan de Recuperación de Lobos, el 4 de mayo de 2008 el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU. Cambió el estado de la población de lobos grises conocida como la Población Distinta de las Montañas Rocosas del Norte. Segmento de En peligro de extinción para Población experimental: no esencial. [14]

Los lobos en Yellowstone y el Gran Ecosistema de Yellowstone se encuentran dentro de esta población. En respuesta al cambio de estatus, las autoridades estatales de vida silvestre en Idaho y Montana promulgaron temporadas de caza de lobos basadas en cuotas como parte de sus Planes de Manejo de Lobos estatales aprobados. Los grupos ambientalistas se opusieron a la exclusión de la lista y las temporadas de caza, pero a pesar de los intentos legales de detenerlos (Defensores de la vida silvestre et al. contra Ken Salazar y col.), se permitió que prosiguieran las cacerías de lobos, que comenzaron en Montana en septiembre de 2009. [ cita necesaria ]

Aunque los lobos dentro de los límites del parque todavía estaban completamente protegidos, los lobos que se aventuraban fuera de los límites del parque en Idaho o Montana ahora podían ser cazados legalmente. Durante estas cacerías, los cazadores de Montana mataron legalmente a varios lobos en el desierto de Absaroka-Beartooth conocido por frecuentar la esquina noreste del parque. [ cita necesaria ]

Oportunidades de caza Editar

Entre 2000 y 2004, Montana Fish, Wildlife and Parks redujo los permisos sin astas en un 51% de 2,882 a 1,400. Propusieron solo 100 permisos para 2006, lo que representó una disminución del 96% con respecto a los 2660 permisos emitidos en 1995. Inicialmente, los efectos de la depredación de los lobos en los alces durante los primeros cinco años de la recuperación no se detectaron, ya que el número de alces era idéntico al de 1980-1994. Sin embargo, desde el invierno de 1995 hasta el invierno de 2004, el número de alces disminuyó considerablemente, pasando de 16.791 a 8.335 a medida que el número de lobos en el rango norte aumentó de 21 a 106, aunque la depredación de los osos, el aumento de las cosechas humanas, más severa el invierno y las sequías también fueron factores. Desde 2000, se ha confirmado que el 45% de las muertes conocidas y el 75% de las muertes causadas por la depredación de alces vaqueros con collar de radio son atribuibles a los lobos. Las muertes causadas por humanos en el mismo período representaron entre el 8% y el 30% de las muertes conocidas. Los alces de Yellowstone comprenden hasta el 92% de la dieta invernal de los lobos, y las tasas generales de muerte de los lobos de Yellowstone en alces en invierno se estiman en 22 ungulados por lobo al año. Esto es más alto que la tasa de 12 ungulados por lobo prevista en la ESA. [43]


Contenido

El vulcanismo en Yellowstone es relativamente reciente, con calderas que se crearon durante grandes erupciones que tuvieron lugar hace 2,1 millones, 1,3 millones y 630.000 años. Las calderas se encuentran sobre el punto caliente de Yellowstone debajo de la meseta de Yellowstone, donde la luz y el magma caliente (roca fundida) del manto se eleva hacia la superficie. El punto de acceso parece moverse a través del terreno en dirección este-noreste, y es responsable de la mitad este de la llanura del río Snake de Idaho, pero de hecho el punto de acceso es mucho más profundo que el terreno y permanece estacionario mientras que la placa de América del Norte se mueve hacia el oeste-suroeste. eso. [6]

Durante los últimos 18 millones de años aproximadamente, este punto caliente ha generado una sucesión de erupciones violentas e inundaciones menos violentas de lava basáltica. Juntas, estas erupciones han ayudado a crear la parte oriental de la llanura del río Snake (al oeste de Yellowstone) a partir de una región que alguna vez fue montañosa. Al menos una docena de estas erupciones fueron tan masivas que se clasifican como supererupciones. Volcanic eruptions sometimes empty their stores of magma so swiftly that the overlying land collapses into the emptied magma chamber, forming a geographic depression called a caldera.

The oldest identified caldera remnant straddles the border near McDermitt, Nevada–Oregon, although there are volcaniclastic piles and arcuate faults that define caldera complexes more than 60 km (37 mi) in diameter in the Carmacks Group of southwest-central Yukon, Canada, which are interpreted to have been formed 70 million years ago by the Yellowstone hotspot. [7] [8] Progressively younger caldera remnants, most grouped in several overlapping volcanic fields, extend from the Nevada–Oregon border through the eastern Snake River Plain and terminate in the Yellowstone Plateau. One such caldera, the Bruneau-Jarbidge caldera in southern Idaho, was formed between 10 and 12 million years ago, and the event dropped ash to a depth of one foot (30 cm) 1,000 miles (1,600 km) away in northeastern Nebraska and killed large herds of rhinoceros, camel, and other animals at Ashfall Fossil Beds State Historical Park. The United States Geological Survey (USGS) estimates there are one or two major caldera-forming eruptions and a hundred or so lava extruding eruptions per million years, and "several to many" steam eruptions per century. [9]

The loosely defined term "supervolcano" has been used to describe volcanic fields that produce exceptionally large volcanic eruptions. Thus defined, the Yellowstone Supervolcano is the volcanic field that produced the latest three supereruptions from the Yellowstone hotspot it also produced one additional smaller eruption, thereby creating the West Thumb of Yellowstone Lake [10] 174,000 years ago. The three supereruptions occurred 2.1 million, 1.3 million, and approximately 630,000 years ago, forming the Island Park Caldera, the Henry's Fork Caldera, and Yellowstone calderas, respectively. [11] The Island Park Caldera supereruption (2.1 million years ago), which produced the Huckleberry Ridge Tuff, was the largest, and produced 2,500 times as much ash as the 1980 Mount St. Helens eruption. The next biggest supereruption formed the Yellowstone Caldera (

630,000 years ago) and produced the Lava Creek Tuff. The Henry's Fork Caldera (1.2 million years ago) produced the smaller Mesa Falls Tuff, but is the only caldera from the Snake River Plain-Yellowstone hotspot that is plainly visible today. [12]

Non-explosive eruptions of lava and less-violent explosive eruptions have occurred in and near the Yellowstone caldera since the last supereruption. [13] [14] The most recent lava flow occurred about 70,000 years ago, while a violent eruption excavated the West Thumb of Lake Yellowstone around 150,000 years ago. Smaller steam explosions occur as well: an explosion 13,800 years ago left a 5 km (3.1 mi) diameter crater at Mary Bay on the edge of Yellowstone Lake (located in the center of the caldera). [15] [3] Currently, volcanic activity is exhibited via numerous geothermal vents scattered throughout the region, including the famous Old Faithful Geyser, plus recorded ground-swelling indicating ongoing inflation of the underlying magma chamber.

The volcanic eruptions, as well as the continuing geothermal activity, are a result of a great plume of magma located below the caldera's surface. The magma in this plume contains gases that are kept dissolved by the immense pressure under which the magma is contained. If the pressure is released to a sufficient degree by some geological shift, then some of the gases bubble out and cause the magma to expand. This can cause a chain reaction. If the expansion results in further relief of pressure, for example, by blowing crust material off the top of the chamber, the result is a very large gas explosion.

According to analysis of earthquake data in 2013, the magma chamber is 80 km (50 mi) long and 20 km (12 mi) wide. It also has 4,000 km 3 (960 cu mi) underground volume, of which 6–8% is filled with molten rock. This is about 2.5 times bigger than scientists had previously imagined it to be however, scientists believe that the proportion of molten rock in the chamber is far too low to allow for another supereruption. [16] [17] [18]

In 2017, research from the Arizona State University indicated prior to Yellowstone's last supereruption, magma surged into the magma chamber in two large influxes. An analysis of crystals from Yellowstone's lava showed that prior to the last supereruption, the magma chamber underwent a rapid increase in temperature and change in composition. The analysis indicated that Yellowstone's magma reservoir can reach eruptive capacity and trigger a supereruption within just decades, not centuries as volcanologists had originally thought. [19] [20]

The source of the Yellowstone hotspot is controversial. Some geoscientists hypothesize that the Yellowstone hotspot is the effect of an interaction between local conditions in the lithosphere and upper mantle convection. [21] [22] Others suggest an origin in the deep mantle (mantle plume). [23] Part of the controversy is the relatively sudden appearance of the hotspot in the geologic record. Additionally, the Columbia Basalt flows appeared at the same approximate time in the same place, causing speculation about their common origin. As the Yellowstone hotspot traveled to the east and north, the Columbia disturbance moved northward and eventually subsided. [24]

An alternate theory to the mantle plume model was proposed in 2018. It is suggested that the volcanism may be caused by upwellings from the lower mantle resulting from water-rich fragments of the Farallon Plate descending from the Cascadia subduction region, sheared off at a subducted spreading rift. [25]

Earthquakes Edit

Volcanic and tectonic actions in the region cause between 1,000 and 2,000 measurable earthquakes annually. Most are relatively minor, measuring a magnitude of 3 or weaker. Occasionally, numerous earthquakes are detected in a relatively short period of time, an event known as an earthquake swarm. In 1985, more than 3,000 earthquakes were measured over a period of several months. More than 70 smaller swarms were detected between 1983 and 2008. The USGS states these swarms are likely caused by slips on pre-existing faults rather than by movements of magma or hydrothermal fluids. [27] [28]

In December 2008, continuing into January 2009, more than 500 quakes were detected under the northwest end of Yellowstone Lake over a seven-day span, with the largest registering a magnitude of 3.9. [29] [30] Another swarm started in January 2010, after the Haiti earthquake and before the Chile earthquake. With 1,620 small earthquakes between January 17, 2010, and February 1, 2010, this swarm was the second-largest ever recorded in the Yellowstone Caldera. The largest of these shocks was a magnitude 3.8 that occurred on January 21, 2010. [28] [31] This swarm reached the background levels by February 21. On March 30, 2014, at 6:34 AM MST, a magnitude 4.8 earthquake struck Yellowstone, the largest recorded there since February 1980. [32] In February 2018, more than 300 earthquakes occurred, with the largest being a magnitude 2.9. [33]

Volcanoes Edit

The last supereruption of the Yellowstone Caldera, the Lava Creek eruption (approximately 640,000 years ago), [34] ejected approximately 1,000 cubic kilometres (240 cu mi) of rock, dust and volcanic ash into the atmosphere. [3]

Geologists are closely monitoring the rise and fall of the Yellowstone Plateau, which has been rising as quickly as 150 millimetres (5.9 in) per year, as an indication of changes in magma chamber pressure. [35] [36] [37]

The upward movement of the Yellowstone caldera floor between 2004 and 2008—almost 75 millimetres (3.0 in) each year—was more than three times greater than ever observed since such measurements began in 1923. [38] From 2004 to 2008, the land surface within the caldera moved upward as much as 8 inches (20 cm) at the White Lake GPS station. [39] [40] By the end of 2009, the uplift had slowed significantly and appeared to have stopped. [41] In January 2010, the USGS stated that "uplift of the Yellowstone Caldera has slowed significantly" [42] and that uplift continues but at a slower pace. [43] The USGS, University of Utah and National Park Service scientists with the Yellowstone Volcano Observatory maintain that they "see no evidence that another such cataclysmic eruption will occur at Yellowstone in the foreseeable future. Recurrence intervals of these events are neither regular nor predictable." [3] This conclusion was reiterated in December 2013 in the aftermath of the publication of a study by University of Utah scientists finding that the "size of the magma body beneath Yellowstone is significantly larger than had been thought". The Yellowstone Volcano Observatory issued a statement on its website stating,

Although fascinating, the new findings do not imply increased geologic hazards at Yellowstone, and certainly do not increase the chances of a 'supereruption' in the near future. Contrary to some media reports, Yellowstone is not 'overdue' for a supereruption. [44]

Other media reports were more hyperbolic in their coverage. [45]

A study published in GSA Today, the monthly news and science magazine of the Geological Society of America, identified three fault zones on which future eruptions are most likely to be centered. [46] Two of those areas are associated with lava flows aged 174,000–70,000 years, and the third is a focus of present-day seismicity. [46]

In 2017, NASA conducted a study to determine the feasibility of preventing the volcano from erupting. The results suggested that cooling the magma chamber by 35 percent would be enough to forestall such an incident. NASA proposed introducing water at high pressure 10 kilometers underground. The circulating water would release heat at the surface, possibly in a way that could be used as a geothermal power source. If enacted, the plan would cost about $3.46 billion. Nevertheless, according to Brian Wilson of the Jet Propulsion Laboratory, a completed project might trigger, instead of prevent, an eruption. [47] [48]

Hydrothermal explosions Edit

Studies and analysis may indicate that the greater hazard comes from hydrothermal activity which occurs independently of volcanic activity. Over 20 large craters have been produced in the past 14,000 years, resulting in such features as Mary Bay, Turbid Lake, and Indian Pond which was created in an eruption about 1300 BC.

In a 2003 report, USGS researchers proposed that an earthquake may have displaced more than 77 million cubic feet (2,200,000 m 3 580,000,000 US gal) of water in Yellowstone Lake, creating colossal waves that unsealed a capped geothermal system and led to the hydrothermal explosion that formed Mary Bay. [49] [50]

Further research shows that very distant earthquakes reach and have effects upon the activities at Yellowstone, such as the 1992 7.3 magnitude Landers earthquake in California’s Mojave Desert that triggered a swarm of quakes from more than 800 miles (1,300 km) away, and the 2002 7.9 magnitude Denali fault earthquake 2,000 miles (3,200 km) away in Alaska that altered the activity of many geysers and hot springs for several months afterward. [51]

In 2016, the USGS announced plans to map the subterranean systems responsible for feeding the area's hydrothermal activity. According to the researchers, these maps could help predict when another supereruption occurs. [52]


Nuestra historia

Franklin Robbie founded Yellowstone Boys Ranch in 1956, following several years as a pastor and regional director for Youth for Christ. When he visited the Montana State Industrial School and saw young, juvenile delinquent boys housed with older criminals, he determined an option needed to be created. In June of 1957, the first boy was welcomed at Yellowstone Boys Ranch.

Merle was the glue that helped people work together toward a common goal in the early years. She became a respected mentor to wives of staff and board members. Merle was diagnosed with cancer in 1988 and passed away later that year.

In the fall of 2006, a book written by Franklin, A Legacy of Caring – The First Fifty Years at Yellowstone Boys and Girls Ranch, was published to kick off the 50th anniversary celebration. Franklin passed away March 21, 2014, at the age of 96. His heart was as full of hope for the children who are cared for by the staff at Yellowstone.

Bob and Doris McFarlane

Bob had worked at the Wyoming Industrial Institute of Boys for five years when he was asked to be Yellowstone’s first superintendent. Bob and Doris McFarlane brought their family to Billings in 1957 and eventually lived on the campus. Being superintendent included running the farming operations, planting and cultivating harvest, repairing machinery, and managing the staff.

Besides being mother and homemaker to her children, Glenn and Gloria, Mrs. McFarlane did all the cooking for 14 people at each meal. She also kept check on all incoming clothing and issued clothing to all the boys. Then she wrote numerous thank you notes for every contribution.

Doris suffered with a respiratory disease for many years and passed away in 1988. Bob passed away on August 18, 2013 after completing his earthly chores.

Carl and Betty Orth

Carl and Betty Orth moved from Texas in 1957 with their four boys to become the assistant superintendent at Yellowstone. Carl left Cal Farley’s Boys Ranch, where he was the superintendent. He joined Yellowstone’s staff, where his workload included being the carpenter, plumber, electrician, and sports coach.

Betty remembers ironing thousands of shirts and mending dozens of pairs of jeans and socks. Betty shared in the duties of running the kitchen and dining room and she shared the vision and passion for Yellowstone Boys Ranch.

A rare form of skin cancer claimed Carl’s life in 1963 at the age of 41. Betty is an active supporter and can still be seen at special events held for Yellowstone Boys and Girls Ranch.


Contenido

The Yellowstone Trail was conceived by Joseph William Parmley of Ipswich, South Dakota. In April 1912, the first step he and his local influential colleagues wanted was a 25-mile-long (40 km) good road from Ipswich over to Aberdeen, also in South Dakota. By May, the intent had expanded to get a transcontinental route built, including to the popular tourist destination to the west, Yellowstone National Park. [2] [3]

The automobile was just becoming popular, but there were few good all weather roads, no useful long distance roads, and no government marked routes. [2] The federal government had not built roads in the 19th century, except for the National Road (aka National Pike) from Washington, D.C. to Vandalia, Illinois. [4] Many states had constitutions that forbade "internal improvements." [3] [5] The Yellowstone Trail developed in parallel with the nationwide effort for internal improvements, which included building and improving roads. Only the Yellowstone Trail, the Lincoln Highway, and the National Old Trails Road were transcontinental in length and notability, out of the 250 named Auto Trails of the era. [3] In the early days of the Yellowstone Trail (generally before the advent of numeric signs and highway designations), the route was identified with yellow bands painted around trees and telephone poles, [6] yellow arrows painted on barns, yellow painted rock piles, and so on.

Eventos Editar

In June 1915, a timed relay race from Chicago to Seattle was held on the Trail. The 2,445 miles (3,935 km) route was won with a best time of 97 hours. Although no deaths were recorded during the race, accidents did happen. One was in Eau Claire, Wisconsin, when one of the competitors, George Murphy, was 'speeding recklessly' at 26 mph (42 km/h) in his Mitchell 6, en camino to Menomonie from Chippewa Falls. He skidded when coming downhill around a corner, crashing into a tree. He survived, finishing his relay segment to Menomonie in a backup car. [ cita necesaria ]

The Yellowstone Trail Association was incorporated in January 1918, with the head office in Minneapolis. It formed state chapters and smaller town chapters to oversee routing in the Midwest and West. Local "routing committee men" went out into their counties to find the best roads available, and talking the county governments into spending tax dollars on that route. They then persuaded small towns on the Trail to join the organization, paying a small fee to be included in the route's publicity materials. [2]

The Yellowstone Trail Association also served information needs of travelers, much as the AAA—American Automobile Association had been doing for drivers in the United States. The Trail Association published maps and brochures, and established information bureaus in popular hotels and in tents along busy sections of the Trail, to hand out these materials. Travelers could telephone the Trail Association before planning a trip to see which roads were passable. The information bureaus also provided local information, much as Convention and Visitors Bureaus were to do in the present day. [2]

As road systems in the United States matured, larger and larger portions of the Yellowstone Trail became the responsibility of governments. For example, in Wisconsin, much of the Yellowstone Trail was designated with State Highway 18 in 1919. State Highway 18 then became U.S. Route 10 through Wisconsin, with the creation of the United States Numbered Highway System in 1926. Changes like these made privately managed road trails like the Yellowstone Trail less relevant. Cities along their routes increasingly stopped paying dues to the Trail Association. [6]

After the Great Depression began in 1929, the Yellowstone Trail and other named Auto Trails lost their allure and affordability. The main Yellowstone Trail Association office was closed on March 15, 1930. Its replacement organization, the Yellowstone Highway Association, operated marginally until around 1939. [2]

Eastern United States Edit

In the Eastern United States, the Yellowstone Trail Association exerted little influence on the road's routes. Instead it functioned primarily as a travel information bureau to entice tourists westward along the Trail. [ cita necesaria ]

A few streets and roads retain the Yellowstone Trail name in the East, and some former sections remain as unimproved roads. In general, the original Yellowstone Trail garages and route signs are gone, though efforts to revive knowledge of the Trail in some sections of the country have been undergone in the 21st century for tourism reasons. Former sections, some with signage, still exist in travelable condition in Wisconsin, Montana, and Washington. [2]


History on the 6666 Ranch

If the above didn’t give you a strong enough impression of the ranch’s identity, then diving into their history will.

“Four Sixes Ranch is part of the famous Burnett Ranches LLC, which is among the most storied family-run businesses in Texas history,” 6666 says of their ranch. “Founded by Captain Samuel “Burk” Burnett in 1870—when he purchased 100 head of cattle wearing the “6666” brand from Frank Crowley of Denton, Texas—Burnett Ranches today encompasses 260,000 acres including the Four Sixes Ranch headquarters, near Guthrie, and the Dixon Creek Ranch, between Panhandle and Borger—both located in the western half of the state.”

For this article’s cover image, actual 6666 cowboys lead cattle during the spring round-up at their ranch. This gives a direct glimpse into the incredible work this ranch accomplishes. In addition, the following expose goes a long way in solidifying Four Sixes amazing legacy:


But is the 'Yellowstone' ranch real?

On the show, the ranch — which is located in Montana and borders Yellowstone National Park (hence the show&aposs name) — is described as "the largest ranch in the U.S."

Plenty of people wonder if Yellowstone is a real, operational ranch, and the answer is yes! It’s called Chief Joseph Ranch, just outside of Darby, Mont. And it’s currently owned by Shane and Angela Libel, who leave the Montana-based ranch during the months when Yellowstone is filming.

The Dutton family house so often showcased in the series is an actual, 5,000-square-foot mansion, built in 1917 as mega-millionaire William Ford’s summer house.

"The studio wanted to have [the home&aposs] location in Utah, where most of the filming was done," shares the Yellowstone location manager Mark Jarrett. "There was a war-room meeting: Do we go up to this ranch or do we Scotch-tape locations together? 


Ver el vídeo: Ciencia Al Desnudo Super Volcanes Yellowstone


Comentarios:

  1. Mikagrel

    Una vez que puedas lamer

  2. Votaxe

    Esta es la respuesta simplemente notable

  3. Callahan

    Te pido disculpas, pero en mi opinión te equivocas. Me ofrezco a discutirlo. Escríbeme por MP, nosotros nos encargamos.

  4. Kakinos

    Sí, a su debido tiempo para responder, es importante

  5. Colver

    Que palabras son necesarias... genial, la oracion excelente

  6. Aswad

    Estoy de acuerdo contigo, gracias por tu ayuda en este asunto. Como siempre, todo lo ingenioso es simple.

  7. Mukree

    Y así es también :)



Escribe un mensaje