Ethan Allen

Ethan Allen

Ethan Allen nació en Litchfield, Connecticut, se educó localmente y prestó un breve servicio en la Guerra de Francia e India. Los hermanos Allen eran especuladores activos de tierras y desempeñaron un papel central en esta prolongada disputa territorial. En 1770, Ethan Allen y Seth Warner formaron los Green Mountain Boys, un grupo de hombres de la frontera que se oponían a los colonos en su área con lealtades a Nueva York. El gobernador de esa colonia reaccionó a las amenazas e intimidación de Allen emitiendo una orden de arresto y fijando una recompensa de 150 libras. Allen siempre se destacó por su audacia. Con esa lucrativa recompensa en su cabeza, cumplió con un alarde yendo a una taberna en Albany, donde pidió y bebió un tazón de ponche a la vista del público. Se convocó al alguacil local, pero al ser muy consciente de la naturaleza violenta de Allen, le permitió salir de la ciudad sin ser molestado.Durante la Guerra de Independencia, Allen emergió como una figura popular como resultado de la captura de Fort Ticonderoga, una temprana victoria estadounidense que proporcionó un impulso moral y artillería para la causa Patriota. Ethan Allen y Benedict Arnold compartieron el mando y entraron juntos en el fuerte, donde sometieron una fuerza enemiga de solo dos oficiales y 43 hombres sin derramamiento de sangre. Más tarde, Allen sirvió bajo Philip Schuyler en Canadá y fue capturado cerca de Montreal en septiembre de 1775 en una innecesaria asalto arriesgado. Fue enviado encadenado a Inglaterra para su encarcelamiento, pero fue devuelto en un intercambio de prisioneros en mayo de 1778. Allen recibió un ascenso y un pago atrasado del Congreso, pero se sumergió en la continua disputa territorial en lugar de la guerra. Este esfuerzo resultó en cargos de traición contra Allen, pero las motivaciones estaban arraigadas en la disputa por la tierra de Vermont y no se tomaron más medidas en su contra. Vermont se convirtió en el estado número 14, pero no hasta 1791, dos años después de la muerte de Allen. también ganó cierta fama por su defensa del deísmo. En 1784, publicó Razón, el único oráculo del hombre, una explicación de sus creencias religiosas que se basó en gran medida en las ideas de un amigo de ideas afines. Thomas Paine y Elihu Palmer se convirtieron más tarde en exponentes más efectivos de ese punto de vista religioso. La tumba y monumento de Ethan Allen se encuentra en el cementerio Green Mount en el histórico Burlington, Vermont.


Ethan Allen - Historia

Ethan Allen, conocido popularmente como el Fundador del Estado de Vermont, nació en Litchfield, Connecticut, el 10 de enero de 1738. Fue un extravagante héroe popular de Vermont, que organizó Green Mountain Boys durante la Guerra Revolucionaria Americana, y junto con El coronel Benedict Arnold capturó Fort Ticonderoga en mayo de 1775. Más tarde, mientras invadía la colonia británica de Canadá con el coronel John Brown, Allen fue capturado en septiembre de 1775 y estuvo prisionero durante dos años en Inglaterra y Nueva York antes de ser finalmente canjeado en 1778.

De regreso con los Patriots, fue honrado inmediatamente con el rango de coronel brevet en el Ejército Continental. Regresó a Vermont y recibió el honor de mayor general de Vermont. Allen, su familia, amigos y seguidores hicieron una contribución significativa a la historia temprana de Vermont. Allen probó la estadidad de Vermont presentando una petición al Congreso Continental. Después de que el Congreso le negó el permiso, negoció directamente con los británicos por Vermont y, por lo tanto, fue acusado inmediatamente de traición. Como uno de los primeros habitantes de Burlington, se instaló bien en su propiedad en el río Winooski Intervale durante sus últimos años y murió el 12 de febrero de 1789, dos años antes de que Vermont fuera finalmente admitido en la Unión como su decimocuarto estado.

Como la mayoría de los otros héroes populares, los mitos crecieron a su alrededor durante y después de su vida en Vermont. En términos de historia, es difícil obtener una imagen precisa de Ethan Allen. No hay un retrato exacto de él ni siquiera en ninguno de los museos. Se suponía que medía más de seis pies de altura, lo cual era inusual en ese momento. Parecía tener una personalidad de confrontación, pero atraía seguidores devotos y leales. Como la mayoría de los hombres de la frontera, siempre fue independiente, pero inusualmente bien educado y elocuente para uno de los primeros colonos del norte.

Early Life y los Green Mountain Boys

Allen, el granjero y luego estadista de Connecticut, fue uno de los primeros exploradores de la región de New Hampshire y Vermont. Se involucró en la disputa & # 8220Hampshire Grants & # 8221 debido a reclamaciones de tierras en conflicto hechas por New Hampshire y Nueva York. El gobernador de New Hampshire otorgó tierras en esta región sin ninguna autoridad clara. El rey y el gobernador de Nueva York comenzaron a confiscar las tierras y las sometieron a fuertes tarifas de Nueva York.

Allen fue la persona principal para defender las concesiones de tierras de New Hampshire, lo hizo para asegurar sus propios intereses territoriales y también de los colonos que emigraron al norte de Massachusetts y Connecticut. Allen se asoció cada vez más con los principios de la Nueva Inglaterra democrática en lugar de con el rico terrateniente dominado por Nueva York. Inició la propuesta de independencia completa para la región del río Connecticut y el lago Champlain, incluso antes de que comenzara la Guerra Revolucionaria.

En 1770, la Corte Suprema de Nueva York declaró inválidas las subvenciones de New Hampshire, por lo que los colonos del coronel Ethan Allen formaron un grupo de milicias llamado & # 8216Green Mountain Boys & # 8217 para defender y asegurar su propiedad. Pronto, Allen y su familia fundaron Onion River Land Company e invirtieron en las tierras infravaloradas de Hampshire. La visión y el liderazgo de Allen & # 8217 proporcionaron a Vermont una identidad propia y un mayor espíritu de independencia que se mantiene hasta el día de hoy. Pequeñas escaramuzas con los leales conducen a conflictos más serios y finalmente Allen fue declarado proscrito por el gobernador George Clinton de Nueva York en 1771.

Fuerte Ticonderoga y la Guerra Revolucionaria

En la primavera de 1775, Allen estaba asumiendo más conflictos armados con el ejército leal. No tenía sanciones previas de las fuerzas Patriotas o del Congreso y tomó muchas decisiones por su cuenta. Fort Ticonderoga está ubicado en un área muy estratégica en la esquina sur del lago Champlain y estuvo en manos británicas desde 1763. Los británicos estaban mal equipados para la guerra y no tenían idea de que el conflicto había comenzado en Concord y Lexington. Allen fue el primero en reconocer la importancia de capturar Fort Ticonderoga y se estaba preparando para hacerlo, con sus Green Mountain Boys, cuando los consejos revolucionarios de Massachusetts y Connecticut comisionaron a Benedict Arnold para liderar un ataque. Dado que los Green Mountain Boys se negaron a obedecer a Arnold, Allen se hizo cargo junto con Arnold como co-comandante de la fuerza. Temprano el 10 de mayo, el fuerte fue tomado fácilmente por las colonias americanas, y su jefe fue capturado sin luchar, ya que la guarnición de apenas cincuenta hombres británicos estaba totalmente sorprendida.

Ticonderoga fue la primera propiedad de la Corona británica capturada por las fuerzas estadounidenses y sirvió como fuente del cañón de George Washington que expulsó a las fuerzas británicas de Boston. Crown Point, otro fuerte británico a solo unas millas al norte, fue tomado de manera similar sin conflictos al día siguiente. Estos dos puntos de mando aseguraron la protección de los británicos al norte. El programa de captura mostró las habilidades militares de Allen y también expuso a las fuerzas leales que no estaban preparadas.

Ataque y captura de Montreal

En junio de 1775, Allen tenía el mando de la región norteña del lago Champlain y reclutó con éxito a indios y otros canadienses para preparar una campaña para atacar el Canadá británico. Una vez más, nunca consiguió una comisión formal, y basándose en su propia moda impulsiva, decidió atacar el Montreal bien preparado y previamente advertido el 25 de septiembre. Recibió la ayuda del coronel John Brown, pero nunca llegó una segunda fuerza de ataque al mando del general Schuyler. La derrota era inminente y sus propios hombres empezaron a abandonarlo. Allen fue capturado fácilmente por los británicos y sentenciado como traidor en Inglaterra. Los Green Mountain Boys también se integraron lentamente en el ejército estadounidense en otros lugares bajo Seth Warner y otros comandantes.

Prisionero de guerra

Las luchas de Allen & # 8217 como prisionero están documentadas con sus propias palabras en un libro lleno de acción escrito algunos años después. Fue puesto a bordo de barcos prisión mal equipados, donde sufrió mucho. Una vez que su estatus cambió de traidor a prisionero de guerra, su trato fue mejor. En Pendennis Castle en Cornwall, recibió un trato aún mejor y durante su pasaje de regreso a Estados Unidos, los ciudadanos de Cork en Irlanda lo saludaron calurosamente. En Long Island, pasó algún tiempo en libertad condicional solo para ser encarcelado nuevamente por violar las reglas de la libertad condicional al alejarse al escuchar la noticia de la muerte de su hijo. Después de dos años en prisión, se sugirió su nombre para el intercambio de prisioneros. Lo pasó bien con los oficiales británicos en sus últimos días en prisión. No está claro si se le acercó para convertirse en un espía británico, pero sus acciones más tarde nunca lo revelaron. Allen fue finalmente repatriado durante la primavera de 1778 a cambio de la liberación del coronel Archibald Campbell.

Política de Vermont

Regresó a Vermont y fue honrado como el mayor general de la milicia de Vermont y se convirtió en el comandante de las fuerzas armadas de Vermont. Se hizo popular en Vermont Politics y más tarde se convirtió en juez en disputas sobre propiedades propiedad de conocidos conservadores. También se aseguró de que Vermont defendiera la frontera norte de la Unión de cualquier otro ataque británico-canadiense.

En septiembre de 1778, Allen solicitó al Congreso Continental por el bien de la condición de Estado de Vermont y la admisión de Vermont en la Confederación Americana. Cuando se negó, inició negociaciones directamente con los británicos de 1780 a 1783 y fue acusado de traición por sus acciones. No está claro cuál fue el motivo de Allen al ponerse en contacto con los británicos, pero su artimaña podría haber sido evitar que los ingleses invadieran Vermont. Dado que la revolución había terminado y la paz regresó, las formas conflictivas de administración de Allen tenían menos interesados ​​y su centro de poder en Vermont comenzó a declinar.

La vida en Vermont

Durante 1780 & # 8217s, la influencia de Allen & # 8217s en la política de Vermont se desvaneció. En Vermont, los activos de tierras de su familia comenzaron a multiplicarse y ser los primeros topógrafos y exploradores de habla inglesa del norte de Vermont fue útil para usurpar tierras. Una vez que regresó la paz, Allen dedicó un tiempo a crear una extraordinaria granja en el río Winooski en Burlington y se dedicó a una carrera filosófica. El escribio Razón, el único oráculo del hombre por su cuenta, con algunas ideas de su amigo filósofo estadounidense Thomas Young. Aunque el libro fracasó financieramente, expresó su personalidad como un pensador libre con un espíritu de independencia. Mientras tanto, Nueva York comenzó a apoyar a Vermont como estado de América. Allen continuó escribiendo folletos, cartas y libros en apoyo de la causa de Vermont.

Últimos años en Vermont

Allen pasó una vida tranquila en sus últimos años. Junto con su segunda esposa, Fanny, se mudó a una casa en su propiedad en Burlington Intervale. Allen se concentró en la agricultura y la publicación, y murió silenciosamente en el año de 1789. Como toda su vida, su muerte también está plagada de preguntas sin respuesta & # 8211 una leyenda dice que sufrió un derrame cerebral al cruzar el lago congelado, y otra dice se cayó de un trineo en estado de ebriedad. De cualquier manera, nunca recuperó la conciencia y falleció al día siguiente en su casa.

Ethan Allen tiene un impacto más grande que la vida en Vermont y su espíritu fronterizo. Influyó en la historia anterior de Vermont, y su forma de pensar independiente aún persiste aquí. Ethan Allen tiene el honor de contar con un sitio histórico de Allen y su granja en Burlington está abierta para los visitantes todos los días. Los escolares enriquecen su conocimiento de la historia y las culturas cuando visitan este sitio.


Ethan Allen muere

El 12 de febrero de 1789, el patriota de Vermont Ethan Allen muere de un derrame cerebral a los 52 años en su granja del río Winooski.

Allen es mejor recordado como el líder patriótico de los Green Mountain Boys, que tomaron el fuerte británico en Ticonderoga con Benedict Arnold en mayo de 1775. También tuvo una carrera variada defendiendo sus intereses territoriales en New Hampshire Grants (ahora parte de Vermont) de cualquier desafío. Allen, al igual que Arnold, enfrentó cargos de traición; intentó negociar los términos por los cuales Vermont podría reincorporarse al imperio británico a principios de la década de 1780 cuando Nueva York bloqueó su aceptación como uno de los Estados Unidos.

Allen era el mayor de ocho hijos de Joseph y Mary Baker Allen en Connecticut. Joseph Allen formaba parte de un grupo de habitantes de Nueva Inglaterra que habían adquirido títulos de propiedad del gobierno de New Hampshire en lo que ahora es Vermont. Cuando Nueva York reclamó el derecho a vender la misma tierra y comenzó a hacerlo, Allen encabezó la protesta en defensa de las subvenciones de New Hampshire. Cuando su padre murió en 1755, Ethan asumió el liderazgo y dirigió a los Green Mountain Boys en acciones de guerrilla contra los terratenientes de Nueva York en Vermont. Los neoyorquinos respondieron emitiendo una orden de arresto y una recompensa de & # xA3100 para cualquiera que lo detuviera.

Allen ganó el título de Patriota por sus acciones en Ticonderoga. Aunque disgustado con sus vecinos coloniales, Allen no sentía afecto por los británicos. Él y Arnold tomaron Ticonderoga y se apoderaron del cañón que permitiría a los Patriots expulsar a los británicos de Boston antes de que las 22 tropas británicas estacionadas en el fuerte se dieran cuenta de que estaban en guerra con sus colonias. Allen continuó hacia Canadá, donde fue hecho prisionero por los británicos en Montreal en agosto de 1775. Estuvo retenido durante tres años antes de ser liberado en la colonia que más despreciaba, Nueva York.


Ethan Allen

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Ethan Allen, (nacido el 21 de enero de 1738, Litchfield, Connecticut [EE. UU.] - Murió el 12 de febrero de 1789, Burlington, Vermont, EE. UU.), soldado y hombre de la frontera, líder de los Green Mountain Boys durante la Revolución Americana.

Después de luchar en la Guerra de Francia e India (1754-1763), Allen se instaló en lo que hoy es Vermont. Al estallar la Revolución Americana, levantó su fuerza de Green Mountain Boys (organizados en 1770) y tropas de Connecticut y ayudó a capturar el fuerte británico en Ticonderoga, Nueva York (10 de mayo de 1775). Más tarde, como voluntario en las fuerzas del general Philip Schuyler, realizó un temerario intento de tomar Montreal (septiembre de 1775), en el transcurso del cual fue capturado por los británicos y mantenido prisionero hasta el 6 de mayo de 1778. El Congreso otorgó a Allen el rango de brevet. de coronel con sueldo atrasado, pero no sirvió en la guerra después de su liberación. En cambio, dedicó su tiempo a los asuntos locales en Vermont, especialmente trabajando para una estadidad separada de Nueva York. Al no lograr esto, intentó negociar la anexión de Vermont a Canadá.

Este artículo fue revisado y actualizado más recientemente por Amy Tikkanen, Gerente de Correcciones.


Ethan Allen

Ethan Allen nació en Litchfield, Connecticut en 1738. Compró tierras en New Hampshire Grants en 1770. Allen y su primo Remember Baker comenzaron los "Green Mountain Boys" para proteger su tierra. Otros colonos, llamados Yorkers, compraron la misma tierra de Nueva York. Los Green Mountain Boys y los Yorkers no estaban de acuerdo sobre quién era el propietario de la tierra. En 1777, esta tierra se convirtió en Vermont.

En 1775, Ethan Allen, Benedict Arnold y los Green Mountain Boys capturaron Fort Ticonderoga de manos de los soldados británicos. Más tarde ese año, Allen intentó atacar Montreal pero fue capturado por soldados británicos. Estuvo detenido en un barco prisión durante tres años durante la Guerra de Independencia.

Ethan Allen y su familia se mudaron a Burlington en 1787. Cultivaron tierras a lo largo del río Winooski. Ethan Allen murió en 1789.


Política

Ethan Allen, más tarde en la vida

Allen finalmente fue entregado al general George Washington el 14 de mayo de 1778, después de tres años de prisión. Llegó a su casa el 25 de mayo, solo para descubrir que su hermano más cercano, Heman, había muerto una semana antes, y su hermano Zimri, que se había ocupado de la familia y la granja de Allen, había muerto la primavera después del encarcelamiento de Allen. Ethan se vio muy afectado por la noticia y tuvo muchos problemas para sobrellevar la pérdida de sus dos hermanos y su hijo. Unas semanas más tarde, viajó a Bennington para registrarse con el ejército estadounidense. Su visita fue muy esperada y fue recibido con toda la gloria y el honor que merece un héroe de guerra.

Allí se enteró de la Declaración de Independencia y la Constitución de Estados Unidos. Esto volvió a encender la llama en Ethan, y estaba emocionado de comenzar a trabajar en política nuevamente. Pasó los últimos años de la Guerra Revolucionaria luchando en el lado político de las cosas.

Después de que su infeliz esposa muriera en 1783, Allen se casó con Fanny Montresor Brush Buchanan. Allen estaba muy feliz con Fanny. Ella lo cuidó bien y lo apoyó en todas sus pasiones. Estuvo entretejido con la política hasta el día de su muerte, el 11 de febrero de 1789. Fanny lo apoyó en toda su política y estudios porque era lo que lo hacía feliz, y Allen murió feliz porque tenía una esposa que amaba y cuidaba. para él mucho. Aunque Allen no pasó muchos años con Fanny, ella fue verdaderamente el amor de su vida.


Ethan Allen - estadista estadounidense

La mayoría de la gente identifica a Ethan Allen con Vermont. Pero Allen era en realidad un producto de Litchfield Hills en el noroeste de Connecticut, en el corazón de la región de Tri-Corners.

Ethan Allen nació en el pueblo de Litchfield, Connecticut el 10 de enero de 1738. Fue el primer hijo de Mary y Joseph Allen y seleccionaron un nombre hebreo antiguo para él, que significa & # 8220 strong. & # 8221 El nombre era profético.

En el momento de su nacimiento, el noroeste de Connecticut todavía era un territorio salvaje fronterizo. No había carreteras. En el centro de la región había un antiguo río glacial, llamado Housatonic por los nativos americanos. El terreno era montañoso y estaba cubierto de rocas que quedaron atrás cuando los glaciares se derritieron.

Cuando Ethan todavía era un bebé, la legislatura abrió el área al norte de Litchfield al asentamiento. Se establecieron nuevos municipios en el lado este del Housatonic, llamado Cornwall y Canaan. Al otro lado del río, hacia el oeste, estaban los nuevos municipios de Sharon y Salisbury. Para alentar el asentamiento de este país accidentado, el gobierno subastó & # 8220rights & # 8221 económicos sobre la tierra, con la condición de que las personas que compraron los derechos deben comenzar a limpiar la tierra rápidamente o perderán la propiedad.

Los padres de Ethan pujaron por los derechos de dos extensiones de tierra en el municipio de Cornwall. Esperaban utilizar uno de los terrenos para construir una vivienda y un granero y el otro como & # 8220 arado de tierra & # 8221 para plantar cereales.

Como la mayoría de las parejas de agricultores en el siglo XVIII, Mary y Joseph Allen formaron una gran familia para ayudar con las tareas del hogar. Nombraron a sus ocho hijos con nombres bíblicos: Ethan, Heman, Heber, Levi, Zimri, Ira, Lydia y Lucy. Trece años separaron a Ethan, el mayor, del menor, Ira, que nació en 1751. Todos los niños estaban animados y llenos de lucha. Ethan más tarde se refirió a sus hermanos y hermanas menores como los & # 8220Seven Devils & # 8221.

Joseph Allen tuvo que limpiar la tierra que planeaba usar como campos para sus vacas y plantar, cortando la espesa vegetación de árboles y moviendo las rocas, que usó para construir muros de piedra. Los niños ayudaron tanto como pudieron. Ethan, siendo el mayor, hizo el trabajo más pesado, y & # 8211 fiel a su nombre & # 8211 pronto se convirtió en un joven fuerte, fornido y musculoso. De la pelea con sus hermanos, aprendió a ser rápido con los puños y los pies.

La granja Allen prosperó y Joseph comenzó a tener sueños para su familia. Su hijo mayor, Ethan, iría a la Universidad de Yale, decidió, un objetivo ambicioso para el hijo de un granjero fronterizo.

Para prepararse para la universidad, Joseph hizo arreglos para que Ethan, que entonces tenía 17 años, fuera a Salisbury a unas pocas millas de distancia para estudiar con el Reverendo Jonathan Lee, un graduado de Yale, quien era pastor de la Iglesia Congregacional en Salisbury y era muy respetado. como hombre de conocimiento. En esos días, el ministro congregacional era la persona más importante de cada pueblo.

Ethan apenas había comenzado sus estudios con Jonathan Lee, sin embargo, cuando su padre murió inesperadamente el 14 de abril de 1755 y Ethan tuvo que regresar a casa para hacerse cargo de la gestión de la granja.

Durante los siguientes seis años, Ethan dirigió la granja de la familia Allen en Cornwall. Para Ethan fue una oportunidad para desarrollar la iniciativa y las habilidades de liderazgo. No solo era responsable del bienestar de su madre, sino también de sus siete rebeldes hermanos y hermanas menores. En 1757, cuando tenía 19 años, Ethan respondió a un llamado para que los hombres fueran al rescate de Fort William Henry en el lago George, que estaba bajo amenaza de ataque por parte de los franceses y sus aliados indios en la lucha conocida como los franceses e indios. Guerra. Su período de servicio fue breve y pronto regresó para retomar sus funciones en la finca familiar.

El horno de Salisbury

Cuando cumplió los 23 años, en 1761, sus hermanos menores pudieron hacerse cargo de la granja y Ethan decidió emprender el camino por su cuenta y probar suerte como empresario.

Cuando Ethan estuvo en Salisbury se enteró de la rica veta de mineral de hierro que se había encontrado allí, una colina entera de hematita casi pura, prácticamente libre de impurezas. El depósito de hierro, llamado Ore Hill, se había dividido en ocho partes, cada una de las cuales era propiedad de diferentes propietarios. Una acción era propiedad de dos hermanos en Canaán, donde operaban dos forjas de hierro, Samuel y Elisha Forbes.

Ethan se dio cuenta de que había una gran oportunidad esperando a la persona que pudiera construir un alto horno de carbón en Salisbury para derretir el mineral de hierro y convertirlo en productos útiles y en barras de hierro para martillar en las forjas.

Todo lo que se necesitaba para un alto horno estaba allí mismo, en Salisbury: un gran lago alimentado por manantiales con un flujo constante de agua que podía operar una rueda hidráulica para producir aire comprimido, una gran cantidad de piedra caliza que se podía extraer de las colinas en Lime Rock, a mitad de camino entre las colinas de Cornwall y Salisbury cubiertas de árboles de madera dura que podrían cosecharse para hacer carbón vegetal y, finalmente, Ore Hill, con su fabulosa veta de mineral de hierro de alta calidad.

Ethan, afortunadamente, conoció a un hombre con un deseo similar, Paul Hazeltine, quien con su padre y sus hermanos operaban varias plantas de hierro en el este de Massachusetts. El padre de Paul, John, al enterarse del potencial en Salisbury, se comprometió a construir un alto horno si se podían obtener los derechos de propiedad y minerales necesarios. Ethan se ocupó rápidamente de esto, trabajando con los hermanos Forbes, y en enero de 1762 los cuatro hombres se asociaron para construir el horno. Por su contribución en hacer los arreglos y su vínculo continuo con la operación, Ethan recibió un octavo de interés en el horno.

Pronto el horno estuvo en pleno funcionamiento, con un gran equipo de trabajadores locales bajo la dirección de Allen & # 8217, produciendo teteras de potasa, arrabio y otros productos necesarios. (Una sección de una de las piezas de arrabio producidas por Ethan Allen en 1764 fue descubierta recientemente enterrada no lejos del lugar del horno, y ahora se exhibe en el Museo del Cañón de Salisbury). El horno continuó en funcionamiento durante más de ochenta años. hasta el año 1844, cuando fue derribado para dar paso a una fábrica de navajas de bolsillo. Durante la Revolución Americana el horno fue operado por el Comité de Seguridad de Connecticut para producir más de 800 cañones de hierro. Fue una importante instalación industrial para su época. En poco tiempo, la sección de Salisbury donde se encontraba el horno se conoció como & # 8220Furnace Village & # 8221, un nombre que se mantuvo hasta 1846, cuando se cambió a Lakeville.

En 1765, Ethan Allen vendió su participación en Salisbury Furnace e invirtió en una mina de plomo en Northampton, Massachusetts. Cuando esa empresa no tuvo éxito, regresó a Salisbury, donde se enteró de las oportunidades de especulación de tierras más al norte de Vermont. La adquisición de tierras de Vermont pronto lo llevó a convertirse en comandante de la milicia voluntaria & # 8211 & # 8220Green Mountain Boys & # 8221 & # 8211 creada para luchar contra los reclamantes de tierras rivales que venían de Nueva York.


Ethan Allen - Historia

La vida en Fort Ethan Allen desde 1933 hasta 1960

La década de 1930 y principios de la de 1940 fueron años activos para el ejército de los Estados Unidos. Nuestro país estaba en medio de una depresión y se avecinaba una guerra mundial. Muchos hombres se alistaron para ayudar a defender su país. Algunos de estos hombres se encontraron apostados en Fort Ethan Allen, ubicado en Colchester y Essex. Cuando la gente imagina la vida en el Fuerte, puede imaginar una base militar aislada donde la diversión y la frivolidad estaban fuera de discusión. La vida en Fort Ethan Allen era en realidad todo lo contrario. Los soldados y las familias pudieron disfrutar de muchos eventos sociales como películas, conciertos y bailes. A mediados de la década de 1940, los militares declararon inactivo el Fuerte y en los próximos veinte años los civiles traerían una nueva vida al Fuerte. Fort Ethan Allen era mucho más que una base militar. Era un hogar para familias y amigos con muchas historias que contar.

En 1933, el New Deal de Franklin Roosevelt marcó un papel nuevo y contribuyente para Fort Ethan Allen. El Fuerte se convirtió en la sede del Cuerpo de Conservación Civil de Vermont hasta 1938. Aunque el país estaba en medio de una depresión, no impidió que los residentes del Fuerte se lo pasaran bien. Pearl Milisci, que vivía en el Fuerte durante este período, cuando su padre estaba destinado allí como suboficial, recuerda los paseos en trineo con sus amigos durante los meses de invierno enérgicos y nevados. Cuando llegó el clima más cálido, disfrutaron de montar a caballo y de muchos otros deportes. Siempre se puede probar suerte en una de las máquinas tragamonedas del Officer's Club mientras se disfruta de una bebida con un amigo. Estos días felices se convirtieron en meses y luego en años. La década de 1930 llegó a su fin y, a medida que la vieja era familiar se desvanecía, apareció una era nueva y desconocida y con ella vino la guerra.

Era el año 1941 y hacía un frío glacial cuando cientos de jóvenes, en su mayoría de Brooklyn, contemplaban su nuevo hogar. La mayoría se sintió decepcionada de estar estacionada en Fort Ethan Allen en Vermont. Esperaban algo más emocionante como Tokio, por ejemplo. Vincent D'Acuti fue uno de los jóvenes que se unió a la guardia ese año. A la edad de quince años, D'Acuti se sintió listo para unirse a la guardia, no porque sintiera un orgullo abrumador por las rayas y las estrellas, sino porque le gustaban los uniformes rojos y las medallas. Esta opinión fue muy común entre los jóvenes de Brooklyn.

D'Acuti no estaba preparado para la amarga frialdad de Vermont. Cuando cruzó por primera vez el césped delantero, pensó que era un lago debido al hielo. Algunos de los otros hombres tampoco estaban preparados para las duras condiciones climáticas. Vincent Sessa es un amigo de D'Acuti que recuerda los viajes a Underhill, donde se utilizó un terreno de 6.000 acres como campo de tiro de práctica. Estos viajes durarían varios días, y por la noche la temperatura bajaría por debajo de cero. A cada soldado se le dio un edredón y dos mantas para mantenerse abrigado durante la noche. Sessa y dos de sus amigos se apiñaban y compartían para tener seis mantas y tres edredones. Una noche la temperatura bajó a 28 grados bajo cero. Sus armas se congelaron y nadie pudo dormir. Al día siguiente, el 90% de los hombres fueron hospitalizados, principalmente por congelación.

Mientras los hombres viajaban a Underhill, las mujeres se quedaban en casa. Gladys DeCesans lo expresó mejor cuando dijo: "Nos quedamos atrás y levantamos el infierno". La vida social de las mujeres y los niños dependía de las actividades de Fort. La única vez que los niños se fueron fue para ir a la escuela. En el Fuerte tenían películas, polo, béisbol, fútbol y partidos de pistola. Durante los meses cálidos, los domingos se reservaban para un concierto de quiosco en el patio de armas. Los clubes estaban reservados para soldados y oficiales. Los suboficiales no socializarían con los rangos inferiores. Los bailes y las películas eran para toda la comunidad.

En ciertas ocasiones, las mujeres podían visitar a los hombres en las salas de estar o los barracones designados, pero tenían que obedecer el toque de queda de las nueve. La mayoría de las fechas tuvieron lugar en bares del centro o bailes en el Memorial Auditorium en Burlington. Algunos de los chicos de Brooklyn se casaron con chicas locales y se mantuvieron en estrecho contacto tanto con el Fuerte como entre ellos. La Sra. DeCesans comentó una vez: "Cuando esos chicos se bajaron del tren, los chicos de Essex Junction perdieron a sus novias".

The Fort was declared inactive in the year 1944 which meant many military families had to say goodbye to their home on Fort Ethan Allan. Instead it was used as a storage depot for equipment. The Federal Housing Authority also used part of the Fort for civilian residence. In 1951 the Fort was again taken over by the military but this time by the 134th Fighter Interceptor Squadron of the Vermont Air National Guard and was renamed Fort Ethan Allen Air Force Base. Fort Ethan Allan Air Force Base remained active until 1960 in 1962 the surplus land was used for private commercial and residential use. Saint Michael's College and the University of Vermont signed a contract in 1964 which gave them ownership to designated areas for educational purposes.

The stories that the men and women share of their life on Fort Ethan Allen is the real history of the Fort. Through their voices we see the fort as a family of close friends rather than an isolated military base. These are the people who gave Fort Ethan Allen a place in American history.

Jacobs,Sally. "More Than Memories: The Many Lives of Fort Ethan Allen." Vermonter 27 March. 1983:3-4.

Milisci,Pearl. Personal interview.10 Oct.1998.

Scagliotti,Lisa. "Fort Ethan Allen Boasts a Rich History." The Burlington Free Press 15 Sept.1991:43


Thinking about Ethan Allen Model 3027 Grandfather clock

I've been looking for a GF clock, now I see a Ethan Allen 3027 on Craigslist for less than $250. Don't know much about them, is this a quality clock and movement?

I also see Howard Miller clocks (e.g. 610-326) for slightly more, how do they compare?

4mula1fan

Registered User

New2clocks

I've been looking for a GF clock, now I see a Ethan Allen 3027 on Craigslist for less than $250. Don't know much about them, is this a quality clock and movement?

I also see Howard Miller clocks (e.g. 610-326) for slightly more, how do they compare?

As Ethan Allen and Howard Miller are furniture makers, you should ask for pictures of the movement (especially the back of the movement) to see what movement maker provided the movement and, hopefully, be able to determine what year the movement was made. I suspect the movements will be modern. If you do not, you will just be purchasing a piece of furniture.

With the price of tall case clocks these days, you could purchase a fine antique tall case clock with a well made movement for the same price or close to the price you mentioned.

Rmarkowitz1_cee4a1

I've been looking for a GF clock, now I see a Ethan Allen 3027 on Craigslist for less than $250. Don't know much about them, is this a quality clock and movement?

I also see Howard Miller clocks (e.g. 610-326) for slightly more, how do they compare?

Why bother with a modern clock?

I agree with new2clocks. For not much more at auction (dealers still ask too much) or even on Craig’s list, you can acquire a real antique one, say an English or Scottish one, that will last > than another century rather than one with essentially a disposable movement and often good quality cabinetry and a pretty painted dial.

Elliott Wolin

I'm all for an antique GF clock, even one needing some work.

Can anyone recommend brand names to keep an eye out for?

Rmarkowitz1_cee4a1

I'm all for an antique GF clock, even one needing some work.

Can anyone recommend brand names to keep an eye out for?

Gleber

Registered User

Lots of good choices out there. Do you want a name brand or something that you like the style of and don't care about maker? Do you like a particular style, or time period? Here are samples all under $200. All required a proper cleaning (tear down) and some tuning/repairs, so that must be considered if this is your first clock. It may cost more for that than you pay for the clock, so consider that when setting your budget. But newer doesn't mean it will not need the same work. There is really no comparison of a pre 1940s clock with a newer one for artistic quality (moon dial), cabinetry, movement and materials.

Good luck in your hunt and keep us posted.
Tom

Gleber

Registered User

Compare this artwork from the above clocks with any modern clock.

Unless it is custom made, today's attempts are painfully pitiful and pathetic.

Gleber

Registered User

Waltham movement: thick plates, precision machined wheels, maintaining power feature.

Again, no comparison with representative modern clocks.

Rmarkowitz1_cee4a1

I understand what gleber is saying. He provides some worthwhile information and advice. I'm not familiar with some of the "brands" he suggests. With all due respect, I would avoid the mission clocks he pictures. The movements nothing special.

To me, your question about "brand" is not really, well, pertinent.

For older tall case clocks, i.e., earlier 19th century and older, there is no "brand" to shop for. You're not buying a washing machine.

Certain makers do command higher prices. However, even the Willards did not always make the movements in their clocks. There are many fine tall case clocks that are unsigned. There are many tall case clocks, especially from the UK, where the maker is somewhat obscure or unlisted. Not a "brand" name, if you will, but still clocks worthwhile of consideration.

Late 19th - early 20th century clocks can be of high quality as gleber points out. Many have a retailer's name rather than that of the maker. So again, "brand" may not guide you well unless you can learn who made the movement. Another consideration is that quite a few clocks of this period may be rather large. If that's your choice, you better have some space including the ceiling height. That said, they may be impressive pieces of furniture. Some have tubular chimes and sound wonderful.

I will toss in that there are some later 20th century tall case and "grandmother" clocks of decent quality. Clocks of one such maker that comes to mind are those by the late Elmer Stennis of E. Weymouth, MA. A very colorful character. You should google his name to learn his incredible story and how he came to meet his Maker. Amongst his output were tall case and grandmother clocks. The cases are of good quality. He also used Howard movements in some of his clocks (IMCO, avoid those with the later German movements he used those, too). Be prepared to spend a bit as his better clocks bring some $.

I would change the way you're thinking about this. There are a number of things to consider including what do you want to spend, what style of clock fits your taste and space and so on.

Many genuinely antique tall case clocks come up at auctions. These days, they can be quite reasonable. Beware that many are marriages and monkeyed with. Honestly, my sense is that probably doesn't matter much to you. The goal is an attractive functioning clock. And that's just fine. If originality is important, you may want to buy from a reputable dealer OR have someone knowledgeable vette your purchase, especially if you're going to spend some real money.


Ethan Allen (1738 – 1789)

American Revolutionary, born in Litchfield, Connecticut.

Allen spent a considerable portion of his life in the effort to achieve independence for what is now Vermont, commanding (1770-1775) an irregular force called the Green Mountain Boys, so named in defiance of the New York threat to drive Vermont settlers off the fields and “into the Green Mountains.” The “Yorkers” at one point put a bounty on Allen’s head, to which he responded by offering his own bounty on the officials involved.

At the outbreak of the Revolutionary War (1775-1783) he and Colonel Benedict Arnold captured Fort Ticonderoga in the first colonial victory of the war, notwithstanding the fact that they basically knocked on the door, walked in and took over. The fort was neither well maintained nor well guarded at the time (there were only 22 British troops stationed there), and the garrison had no idea that hostilities had broken out in Lexington and Concord.

To this day some controversy exists over who actually led the expedition to take Ticonderoga. Benedict Arnold claimed command on authority of the Massachusetts Committee of Safety. When the Green Mountain Boys objected and threatened to leave rather than serve under anyone but Allen, the two colonels worked out an agreement (though no documentation exists as to the exact nature of the terms). Some historians have supported Arnold’s contention, while others suggest he was merely allowed to march next to Allen. As for the actual taking of the Fort, Arnold was alone with Allen and 83 of the Green Mountain Boys on the New York side of Lake Champlain, making it fairly easy to figure out who was really in charge.

Allen would soon attempt a badly planned, poorly executed assault on Montreal which would result in his being imprisoned by the British and thus removed from further participation in the Revolution.

Allen was no military genius, rather an overbearing, loud-mouthed braggart. He was also a staunch patriot who apparently did not know the meaning of fear. More importantly, he had the loyalty of the Green Mountain Boys, as unruly a bunch of roughnecks as any in history. He could control them better than anyone else, and they would follow him anywhere. George Washington would write of Allen, “There is an original something about him that commands attention.” The Reverend Nathan Perkins, on the other hand, wrote in his diary, “Arrived at Onion River falls (present-day Winooski) and passed by Ethan Allyn’s grave. An awful infidel, one of [the] wickedest Men [that] ever walked this guilty globe. I stopped and looked at his grave with a pious horror.” A grain of salt might be in order: during and after brief visits, Perkins had quite a bit to say about Vermont and its inhabitants, little of it positive.

After the war, Allen settled down on a farm in the north end of Burlington (portions of which are today a park and a museum, including his modest homestead) and continued the campaign for Vermont statehood, a goal which was not to be achieved during his lifetime. On February 11, 1789, he traveled to what is now South Herowith one of his workers to visit his cousin, Ebenezer Allen, and to collect a load of hay (a little over seven miles as the crow flies, more than half of which was on the ice of Lake Champlain). After an evening with friends and acquaintances, he spent the night, setting out for home the next morning. Accounts of the return journey are not entirely consistent Allen apparently suffered an apoplectic fit en route, and was unconscious by the time they arrived home. He died some hours later without regaining consciousness.

For all his faults and despite his having done but one significant thing in the Revolution, Vermonters are proud of him his very name evokes the essence of independence.

The monument marking Ethan Allen’s grave and other sources record him as having demanded the surrender of Fort Ticonderoga “in the name of the Great Jehovah and the Continental Congress.” The problem is that he would not have been inclined to invoke either.


Ver el vídeo: Έρημα Κορμιά. Θαν. Παπακωνσταντίνου - Μ. Κανά - Μάλαμας @ θεατρο Πέτρας 2015