Acrópolis

Acrópolis


Partenón (Nashville)

los Partenón en Centennial Park, en Nashville, Tennessee, es una réplica a gran escala del Partenón original de Atenas. Fue diseñado por el arquitecto William Crawford Smith y construido en 1897 como parte de la Exposición del Centenario de Tennessee.

Hoy en día, el Partenón, que funciona como un museo de arte, se erige como la pieza central del Centennial Park, un gran parque público al oeste del centro de Nashville. La recreación de Alan LeQuire en 1990 de la estatua de Atenea Partenos en la naos (la sala este del salón principal) es el foco del Partenón tal como lo fue en la antigua Grecia. Dado que el edificio está completo y sus decoraciones fueron policromadas (pintadas en colores) lo más cerca posible del presunto original, esta réplica del Partenón original de Atenas sirve como un monumento a lo que se considera el pináculo de la arquitectura clásica. Las réplicas de yeso de los mármoles del Partenón que se encuentran en la Sala del Tesoro (la sala oeste de la sala principal) son moldes directos de las esculturas originales que adornaban los frontones del Partenón ateniense, que datan del 438 a. C. Los originales supervivientes se encuentran en el Museo Británico de Londres y en el Museo de la Acrópolis de Atenas.


Mitología

Los antiguos atenienses se consideraban autóctonos o indígenas, afirmando ser descendientes de los míticos primeros reyes Cecrops y Cranaos. Cecrops, que se dice que nació en la tierra con una serpiente, como la parte inferior del cuerpo, fue testigo de la famosa competencia entre las deidades Atenea y Poseidón por el patrocinio de la ciudad. El dios Poseidón reclamó Atenas al empujar su tridente en medio de la Acrópolis y producir un charco de agua salada. En cambio, Atenea plantó un olivo en un lugar al oeste del Erecteión y Cécrope consideró que este era el mejor regalo.

El antepasado ateniense de media serpiente y contemporáneo más joven de Cecrops, Erichthonios, nació del semen del dios Hefesto, ya que cayó a la tierra durante su intento de violar Atenea. Posteriormente se comprometió a criar a Erichthonio y cuando alcanzó la mayoría de edad reemplazó a Cécrope como rey de Atenas. Se pensaba que Erichthonios había erigido la primera estatua de culto de Atenea en la Acrópolis e instituyó el festival Panatenaico anual. Según Homero, Atenea instaló al nieto de Erichthonio, Erectheus, en un templo dedicado a ella en la Acrópolis, desde la que más tarde gobernó Atenas.

El legebd de Teseo, su nacimiento y ascenso al trono de Atenas es uno de los más importantes de la mitología ateniense. Hijo del rey Egeo, era un descendiente lineal de Erectheus. En una visita a la ciudad de Troezen, Egeo se llevó a la cama Aethra, la hija del rey Pittheus, y más tarde, de este encuentro, le dio a luz un hijo, Teseo. Cuando alcanzó la mayoría de edad, Teseo se dirigió a Atenas llevando consigo sandalias y una espada que actuarían como símbolos por los que Egeo lo reconocería como su hijo. Después de derrotar con éxito a varios bandidos peligrosos en el Istmo si Corinto, Teseo, asistió a un banquete ofrecido por su padre. Temiendo que fuera un contendiente al trono, Egeo intentó envenenar a Teseo, pero al ver las sandalias y la espada se dio cuenta de su error y arrebató la copa envenenada de las manos de su hijo y lo abrazó como su sucesor.

Teseo era famoso por matar a la criatura mitad toro y mitad humana, el Minotauro, que residía en el Laberinto de Creta. El rey Minos de Creta había invadido Ática y Atenas había acordado rendirle tributo cada año enviando siete jóvenes y siete doncellas para que fueran devorados por el Minotauro. Teseo se ofreció a ir como uno de los jóvenes sacrificados en un intento de matar al Minotauro. Le dijo a su padre, Egeo, que cambiaría las velas negras de su barco a blancas si tenía éxito. En Creta, la hija de Minos, Ariadne, le aconsejó a Teseo que atara el extremo de un hilo a la entrada del Laberinto para que pudiera volver sobre su camino desde el centro del laberinto. Teseo logró matar al Minotauro, pero se olvidó de cambiar las velas de su barco cuando regresó a Atenas. Al ver el barco de vela negra de su hijo, Egeo, desesperado, se arrojó al mar, que desde entonces se conoce como el Egeo.

Teseo realizó una serie de reformas políticas. Más importante aún, se dice que creó los sinoikismos de Ática, unificando los asentamientos tribales y convirtiéndolos en una sola entidad política centrada en Atenas. Según Plutarco, Teseo fue responsable de establecer el festival Panatenaico, darle a Atenas su nombre y reinstaurar los Juegos Istmios.


La historia

La Acrópolis de Atenas y el templo del Partenón que corona la cima es una de las estructuras más reconocidas al instante en el mundo. Con orgullo sobre la ciudad de Atenas, el Partenón es un símbolo de la Antigua Grecia en toda su gloria y grandeza.

La historia que rodea a la roca de la Acrópolis y el Partenón es de inmenso interés y hecho, que dio forma, no solo a la ciudad de Atenas, sino a todo el país de Grecia. La roca de la Acrópolis, fue habitada por primera vez alrededor del 3000 a.C. El nombre "Acrópolis" significa "la cumbre de la ciudad". En la antigüedad, la cercana colina Lykabettos, que en realidad es más alta que la roca de la Acrópolis, en realidad se consideraba fuera de los límites de la ciudad, por lo que la Acrópolis era el punto más alto de la ciudad en ese momento.

La enorme cumbre, que mide 300 metros de largo (984 pies) y 156 metros en su punto más ancho 156 metros (512 pies), y se encuentra a 115 metros de altura, significaba que la Acrópolis era el sitio perfecto para la ciudad de Atenas, ya que ofrecía una protección sin precedentes debido a su ubicación y estructura superiores.

No fue hasta el segundo milenio antes de Cristo. durante el período micénico que la cumbre fue utilizada como plaza principal de la ciudad. Se cree que aquí se basó un Palacio Real, similar a los encontrados en Pylos y Micenas. Los restos de las fortificaciones del palacio todavía son visibles hoy, aunque no queda nada del palacio en sí. Fue en este período que la Acrópolis fue fortificada con murallas. Estos muros no eran como muros “ciclópeos”, simplemente porque no se creía que tales fortificaciones técnicamente estructuradas pudieran haber sido construidas por el hombre y, al igual que con muros similares en Micenas, se atribuían al mítico Cíclope.

La fundación de la ciudad de Atenas se remonta a mitos que datan de la época micénica. Se dice que el pueblo consideraba al rey Kekropos como el rey de la ciudad, después de salir de un terremoto. La ciudad era conocida en ese momento como Kekropia, en honor al Rey. Kekropos también debía juzgar la competencia entre Atenea y Poseidón en cuanto a quién gobernaría la ciudad y la región general de Ática.

Cuenta la leyenda que Poseidón golpeó la roca de la Acrópolis con su tridente, y apareció un chorro de agua (con el que proporcionaría agua a la gente de la ciudad), con un caballo saltando desde el punto donde golpeó su tridente. Atenea respondió golpeando la roca cercana con su lanza, lo que resultó en un olivo que brotó del suelo. Más tarde, el olivo se convertiría en una fuente de riqueza para Ática.

Se juzgó que Atenea había ganado el concurso. Ella se convirtió en la protectora de la ciudad, y en reconocimiento a su logro, la ciudad fue nombrada Athina, reemplazando el nombre anterior de Kekropia. Después de su muerte, Kekropos fue enterrado en el lugar de donde habían brotado el olivo de Atenea y el arroyo de Poseidón. El edificio conocido como Erechtheum, fue construido en este lugar 1000 años después por Pericles.

En 800 a.C., tras la desaparición del período de Micenas, la Acrópolis se convirtió en un área sagrada, donde se adoraba a un gran número de dioses. En 480 a. C. Durante la invasión persa, todos los templos que datan de los siglos VII y VI a.C. fueron quemados. Aunque estos templos fueron destruidos, algunos tesoros de esta época, como las famosas Cariátides, se encontraron entre los escombros en 1865 y ahora se encuentran en el Museo de la Acrópolis.

La Acrópolis y los monumentos que vemos hoy datan del siglo V a.C. Este período de tiempo se conoce como el período "Dorado" o "Periclesiano", y fue una época de gran prosperidad y crecimiento del país. La Edad de Oro no fue solo de éxito político y militar, sino también de arte y talento con la explosión del arte, la arquitectura, la filosofía y el teatro.

Pericles (c. 495 - 429 a. C.) fue una figura importante e influyente en Atenas durante este período de tiempo. Pericles supervisó un programa de reconstrucción lujoso e inspirador para regenerar la ciudad después de la destrucción causada durante el dominio persa. En tan solo 50 años, la faz de la Acrópolis había cambiado para siempre, con la construcción de edificios y monumentos como el Partenón (447 - 438 a. C.), el Templo de Nike (432 - 421 a. C.) y el templo Erecteión (421 a. C.) 395 a.C.).

La "Liga de Delos", que era una alianza de varias ciudades estado para contrarrestar a los persas, tenía un tesoro que estaba ubicado en la isla de Delos. Sin embargo, en el 454 a. C., la tesorería se trasladó a Atenas, para aparente custodia. En realidad, se robaron las finanzas del tesoro para financiar las obras y la construcción de la Acrópolis y sus poderosos templos. Se dice que algunos de los registros financieros del Partenón sobreviven, y el mayor gasto durante la construcción fue el transporte del mármol y la piedra desde el monte Pentili, que se encuentra aproximadamente a 16 km de Atenas.

Plan de Encyclopædia Britannica, 1911 [dominio público], a través de Wikimedia Commons


Una breve historia del Museo de la Acrópolis, Atenas

Situado a los pies del sitio de la Acrópolis, el moderno Museo de la Acrópolis alberga hallazgos del sitio arqueológico de la Acrópolis. Hoy en día, el museo se encuentra entre las principales atracciones de la ciudad, y por una buena razón, así que hagamos un viaje por el camino de la memoria para aprender más sobre él.

El primer museo, construido en un nicho en la parte oriental del Partenón, fue construido a finales del siglo XIX bajo el nivel de la colina. Fue allí donde se expusieron muchos de los vestigios antiguos del mundo griego encontrados en la Acrópolis y sus alrededores, como esculturas de piedra y restos de bronce de los monumentos de la Acrópolis y artefactos excavados en el sitio.

Debido al tamaño limitado del antiguo museo (800 metros cuadrados), las autoridades griegas decidieron a fines de la década de 1970 construir un nuevo museo. Después de cuatro importantes concursos de arquitectura, el arquitecto estadounidense Bernard Tschumi ganó la licitación. En colaboración con el arquitecto griego Michael Photiadis, Tschumi construyó un impresionante edificio elevado sobre pilotes de hormigón. La estructura de hormigón y vidrio, terminada en 2007 e inaugurada en 2009, se encuentra a 300 metros del sitio de la Acrópolis, junto a la parada de metro Acrópolis. Cubre una superficie total de 25.000 metros cuadrados y ofrece todas las comodidades de un museo moderno.

La planta baja de la estructura conduce a la primera galería, La Galería de las Laderas de la Acrópolis, mientras que el vasto vestíbulo alberga tesoros de las colinas alrededor de la Acrópolis. También puede admirar los objetos cotidianos utilizados por los atenienses de muchos períodos históricos.

En el primer piso, los visitantes encontrarán la Galería Arcaica. Desde el siglo VII a. C. hasta el final de las guerras persas, el período Arcaico coincide con el florecimiento de las ciudades-estado de la antigua Grecia. También es cuando la cultura política pasó de la aristocracia a la tiranía y finalmente evolucionó hacia la democracia. Como este también fue un período de numerosos logros en la economía, el arte y la vida intelectual, la Galería Arcaica ha tratado de reflejar esto con una vasta galería inundada de luz solar. Los visitantes pueden ver las exhibiciones desde todos los lados como artefactos tridimensionales.

La sala central de la Galería del Partenón en el siguiente piso permite a los visitantes ver una presentación en video sobre el Partenón y detalles de los elementos ornamentales. Aquí, en nuestra opinión, radica la verdadera magia del museo de hecho, toda la galería se configura alrededor del friso del Partenón, lo que permite a los visitantes admirar sus detalles ornamentales. Toda la Procesión Panatenaica incluso se ensambla a través de la asociación de los bloques originales del friso y copias fundidas de los que se exhiben actualmente en el Museo Británico y el Louvre.

El recorrido por el museo finaliza con exposiciones de retratos, copias romanas de obras maestras clásicas y representaciones de personajes históricos, así como los restos del Santuario de Artemis Brauronia y votivas de los períodos clásico, helenístico y romano desde el siglo V a. C. Siglo V d.C.

En general, el Museo de la Acrópolis es un espectáculo excepcional para descubrir. Puede pasar horas en sus luminosas galerías y, mientras lo hace, ¿por qué no almorzar o cenar allí? Con espléndidas vistas de la Acrópolis y sus alrededores, seguro que guardará fantásticos recuerdos en el museo.


12 hechos sobre la Acrópolis de Atenas

Situada en un afloramiento rocoso sobre Atenas, Grecia, la Acrópolis es una ciudadela que presenta algunas de las arquitecturas más grandiosas del mundo clásico. La estructura más famosa es el Partenón, un templo dedicado a la diosa patrona de la ciudad, Atenea, al que se unen sitios dedicados al ritual pagano, así como algunas puertas monumentales. A pesar de siglos de guerra, terremotos, saqueos y meteorización al aire libre, gran parte aún sobrevive. Aquí hay 12 datos sobre la Acrópolis de Atenas.

1. ES LA MÁS FAMOSA DE MUCHAS ACRÓPOLES.

Si bien la Acrópolis de Atenas es a menudo lo que viene a la mente cuando la gente escucha la palabra acrópolis, es una de las muchas acrópolis construidas en Grecia. Basado en las palabras griegas antiguas ákros para el punto alto y pólis para ciudad, acrópolis significa más o menos "ciudad alta" y puede referirse a cualquier ciudadela situada de manera similar. También se pueden encontrar altas fortalezas y templos conocidos como acropoleis en las ciudades griegas de Argos, Tebas, Corinto y otras, cada una construida como un centro para la vida, la cultura y la protección locales.

2. SU HISTORIA HUMANA ES NEOLÍTICA.

Los seres humanos han habitado las laderas de piedra caliza de lo que se convirtió en la Acrópolis durante siglos y probablemente se sintieron atraídos por el agua de sus manantiales naturales. Hay evidencia de habitación en el área que se remonta al período Neolítico entre 4000-3200 a. C., con una casa y una tumba identificadas alrededor de esta época. También se han descubierto una serie de pozos, con varias vasijas encontradas en sus profundos abismos. Una teoría es que los pozos alguna vez fueron pozos, mientras que otra es que fueron un sitio de entierro ritual, ya que se encontraron huesos humanos entre los objetos enterrados en su interior.

3. SUS PRIMERAS ESTRUCTURAS FUERON CONSTRUIDAS CON FINES DEFENSIVOS.

Desde su posición central sobre Atenas, la Acrópolis está perfectamente posicionada para una defensa militar estratégica, y sus principales estructuras iniciales estaban de hecho enfocadas en prepararse para la guerra. Los antiguos micénicos construyeron su primer muro defensivo en el siglo XIII a. C. (una estructura tan fuerte que aún sobreviven fragmentos), que fue la principal defensa de la Acrópolis durante unos ocho siglos. Eventualmente, el sitio ganaría importancia religiosa, y se agregarían templos al área.

4. SUS EDIFICIOS MÁS ICÓNICOS FUERON CONSTRUIDOS EN SÓLO UNAS DÉCADAS.

iStock

Las estructuras más famosas de la Acrópolis (el Partenón, el templo del Erecteion, la puerta de los Propileos, el Templo de Atenea Nike) se construyeron durante unas pocas décadas en el siglo V a. C. Impulsada por la reciente victoria de los atenienses sobre los persas, se lanzó una ambiciosa campaña de construcción bajo la dirección del estadista Pericles. El proyecto fue dirigido por los arquitectos Ictinus y Callicrates con el escultor Fidias (artista de la estatua de Zeus de 43 pies de altura ahora destruida en Olimpia, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo).

Miles de trabajadores, artesanos y artistas se reunieron en la cima de la colina y completaron el increíble proyecto en solo 50 años. La colección de edificios que se elevan 500 pies sobre la ciudad anunció que Atenas era un centro para el arte, la fe y el pensamiento griegos.

Sin embargo, la edad de oro del poder ateniense fue breve. Solo un año después de que se terminó el Partenón, Atenas se enfrentó a Esparta en la Guerra del Peloponeso, y el ejército espartano finalmente se apoderó de la ciudad en el 404 a. C. En cuanto a Pericles, murió en una plaga que devastó a la población de la ciudad. Pero la Acrópolis le sobreviviría mucho tiempo.

5. UNA ATENEA COLOSAL PRESIDIÓ UNA VEZ SOBRE LA ACRÓPOLIS.

La Acrópolis es el complejo monumental de la antigua Grecia más completo que se conserva, lo cual es notable considerando los siglos de desastres naturales, guerras y reconstrucciones. Aún así, gran parte de su ornamentación y arte se ha ido. Una de estas pérdidas es una estatua colosal de Atenea que una vez estuvo ubicada dentro del Partenón. Conocida como Athena Parthenos, medía casi 40 pies de altura y fue hecha de oro y marfil por el escultor Fidias. Vestido con una armadura y cubierto de joyas, fue un espectáculo impresionante que reafirmó el poder espiritual y económico de Atenas.

La estatua desapareció a finales de la antigüedad y probablemente fue destruida, pero gracias a las réplicas romanas, todavía podemos hacernos una idea de cómo era el Athena Parthenos. Sin embargo, para experimentar un facsímil de su escala completa, debe viajar a Nashville, Tennessee. Allí, en la década de 1980, el artista Alan LeQuire creó una reconstrucción a tamaño real de Athena Parthenos, que ahora se encuentra dentro de la réplica del Partenón de la ciudad.

6. LLEVAR MÁRMOL A LA ACRÓPOLIS FUE UNA TAREA MONUMENTAL.

iStock

El mármol que compone las estructuras clásicas de la Acrópolis, incluido el Partenón, no es local. Se extrajo en el monte Pentelicus, ubicado a 10 millas al noreste de Atenas y famoso por la uniformidad de su mármol blanco. Era un trabajo duro extraer el mármol, y los canteros usaban cuñas y mazos de hierro para triturar bloques a lo largo de sus fisuras. Desde el monte Pentelicus, los trabajadores utilizaron un camino cuesta abajo para mover el mármol en su largo viaje a Atenas, donde todavía tenían que subir las rocas por las empinadas laderas de la Acrópolis.

7. FUE PINTADO ORIGINALMENTE.

Aunque nuestra visión de la antigua Grecia es a menudo de mármol blanco reluciente, el Partenón y otros edificios de la Acrópolis alguna vez fueron coloridos. Pruebas recientes durante la limpieza con láser del Partenón revelaron tonos de azul, rojo y verde. Las estatuas del frontón del Partenón, que muestran el nacimiento de Atenea y su batalla con Poseidón para gobernar Atenas, estaban acentuadas con pintura e incluso con accesorios de bronce. Con el tiempo, las piedras se blanquearon a la luz del sol, y los movimientos artísticos neoclásicos de los siglos XVIII y XIX adoptaron una percepción romántica de un pasado blanco inmaculado. Sin embargo, los rastros de pigmento en la escultura de mármol griega muestran que estos sitios eran caleidoscópicos en sus colores.

8. LA ESTACIÓN METEOROLÓGICA MÁS ANTIGUA DEL MUNDO SE ENCUENTRA EN SU BASE.

LOUISA GOULIAMAKI / AFP / Getty Images

Ubicada en las laderas de la Acrópolis es lo que se considera la estación meteorológica más antigua del mundo. Conocida como la Torre de los Vientos, la estructura de mármol octogonal se remonta a 2000 años y es probable que alguna vez sostuviera una veleta de bronce sobre su reloj de sol. Muchos historiadores también creen que contenía un reloj de agua que funcionaba hidráulicamente con agua que fluía por la empinada colina de la Acrópolis, de modo que los atenienses podían saber la hora incluso después del anochecer. Lord Elgin, quien trajo muchas de las esculturas del Partenón a Londres, también quiso traer esta estructura, pero se le negó. Después de una reciente restauración, se abrió al público por primera vez en casi dos siglos en 2016.

9. SU HISTORIA RELIGIOSA INCLUYE UNA IGLESIA Y UNA MEZQUITA.

Los templos paganos de la Acrópolis se remontan al siglo VI a. C. Durante los siglos siguientes, la identidad religiosa de la Acrópolis fue alterada regularmente por imperios y conquistadores. En algún momento antes de 693 EC, el Partenón se convirtió en una catedral bizantina. Los francos ocupantes transformaron el Partenón una vez más en 1204, esta vez en una catedral católica. Bajo el Imperio Otomano en el siglo XV, renació nuevamente como una mezquita musulmana, con un minarete agregado en su esquina suroeste.

10. SE EXPERIMENTA TANTO EN CONSTRUCCIÓN COMO EN DESTRUCCIÓN.

La Acrópolis de hoy es el resultado de siglos de construcción y destrucción. Aunque el grupo principal de estructuras data del siglo V a. C., otros siguieron más tarde, como un templo de la época romana erigido por Augusto y una gran escalera construida bajo Claudio. También se construyeron pequeñas casas alrededor de la Acrópolis durante el dominio del Imperio Otomano.

Un asedio de 1687 por las fuerzas venecianas, un ejército reunido en reacción a la fallida conquista turca de Viena en 1683, provocó fuertes ataques de mortero al Partenón, que el Imperio Otomano estaba utilizando para almacenar pólvora. El Partenón fue dañado, pero sus esculturas todavía estaban in situ, al menos hasta 1801. Ese año Lord Elgin, embajador del Reino Unido, negoció un trato con los otomanos. Todavía se debate qué implicaba exactamente ese acuerdo, pero llevó a Elgin a quitar las canicas. Ahora la mayoría de las esculturas del friso del Partenón se encuentran en el Museo Británico de Londres. Solo en 1822, durante la Guerra de Independencia griega, los griegos volvieron a tomar el control de la Acrópolis.

11. FUE UN SITIO INFLUENCIAL DE RESISTENCIA CONTRA EL FASCISMO.

Después de una invasión de abril de 1941 por parte de la Alemania nazi para apoyar a la Italia fascista, la totalidad de Grecia fue ocupada por las potencias del Eje. Ese mes se izó sobre la Acrópolis una bandera de guerra alemana blasonada con una esvástica, en sustitución de la bandera griega.

Luego, en la noche del 30 de mayo de 1941, dos jóvenes atenienses, Manolis Glezos y Apostolos Santas, que llevaban un cuchillo y una linterna entre ellos, subieron a la cima de la colina de piedra caliza. Bajaron la bandera alemana y la cortaron en pedazos. El acto desafiante fue una declaración visible del orgullo griego contra el fascismo e inspiró la resistencia del país durante la ocupación.

12. LA RESTAURACIÓN COMENZÓ HACE 40 AÑOS, Y TODAVÍA ESTÁ EN MARCHA.

ANGELOS TZORTZINIS / AFP / Getty Images

Una importante restauración de la Acrópolis comenzó en 1975, bajo el nuevo Comité para la Conservación de los Monumentos de la Acrópolis, que examinó meticulosamente el estado de la cima de la colina y comenzó a trabajar para devolverla a su estado antiguo. El mármol de la montaña exacta donde se extrajo la piedra original se utiliza para intervenciones estructurales, y los conservadores emplean herramientas similares a las empleadas por los antiguos artesanos. Pero dado que solo una cuadra puede tardar más de tres meses en repararse, el proyecto aún está en curso y, con suerte, estabilizará el sitio durante los siglos venideros.


La historia de la eliminación de las esculturas de la Acrópolis de Atenas

A principios del siglo XIX, Thomas Bruce, el séptimo conde de Elgin y embajador británico en el Imperio Otomano (comúnmente conocido como Elgin), retiró esculturas de la Acrópolis de Atenas sin permiso del sultán (Korka, 2010) y las envió a Bretaña. En ese momento, Atenas estaba bajo ocupación otomana. Las esculturas, hoy también conocidas como los 'Mármoles de Elgin' pero, correctamente, referidas a las Esculturas del Partenón en lo que respecta al subconjunto eliminado del Partenón, incluían una serie de piezas artísticas y arquitectónicas, todas las cuales forman parte de la antigua edificios de la Acrópolis de Atenas. Las esculturas se siguen conservando en Gran Bretaña, a pesar de la solicitud de Grecia y partidarios de todo el mundo de reunirlas en su contexto geográfico, histórico y arqueológico original. El moderno Museo de la Acrópolis de Atenas tiene la capacidad de albergarlos a todos en óptimas condiciones, con vista directa al monumento.

En 1801, Elgin, el embajador británico en el Imperio Otomano, retiró esculturas de los edificios de la Acrópolis de Atenas sin permiso del sultán. Los envió a Gran Bretaña, donde continúan mostrándose, a medias y lejos de su contexto original. El moderno Museo de la Acrópolis de Atenas fue diseñado para albergar todas las esculturas de la Acrópolis juntas en una exposición completa y en vista directa del monumento real. Imagen: la Acrópolis de Atenas en 1851. Puede ver una crónica fotográfica de la Acrópolis desde el siglo XIX hasta principios del siglo XX en la galería dedicada AcropolisofAthens.gr (fotografías cortesía y copyright del Archivo Fotográfico del Museo Benaki).

Lo que Elgin eliminó

Elgin eliminó la mayoría de las esculturas que adornaban el Partenón. También desmembró y tomó partes de los otros templos y edificios de la Acrópolis de Atenas. En resumen, Elgin tomó:

  • del Partenón: 247 pies del friso original de 524 pies, 15 de las 92 metopas, 17 figuras y piezas de arquitectura pedimentales
  • del Erecteion: una de las seis cariátides, una columna y miembros arquitectónicos
  • de los Propileos: miembros arquitectónicos
  • del templo de Atenea Nike: 4 piezas del friso y miembros arquitectónicos (Ministerio de Cultura helénico, 2007a).

Los edificios de la Acrópolis de Atenas son: los Propileos, el templo de Atenas Nike, el Erechteion y el Partenón. Elgin eliminó esculturas y / o miembros arquitectónicos de todos estos edificios y, en su mayoría, del Partenón.

Diagrama que muestra la posición relativa del friso, las metopas y los frontones del Partenón (G.Niemann). Fuente de la imagen: Ministerio de Cultura de Grecia.

Descripción esquemática de la distribución del friso y las metopas del Partenón, indicando las partes que faltan en Atenas. Tenga en cuenta que este diagrama no muestra las esculturas del frontón, casi todas las cuales también fueron retiradas del templo por Elgin. Fuente de la imagen: Mantis, 2000. & # 8220Disjecta Membra. El saqueo y la dispersión de las antigüedades de la Acrópolis & # 8221. Disponible en línea: http://odysseus.culture.gr/a/1/12/ea122.html

Elgin no tenía permiso para desmembrar edificios o templos de la Acrópolis, ni para despegar, cortar o quitar partes de ellos.

Elgin no tenía permiso del sultán para separar o quitar partes de los edificios de la Acrópolis (Korka, 2010). Según las traducciones disponibles de un supuesto permiso, el delegado de Elgin tenía una simple carta de un funcionario turco, que logró superar mediante sobornos y presiones. Esta carta era informal, no tenía la firma del sultán y carecía de la forma o sintaxis de un firman. Por lo tanto, el delegado de Elgin no tenía el permiso del sultán para separar o llevar partes de la Acrópolis a Gran Bretaña. Si eso fuera cierto, entonces la traducción reflejaría las características de un firman, lo cual no es el caso. La carta simplemente pedía a los prebostes turcos en Atenas que permitieran a los hombres de Elgin entrar en la Acrópolis, dibujar y hacer moldes y, en caso de que encontraran un pequeño fragmento de escultura o inscripción en las ruinas alrededor del monumento, podrían retirarlo ( Ministerio de Cultura de Grecia, 2007b Korka, 2010).

Philip Hunt & # 8217s traducción al inglés de la traducción italiana del documento otomano. Falta el documento otomano original. La traducción al inglés de la traducción italiana muestra que el documento otomano original, si alguna vez existió, era simplemente una carta de recomendación de un funcionario de rango inferior (un & # 8216kaymakam & # 8217), pero no un permiso oficial (un firman) del sultán. Fuente de la imagen: http://www.lifo.gr/team/sansimera/34863

Los actos de Elgin & # 8217 fueron impopulares en Atenas

Los actos de Elgin # 8217 fueron impopulares en Atenas, como lo revelan las memorias originales y las cartas de viajeros europeos a Atenas en ese período (Tomkinson, 2006). Los griegos fueron prácticamente ignorados por Elgin, quien dispuso que las esculturas cortaran literalmente el Partenón y las enviaran a Gran Bretaña. Elgin sobornó a los guardias turcos en la Acrópolis de Atenas para que procedieran sin obstáculos según sus deseos. A cambio de llevarse las esculturas, Elgin ofreció una pequeña torre de reloj a Atenas (en el área de Plaka), que luego fue incendiada por los lugareños. Uno de los brazos del reloj todavía se conserva en el Museo Nacional de Historia de Atenas (en el Antiguo Parlamento).

La colección de memorias y cartas de Tomkinson (& # 8220Travellers & # 8217 Greece: Memories of an encantada land & # 8221, 2006) proporciona información invaluable sobre el contexto histórico, político y emocional de la remoción de las esculturas de la Acrópolis de Atenas.

Lejos de un acto de conservación

Elgin se encontraba en un estado financiero crítico y, si bien llevar las esculturas de la Acrópolis a Gran Bretaña fue inicialmente un deseo de decorar su mansión en Escocia, fue una manera fácil de salir de su situación financiera.

Entre otras esculturas de la Acrópolis, Elgin sacó una cariátide del Erecteion, dejando en su lugar una columna de ladrillo. Imagen: Edward Dodwell. Vista suroeste del Erecteion (1821). Fuente de imagen:
Edward Dodwell: Vistas en Grecia, Londres 1821, p. 39.
Disponible en linea:
http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Dodwell1821039.jpg

Elgin causó enormes daños al Partenón y a los demás edificios de la Acrópolis.

Elgin rompió pedazos del Partenón, cortando su fachada artística de su extensión arquitectónica con una sierra. Luego envió la parte artística de las esculturas a Gran Bretaña. Abandonó las partes arquitectónicas de la Acrópolis, que todavía se pueden ver hoy. Uno de ellos, en el que se pueden ver las marcas de la sierra, se exhibe en el Museo de la Acrópolis. Las acciones de Elgin & # 8217s serían totalmente inaceptables según los estándares de conservación actuales # 8217s.

Elgin cortó la fachada artística del friso del Partenón, dejando atrás partes del edificio mutiladas. Este es uno de los miembros arquitectónicos del Partenón # 8217 que fueron removidos y cortados con una sierra para desprender su decoración escultórica. Esta pieza se puede ver hoy en la Acrópolis. Fuente de la imagen: Nikolaos Chatziandreou

El barco de Elgin # 8217 se hundió y las esculturas se dejaron en agua de mar durante 2 años

De camino a Gran Bretaña, el barco de Elgin que transportaba las esculturas, & # 8216The Mentor & # 8217, se hundió fuera de la isla de Kythera, dejando las esculturas de la Acrópolis en agua de mar durante dos años (Pavlou, 2011).

Naufragio de & # 8220Mentor & # 8221, Elgin & # 8217s barco que se hundió en Kythera en 1802, llevando esculturas de la Acrópolis. Fuente de la imagen: http://krg.org.au/mentor/

Condiciones dañinas

Las esculturas sufrieron un mal trato por parte de Elgin. Los colocaron en un cobertizo sucio y húmedo de su casa, donde los mantuvo en descomposición durante años. Al final de las devastadoras aventuras financieras de Elgin, después de una investigación del gobierno británico que tenía como objetivo investigar las acciones de Elgin, el gobierno británico compró las esculturas de la Acrópolis y las guardó en el Museo Británico. Más tarde, en la década de 1930, una creencia errónea de los curadores del Museo Británico de que las esculturas eran y deberían verse nuevamente blancas, llevó a prácticas dañinas del personal del Museo Británico que usaban cepillos metálicos para raspar lo que los expertos posteriores se dieron cuenta que era la pátina. Esta práctica provocó la pérdida irrecuperable de parte de los delicados detalles de la superficie de varias esculturas.

Grecia ha estado pidiendo la devolución de las esculturas desde el siglo XIX.

The first claim was by Otto (Othon), King of Greece, in the 19th century (24 June/6 July 1836, Royal Decree #125/46 General State Archives) for the return of the frieze parts of the temple of Athena Nike, followed by the famous claim for their return led by Melina Mercouri (late 20th century). The request by Greece and supporters from around the world for the reunification of the Acropolis Sculptures remains continues today, gaining increasing support also from the public in the UK (see links below).

The British Museum refuses to return the sculptures to Athens

Despite the historical facts, scientific reasons, popular claims, and ethical basis for the reunification of the sculptures, the British Museum continues to hold the Acropolis sculptures in London, refusing to reunite them with the matching originals in the Acropolis Museum in Athens.

A jigsaw puzzle is waiting to be completed while the Acropolis sculptures remain divided. In this example: pieces no. XXXII, XXIII and XXXIV from the northern part of the Parthenon frieze. The middle piece is in London, while its matching, adjacent pieces are in Athens. Image source: Hellenic Ministry of Culture. Available online as a Presentation of the Parthenon Sculptures at http://odysseus.culture.gr/a/1/12/ea126.html

Britain can return the Acropolis sculptures to Athens by a new Act of the English Parliament.

The public opinion, including the public opinion in the UK, supports the return of the sculptures to Athens. The UK can return the Acropolis sculptures to Athens by a new Act of the English Parliament.

Cited sources

Hellenic Ministry of Culture (2007a). The restitution of the Parthenon marbles: The removed sculptures. Athens: Hellenic Ministry of Culture. Retrieved from http://odysseus.culture.gr/a/1/12/ea126.html

Hellenic Ministry of Culture (2007b). The restitution of the Parthenon marbles: The review of the seizure. Athens: Hellenic Ministry of Culture. Retrieved from http://odysseus.culture.gr/a/1/12/ea125.html

Korka, E. (2010). A conversation with Elena Korka – The pillaging of the Parthenon Marbles by Elgin. In C. Koutsadelis (Ed.), DIALOGUES ON THE ACROPOLIS: Scholars and experts talk on the history, restoration and the Acropolis Museum. (English Ed., pp. 278-298). Athens: SKAI BOOKS.

Pavlou, L. (2011, August 10). Research on the Shipwreck “Mentor” Which Carried Elgin Marbles. Reportero griego. Retrieved from http://greece.greekreporter.com/2011/08/10/research-on-the-shipwreck-mentor-which-carried-elgin-marbles/

Tomkinson, J. M. (2006). Travellers’ Greece: Memories of an enchanted land (Second Edi.). Athens: Anagnosis.


The Acropolis was always a sacred place for ancient Athenians going back to Mycenaean times-circa 1300 BCE. They worshiped their gods in temples there, conducted their festivals, and they fortified themselves on it whenever the enemies managed to reach the city of Athens.

The temples of the Acropolis of Athens were destroyed or burned on several occasions in ancient times, and the monuments as we see them today were the result of a terrific public project the Athenians undertook during “The Golden Age of Perikles” around 450 BC. The whole project was supervised by the famous sculptor and Perikles’ personal friend, Phedias.

It was designed as a monument to everything that the Athenian thought pattern represented and which placed man in its center of interest.

The Parthenon itself managed to push the aesthetic conventions of its time to their logical conclusion: a building that touched the ideal in every detail.

The aesthetics of the architectural elements of the Parthenon are breathtaking even in a ruinous state and strive for balance and perfection in size and proportion.

The Doric columns are imposing and full of life in the way that they bow in the middle as if they are overburdened by the weight of the roof. They all appear perfectly aligned and yet closer observation reveals a controlled anarchy that compensates for the optical effects of light and the nature of the human eye to be fooled by its refraction.

The proportions of the structure are well calculated and executed in a way that the temple never looks overly compensated in the measurements of one dimension or another.

The fact that there are no straight lines on the building is another well calculated mirage that the ancient architects (Iktinos and Kallikrates) have executed to perfection. There have been countless books that have analyzed the Parthenon over the centuries, and scholars are still studying the structure and trying to decipher its secrets.

Standing in front of the Parthenon try if you can to imagine it in all its splendor in antiquity. Try to see it as if you were an ancient Athenian.

Once immersed in the role of an ancient Athenian, you will swell with pride that your culture was able to achieve such degree of aesthetic perfection and material precision.

As an ancient Athenian you probably cherish your cultural achievements in Philosophy, Politics, Science, History, Economy, and Logic all embodied in the splendor of Art. You know that you, the simple citizen had a huge part in these achievements, and that your legacy will last for eons. People will come from far and wide just to glimpse all of humanity’s achievements built into stone.

It is not easy to sustain such illusion with all the tourists mingling busily around the rocks, waiting patiently for their place in the photo with the Parthenon. But their very presence from all corners of the earth is the silent witness to your ancient Athenian’s successful ambitions.

The Parthenon emanates a silent dignity as it stands on the rugged rock naked of its ornaments, and deprived of a religion to represent. It is but a shell of a structure, and a shell of significance that grew with time to represent all the ancient things that survived to our day.

The entire Acropolis complex stands in its ruins as a material representation for all that we have inherited and how it has enriched us–Philosophy, Democracy, Science, History, Logic, and Art–Art not for the king, or god, or deity but Art for the individual humanity, with man in its center.

The concept of the “individual” we take for granted today in the western world, was born around these rocks.

The Parthenon would not be as beautiful if it were intact today. Man and weather have scared it for centuries, and their mark has taken its toll on its ancient body.

But they have also enriched it with the sweet aesthetics that only time can bestow on an object.

The marks of the ancient mason’s chisel are still visible on the stones today. The shifting of the earth on the misaligned column segments, the violent defacing of the statues, all tell a story more compelling than the individual parts themselves.


La Acrópolis

&ldquoMyrtis!&rdquo Delphi pushed her way through the crowds and tried to catch up with her friend.
The girl looked behind her, saw Delphi, and frowned.


&ldquoWhat? I&rsquove got to go up to the temple,&rdquo said Myrtis. Delphi tried to smile at her, but she was a bit out of breath from the climb, so it looked a bit scarier than she meant it to.


Myrtis narrowed her eyes at her. She&rsquod known Delphi long enough to smell trouble when it came running up to her.


&ldquoWhy? You&rsquove never wanted to before&hellip&rdquo Myrtis said. Eso era cierto. Delphi never really thought about the Acropolis. It was just there, like the Sun and the sea and the mountains. She&rsquod only just found out that not every city had one. Delphi ignored her question and set off walking again, following the path up towards the Propylaia, the gateway to the top of the Acropolis.


Both girls kept their mouths shut as they climbed the stairs, Delphi trying to look dignified and holy, and Myrtis trying to look like she didn&rsquot know Delphi. They passed the tiny temple to Athena Nike on their right and walked through the archway. There was a priest standing under the archway who nodded at Myrtis and looked quizzically at Delphi. Luckily, he didn&rsquot say anything. They walked past without a word.


Delphi grinned. She had made it in.


&ldquoThanks, Myrtis.&rdquo Delphi whispered. &ldquoI won&rsquot get in any trouble, I swear!&rdquo Myrtis took one last look at her and ran away as fast as possible.


Top 10 Facts about the Acropolis

The Acropolis, an iconic landmark in Greece, attracts millions of tourists annually.

The purpose of this massive structure changed over the centuries from being a place of worship, a king’s abode, home to the Greek gods and a fortress.

Standing tall on a rocky area above the city of Athens, the Acropolis displays some of the supreme architecture of the orthodox times. It was named the Acropolis, a Greek word meaning high city.

This building has been through the good and the bad and still stands tall telling it all through the ruins, gates and standing columns at the site.

The other famous structure at the Acropolis is the Parthenon, a temple that was devoted to goddess Athena, the patron of Athens city.

Let us now look at the top 10 facts about the Acropolis.

1. The Acropolis has been standing tall for more than 3000 years

The Acropolis was built more than 3000 years ago according to archaeologist’s reports.

This prominent structure is one of the most outstanding and ample monuments from the ancient Greek times that shows the advancement of architecture and design.

The Acropolis is on a rocky hill standing at 156m high towering the city of Athens. The size of the acropolis is said to be 170m by 350m. It stands towards the western side of the rocky hill that is flatter.

There are fortified walls that have been surrounding the Acropolis for more than 3000 years still standing.

It is believed that the walls were built in the 13 th century BC and they surrounded the home of a local Mycenaean ruler.

It also served as the home of Athena the goddess and her followers in the 8 th century. It served as the temple from the mid-6 th to 5 th centuries BC.

2. The Acropolis has been an archaeological site since 1883

The Acropolis was set aside as an Archaeological site in Greece since 1883. This was just after Greece officially became a state.

The property around the Acropolis is protected by the law that defines the area as being an antique and cultural heritage. The area is also protected by a legislative decree that prohibits construction of buildings in the area.

The airspace above the Acropolis is also a no-flying zone for planes or drones.

This property is under the ministry of culture, education and religious affairs. The ministry also ensures that the visual integrity of the property is not altered.

The restoration committee in charge of the restoration and conservation of the monuments was founded in 1975.

3. The Acropolis has served as a house of worship for different religions

The Acropolis is home to the Parthenon, it served as a temple to Athena in 447 BC and 432 BC. The temple was built for 9 years and it took another 6 years to decorate it.

This temple was built when during the time when the Athenian Empire was the most powerful. It served as a pagan temple.

This ancient city was ruled by different Empires at different times. The temple at the Acropolis served as a church in the 6 th century. The Christians dedicated the church to Panagia (Virgin Mary) it was known as the church of the Parthenos Maria.

Later in 1460, when the Ottomans conquered the city, they turned the Acropolis into a mosque.

The Turks erected a minaret over the mosque. It was then converted into a Byzantine cathedral in the 693 CE. It later transformed into a Catholic cathedral in 1204.

4. The columns of the Parthenon are slightly bent

The Parthenon on the Acropolis is one of the most iconic structures in the world. The architectural design of the Parthenon is unique in the sense that the columns appear to have been angled to create an optical impression.

The building appears to be slumping in the middle, with the curves on the columns offsetting the impression that the columns are narrow.

This architectural design was worked on by more than 150 masons and 50 sculptors and the results are just rewarding.

Their impressive works have made the Parthenon to be voted as the most beautiful building in the world, joining other iconic buildings in the world like the National Congress of Brazil, The Sao Paulo Museum of Art and the Forbidden City temple in Beijing, China.

This building showcases the unique Greek architecture. The columns that appear like fluted shafts with simple capitals and the continuous carvings on the columns.

5. Pieces of the Acropolis are in different European countries

British National Museum-Wikimedia

There are more pieces of the marbles from the Acropolis in the British Museum, Louvre in Paris and the national museum of Denmark than there are in Greece.

Back in the early 1800s, a British explorer who had travelled to Greece managed to convince the Turks into letting him take with him part of the carvings from the Parthenon back to England.

Unfortunately, one of the boats carrying these prized pieces sunk and the pieces are still stuck on the ocean floor.

More people plundered the Parthenon after it was abandoned in the 18 th century. The marble pieces that were taken were called the Elgin Marbles.

Travellers from European countries took pieces of the marbles with them because they believed that Acropolis would be destroyed since it had been abandoned.

A British antique collector was once quoted saying that the beautiful sculptures at the Acropolis were likely going to be razed down due to ignorance of its history. Parts of the marbles were used to construct military barracks and some were sold in black markets.

6. The Acropolis once served as a military barracks

The ottoman empire ruled Greece in the 15 th century and had turned the Acropolis into a garrison while the Parthenon was turned into a mosque complete with a minaret by Sultan Mehmed II.

During the war that broke out in 1687 between Venice and the Turks, the Acropolis was used to store gun powder by the Turks.

The Parthenon was targeted by the enemies, it was struck by a mortar and the explosion destroyed its roof, leaving the pediments standing.

The Venetians attempted to remove the sculptures and take them to Venice, they ended up destroying the sculpture as the pulley used broke.

The leader of the Venetian army, Morosini, later left Athens having done more damage to the Acropolis in a year than it had suffered in the previous era.

7. Greece is yet to get back its marbles

After Greece gained its independence in 1832, it sought to get back its valuable sculptures and marbles from the European countries.

The Greek government has continually done a number of repatriation campaigns. The Acropolis Museum in Athens has dedicated space for the marbles.

Most museums turned a deaf ear to these campaigns since the pieces are the most popular exhibits. These artefacts have been used by the European museums to represent part of their civilisation.

The Greek government continues with its request to have pieces of the Acropolis and the Parthenon back home,

8. The Acropolis was once a colourful structure

By Adam L. Clevenger – Wikimedia

Archaeologists have found that the Acropolis and the Parthenon were once splashed with a colour unlike the classical white and pristine colour of most Greek architecture.

Ancient Greece used white marbles on their buildings and it is still the case in most cities in the country.

However, a UV light test done by archaeologists has shown that the Parthenon was once painted in shades of blue, red and green.

There was also the presence of bronze accessories on the pediment statues on the Parthenon.

As time passed, the stones on the Acropolis got bleached by the sun. this made it seem that they were the pristine whites since the 18 th and 19 th centuries.

Sculptures on the Acropolis also showed hints of Egyptian blue pigments.

9. It took 50 years to build the Acropolis

The construction of the Acropolis is believed to have taken 50 years although successive empires would add structures to during their reign.

The Acropolis was built to honour the goddess Athena while the Acropolis was built as a fortress.

The Pericles was also responsible for building the Erechtheion, the Propylaia, and the temple of Athena Nike. This took approximately 50 years.

It was further restored in 1975 under the Greek government. The committee responsible for the duty of restoration worked on retaining the original state.

They also used similar tools and marbles that were used in constructing the Acropolis.

The progress of restoration is still ongoing after the area suffered numerous destructions. Parts of the Acropolis was built in the 5 th century BCE while other parts were added by Augustus and small houses added by the Turks.

10. It is not the only Acropolis in Greece

There are other similar structures to the Acropolis spread out through Greece. There are other acropolises in Acrocorinth in Corinth, Cadmea in Thebes, and the Acropolis of Lindos on the island of Rhodes.

Almost every Greek city has one even though they are not built on a rocky hill as the Acropolis in Athens.

The Athens Acropolis is said to have stood out due to its visibility and served as a sanctuary, fortress and home to many empires throughout the centuries. Its association with the goddess Athena also made it an important religious shrine.

Lilian

Los colaboradores de Discover Walks hablan desde todos los rincones del mundo, desde Praga hasta Bangkok, desde Barcelona hasta Nairobi. Todos podemos provenir de diferentes ámbitos de la vida, pero tenemos una pasión en común: aprender viajando.

Ya sea que desee conocer la historia de una ciudad o simplemente necesite una recomendación para su próxima comida, Discover Walks Team ofrece una enciclopedia de viajes en constante crecimiento.

Para obtener información local y consejos de viaje de expertos que no encontrará en ningún otro lugar, busque las palabras clave en la barra de herramientas superior derecha de esta página. ¡Viajes felices!


No one in modern times could have imagined

No one in modern times could have imagined that the architects of thousands of years ago could have turned it into a reality with such advanced thinking. Not only that, Acropolis and Parthenon represented Athens as the most developed and prosperous city in ancient Greece. And in the evolution of human civilization, the fact that man was the best creature of creation in the past can be realized by looking at the Parthenon and the Acropolis.


Ver el vídeo: GRECIA Desmontando la Acrópolis de Atenas - Documentales